Nota de prensa de Familia y Vida

EN MITAD DE LA CAMPAÑA EUROPEA…

Podría hablarles de muchas cosas que me apetece comentar, y seguro que el espacio del que dispongo para este escrito resultaría pequeño.
Podría hablarles de la última sentencia del Supremo en la que se niega el derecho de objeción por parte de los jueces a la hora de celebrar las bodas del mismo sexo. En la sentencia no sé como lo dice, en la prensa ya se han encargado de dejar claro que el asunto hace referencia a las bodas entre homosexuales. Y digo esto porque no me imagino a un juez preguntando la orientación sexual de los contrayentes, ni suponiendo que el beso final de celebración implique nada con respecto a esta orientación. De ello se deduce que el triunfo no está tanto en que dos personas del mismo sexo se casen, más bien lo que se busca es reivindicar los supuestos derechos de unos pocos frente a unos probados derechos de la mayoría. Los jueces tienen razón, ningún Gobierno de los que hasta hoy hemos padecido ha tenido ni el más mínimo interés en legislar la objeción de conciencia, se hizo para la mili y ahí se acabo el concepto de libertad que nuestras autoridades tienen.
Podría hablarles de la estrategia que el PSOE está utilizando para darle forma jurídica definitiva al aborto que ya tenemos en práctica en este país desde hace muchos años. Fíjense la estrategia de centrar el debate en lo que ambas formaciones mayoritarias están interesadas, el PSOE va a conseguir sacar adelante la ley sin una oposición seria sobre el fondo del asunto; el supuesto derecho al aborto que ellos defienden no se les reprocha tan apenas, me refiero en los ámbitos políticos de representación, ya sé que en la calle hay consternación por una gran parte de la sociedad. Al PP se lo están poniendo fácil, le han dado el caramelo fácilmente criticable de las menores que no tienen porque decirles a sus padres si van a abortar o no. Y atención, al PP parece que eso es una de las cuestiones que más le preocupan, y esto no es de extrañar si nos fijamos en la política en defensa del valor de la vida que ha desarrollado el PP cuando ha estado en el Gobierno. Esto que voy a decir les puede a Uds. sonar mal pero lo que el PP le está pidiendo al PSOE es que: “hombre por lo menos, si mi hija decide matar, que nos lo diga a nosotros… que somos sus padres…” Una vez más, la izquierda cumple con su política cutre de justificar su falso progresismo en el tipo de política más rancio y retrogrado que se puede llevar a cabo; y al PP, este tipo de regulaciones, le viene de perlas…anda que no se evitan compromisos. A unos y a otros les importa un pepino el ser humano no nacido, la mujer víctima de este asunto y las consecuencias que este tipo de actuaciones tienen para el resto de la humanidad, la sociedad en general.
Podría hablarles de cómo se está desarrollando la campaña electoral para las europeas 09 y deberíamos en ese caso empezar por los programas de debate entre los dos candidatos “estrellas”. La primera impresión que uno se lleva después de seguirlo en esa oportunidad de los debates y alguna otra más, es la de tristeza…cuanta falta de altura tenemos en nuestros candidatos para llegar a aquellas personalidades iniciales que en los comienzos quisieron dirigir los destinos de Europa. Con clara nitidez se pueden ver dos sistemas de gobierno que no difieren en demasía, y si en algo se parecen, es en mostrar un proyecto caduco sin demasiada esperanza. El “ahora” de Jaime Mayor es el antes del PP. El candidato popular podrá haber sido un buen Ministro de interior, podrá haber tenido una trayectoria consecuente en su carrera política y personal pero la altura de líder popular que arrastre el voto con carisma y capacidad de liderazgo le falta y se nota más cuando intenta que no lo parezca. El candidato socialista, López Aguilar, sabe menos de lo que va Europa que su compañera de filas y tercera en la lista Magdalena Álvarez que ya es decir. Su discurso lo ha mostrado muy bien en las dos intervenciones televisivas, su obsesión por cubrir su falta de conocimiento con la crítica fácil al contrario y el recurso ya comentado de un estilo de política social falsa que busque establecer las necesarias diferencias con el contrario. La prueba está en las escasas diferencias que uno y otro candidato nos demostrarían si hablasen de la propuesta vergonzosa que ha hecho Europa sobre la ampliación de jornadas laborales, despreocupándose del trabajador y favoreciendo de forma clara a las multinacionales. Sus diferencias serían pocas si tratasen el asunto y la política desarrollada por la Unión Europea que ha buscado con mil y una fórmulas, cerrar las fronteras europeas y buscar la oportunidad de devolver a sus países a toda una población inmigrante que durante tanto tiempo antes de las crisis ha contribuido a nuestro desarrollo. Sus diferencias son pocas si hubiesen hablado de política internacional, de la generosidad que Europa debe mostrar a terceros países y su apuesta por formar parte de la Unión, de la contundencia con que Europa debería condenar intervenciones militares unilaterales de determinados países sobre otros más débiles, y de tantas y tantas cuestiones en las que ambos grupos parlamentarios han opinado lo mismo a los largo de toda la legislatura. Les invito a buscar cuántas han sido las ocasiones en las que el grupo parlamentario popular y el socialista han votado lo mismo y verán que son casi todas…
Podría hablarles de muchas cuestiones candentes de la política y tendría mucho que decir, como he hecho en los tres temas planteados, pero me resisto a ello y sólo, y con muy poquita letra… lo prometo, les invito a plantearse el voto a nuestra formación. Si Ud. es de los que está a favor de la vida, de la familia, de la libertad de educación… en resumen… de la Persona con mayúsculas, le invito a dar un paso. Se trata de un paso valiente, con el que le aseguro a Ud. un poquito más de libertad y ya verá como no se va a arrepentir. Se trata de romper las ataduras y decir basta, basta al control y al juego fácil por parte de las grandes formaciones políticas, basta ya de renunciar a mis convicciones a cambio de otras políticas superficiales que en realidad van a cumplirse de manera similar porque no dependen de ellos, basta de resignarme a que las grandes aspiraciones que dirigen mi vida no puedan ser una realidad, hablarse de ellas y defenderse en las instituciones.
Sea Ud. un poco más libre, atrévase y vótenos… renuncie a formar parte de esa mayoría silenciosa. De un salto hacia la libertad depositando en la urna lo que Ud. verdaderamente piensa. Nos queda mucho por hacer, le invito a formar parte de este histórico y maravilloso proyecto.

Juan Marcos Lizarbe Lasa
Secretario General del PFyV

About these ads

Etiquetas: ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: