El gobernador de Florida acusa de extremista a su rival por querer defender la vida.

Los candidatos al escaño de la Florida en el Senado Charlie Crist, Kendrick Meek y Marco Rubio durante el debate celebrado en la Universidad Nova Southeastern el martes 19 de octubre

El gobernador Charlie Crist trató de poner nervioso a Marco Rubio, favorito en la carrera por el Senado Federal, al hacer nuevos cuestionamientos sobre su integridad durante el cuarto debate electoral, a sólo dos semanas antes de las elecciones.
Crist, quien se está postulando como candidato independiente sin afiliación a partido, llamó al nominado republicano un “candidato de extrema derecha” que trataría de hacer ilegal el aborto, castigar a los maestros de las escuelas públicas y limitar los beneficios del Seguro Social. Y, por primera vez durante la campaña, Crist acusó a Rubio de cambiar su posición en cuanto a la legislación sobre seguros médicos durante su período como presidente de la Cámara, tras vender su casa de West Miami “en efectivo” a un quiropráctico.
Los archivos públicos muestran, sin embargo, que la madre del quiropráctico, Mark Cereceda, compró la casa a un precio similar a las ventas de viviendas comparables. Rubio calificó la alegación de Crist de “categóricamente falsa”.
Los dos hombres, por largo tiempo adversarios políticos, hablaron interrumpiéndose el uno al otro hasta que el moderador les ordenó que cambiaran de tema.
Y así, el cuarto de seis debates entre los tres principales candidatos –Rubio, Crist y el demócrata Kendrick Meek– concluyó sin ningún momento memorable que sobresaliera en una campaña que se hace cada vez más predecible.

About these ads

Etiquetas: , , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: