Protesta multitudinaria contra el congreso de mercaderes de pa Muerte en Sevilla

Miles de personas se concentraron ayer en la avenida de la Borbolla de Sevilla, frente al hotel Sol Meliá, hospedador de los exterminadores de niños, para expresar un rechazo frontal al encuentro internacional de los profesionales dedicados al aborto que ha tenido lugar en la capital hispalense desde el 21 de octubre hasta ayer.

Familias completas, mujeres embarazadas y con niños, junto a personas mayores, portaron durante un par de horas múltiples pancartas con mensajes tales como “Sevilla, capital de la vida” o “Sevilla, contra el aborto”. Sobre un escenario, a pocos metros del hotel Sol Meliá, donde se ha celebrado el IX congreso de la Federación Internacional del Aborto y la Contracepción, varios portavoces de colectivos antiabortistas tildaron de “aberración” la interrupción voluntaria del embarazo y mostraron su repulsa hacia los congresistas. Durante la concentración se escucharon de manera reiterada gritos de “fuera, fuera”, “asesinos”, o “no sois bien recibidos en Sevilla”, dirigidos a los abortistas alojados a pocos metros.

Acudieron ayer a esta protesta representantes de más de 60 asociaciones, entre las que se encontraban Provida, Red Madre, El Foro Andaluz de la Familia, la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Sevilla (Fecapa), Unidos por la Vida, Altenativa Espanola y una presencia muy destacada de la Comunión Tradicionalista Carlista. Hubo pancartas de grupos procedentes de Canarias y de Ávila en apoyo a los grupos antiabortistas de Sevilla. Y según explicaron los propios organizadores, a esta concentración se han adherido otros colectivos de Portugal, Francia, Brasil, El Salvador y Venezuela.
En la lectura de un manifiesto para clausurar la concentración, representantes de los grupos antiabortistas insistieron en reclamar a las administraciones que “dejen de financiar la industria del aborto” y que “dediquen partidas presupuestarias a programas integrales de promoción de la maternidad y ayuda a la mujer ante un embarazo inesperado”. Para Mar Llera, profesora de la Universidad de Sevilla en la Facultad de Comunicación, la reivindicación es clara: “Las administraciones plantean el aborto como la única alternativa que le queda a la mujer. Pero muchas mujeres no abortarían si tuvieran recursos suficientes. Es necesario exigir al Gobierno más ayudas destinadas a la maternidad para impedir los abortos, que dejan traumatizadas a las mujeres”.

About these ads

Etiquetas: , , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: