El Tribunal Supremo indio admite el asesinato de un enfermo y lo llama eutanasia pasiva

La india se precipita por la pendiente promuerte con una vertiginos velocidad. En el gigante asiático parece que el desprecio por la vida humana va ganado día a día posiciones.
El Tribunal Supremo de la India aceptó hoy la posibilidad de una eutanasia pasiva, sujeta a un permiso judicial previo, a una enfermera que lleva 37 años en estado vegetativo, después de rechazar la eutanasia activa.
Un panel de la corte estableció en su veredicto que los pacientes terminales pueden recibir “eutanasia pasiva en casos excepcionales, con aprobación de los tribunales”, en una sentencia que sienta jurisprudencia, porque en la India no hay regulación al respecto.
La demandante, la activista Pinki Virani, quería poner fin a la vida de su amiga Aruna Shanbaug, una enfermera en estado vegetativo desde 1973, tras ser violada y estrangulada con una cadena de perro por un limpiador del hospital en el que trabajaba.
Según la agencia india IANS, los tres jueces del panel rechazaron la eutanasia activa, consistente en la aplicación de medicaciones o remedios letales para acabar con la vida del enfermo.
Sin embargo, aceptaron que se pudiera retirar los sistemas mecánicos o la medicación necesarios para mantener con vida al paciente terminal si un Tribunal Superior decide sobre su conveniencia tras consultar con tres doctores eminentes, escuchar al Gobierno y tener en cuenta la versión de la familia de cada paciente. Semejante acto no supone, como dice el tribunal la “eutanasia pasiva”, que sería la no iniciación de tratamientos a un paciente en estado terminal, para no prolongarle artificalmente la vida. Se trata de una ejecución en toda regla, ya que se realizan acciones destinadas únicamente a matar a un enfermo que no puede defenderse ni expresar su opinión.

Además, los jueces indicaron que Virani carece de una cercanía suficiente con la paciente como para atribuirse el derecho a decidir sobre su eutanasia, algo que sí reconocieron a los doctores y enfermeras que la cuidan en el hospital KEM de Bombay.

About these ads

Etiquetas: , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: