El Parlamento holandés aún no aprueba el suicidio asistido para mayores de 70

La “cultura de la muerte” gana terreno en Holanda. Si bien por ahora no será legal el suicidio asistido para cualquier persona, con el único requisito de haber cumplido 70 años, el hecho de que tal propuesta haya llegado al Parlamento es significativo.
De momento, no ha prosperado la iniciativa del lobby “Uit Vrije Wil” –Por la libre elección– del que forman parte importantes personalidades del país. Sin embargo, como señala la dirigente del grupo, Yvonne van Baarle, “el hecho mismo de que hayamos traído este debate al Parlamento es, para nosotros, un hito”.
Según la militante, “con este rechazo la clase política pone de manifiesto que no está acorde con los tiempos que marca la sociedad. Quizás dentro de un tiempo la sociedad holandesa esté madura para un cambio de este tipo”.
Entre los miembros del grupo promotor del debate parlamentario están tres ex ministros (Frits Bolkestein -ex comisario europeo-, Hedy d’Ancona y Jan Terlouw), el cantante y embajador de Unicef Paul van Vliet y el neurólogo Dick Swaab, todos, por cierto, en torno a los 70 años.
Hace sólo diez años que se aprobaba una ley supuestamente “restrictiva y garantista” de la eutanasia en Holanda. Ahora se pretende que sea suficiente que la persona considere que ha cumplido un “ciclo de vida”, o que “ya no tiene sentido”, aunque se encuentre en plena condición de salud.
Es decir, ya no se trata siquiera de eutanasia, sino directamente de suicidio asistido. El requisito son los 70 años. Para los del grupo “Uit Vrije Wil” basta con decir: “Hasta aquí llegué” para tener derecho a acceder inmediatamente a la “jubilación anticipada” y abandonar esta vida.
La iniciativa legislativa tuvo cierto apoyo, fue presentado con el respaldo de unas 120.000 firmas, y un par de caras conocidas. A pesar que los liberal-conservadores, democristianos, el partido de Wilders y la mayoría de los socialistas votaron en contra, fue un “en contra” momentáneo. Los legisladores se han dado plazo hasta 2013 para realizar algún estudio y “verlo con más claridad”.
Para el suicidio asistido legal, bastaría con probar que el deseo de morir no está viciado por ejemplo por una depresión temporal o por presiones del entorno y que ese consentimiento completo lo avalaran distintos profesionales.

About these ads

Etiquetas: , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: