Posts etiquetados ‘anticoncepción’

Los otros fines del IRPF: anticonceptivos, aborto y gaymonio

marzo 7, 2011

Reproducimos por su interés el siguiente artículo de Mariano Tomás para Hispanidad, sobre el despilfarro que financia las asociaciones promuerte en España:

Altamira Gonzalo, presidente de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, generosísimamente subvencinada por el Estado con nuestro dinero

El ministerio de Sanidad, que ahora abarca también Igualdad como una de sus Secretarías de Estado, publicó la concesión de las subvenciones para programas de cooperación y voluntariado con cargo al IRPF. Una consulta al BOE del pasado 5 de marzo nos permite saber adónde va el dinero de la casilla “Otros fines” del IRPF. Nada menos que 205.465.000,90 euros destinados a causas de noble nombre, como el medio ambiente, las mujeres maltratadas o los discapacitados. 

Ahora bien, un simple vistazo al nombre de algunos de estos programas, permite ver que muchos de ellos están dedicados a fomentar la anticoncepción, el aborto y el gaymonio. Ya anticipamos que no vamos más allá de los nombres, porque en algunos de los programas subvencionados, como las residencias para mujeres maltratadas, hay mucho que rascar.

Cualquier ocasión es buena para colar una clase sobre aborto y anticoncepción, dos términos que ya van indisolublemente unidos y asociados al término “salud sexual y reproductiva”. La cuestión es adaptarse al apartado correspondiente. Por ejemplo, si se trata de subvenciones para “Actuaciones que fomenten la adquisición de hábitos de vida saludable y de educación medioambiental”, la Federación de Mujeres progresistas recibe 30.000 euros para “Educación para la salud en jóvenes: las relaciones igualitarias y la prevención de embarazos no deseados”; igualmente, la Federación de Planificación Familiar Estatal (rama española del IPPF) recibió 112.000 euros para “Atención a Jóvenes en Salud Sexual”, un plan muy similar al de “Educación para la Salud Sexual de los/las Jóvenes”, por el que SIDA Studi recibió subvenciones por 35.000 euros.

Si de lo que se trata es de “Programas dirigidos a conseguir la inserción social de las mujeres que se encuentran en situación o en riesgo de exclusión social”, también cabe hablar de lo mismo y la “Campaña de Sensibilización: Carta de los Derechos Sexuales y de los Derechos Reproductivos” de la Federación de Planificación Familiar Estatal se lleva 39.000 euros. Si hay que proponer un programa para el apartado “Actuaciones que contribuyan a la promoción de la participación social de los y las jóvenes y al desarrollo y actividades de ocio y tiempo libre” también cabe hablar de condones y pildoritas, mediante el “Programa integral para la salud con actuaciones en: prevención de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y terapia psicosexual y de pareja”. También los “Programas de orientación y/o mediación familiar y puntos de encuentro familiar” facilitaron a la Federación LGTB la presentación de un “Programa orientación y apoyo a familias LGTB” por el que se obtuvieron 52.000 euros.

¿Qué tiene que ver el ocio con el aborto? Lo suficiente como para que determinadas asociaciones obtengan jugosas subvenciones por un total de 298.000 euros que salen del bolsillo de los españoles, concretamente de la casilla “Otros fines” que la izquierda propone como alternativa (en realidad se pueden marcar ambas) a la casilla para la Iglesia.

Por cierto, una curiosidad: entre los programas un nuevo invento del lobby feminista: la “violencia económica-patrimonial”. No sabemos en qué consiste, aunque parece que está relacionado con el hecho de no pasar la pensión a la ex. En todo caso, para saberlo, la Asociación de Mujeres Juristas Themis ya ha recibido 169.975 euros.

Anticoncepción vinculada al aumento masivo en la tasa de aborto

enero 7, 2011

Reproducimos la siguiente noticia aparecida en Notifam:

Los partidarios del aborto promueven con frecuencia la anticoncepción, afirmando que a medida que aumenta el uso de anticonceptivos disminuye el número de embarazos “no deseados” y, en consecuencia, los abortos. Pero un nuevo estudio en España ha encontrado exactamente lo contrario, al sugerir que en realidad la anticoncepción aumenta las tasas de aborto.
Los autores, que publicaron sus hallazgos en enero de 2011 en el diario Contraception, realizaron evaluaciones cada dos años, desde 1997 a 2007, de alrededor de 2.000 mujeres españolas, de 15 a 49 años. Descubrieron que en este período el número de las mujeres que utilizaron métodos anticonceptivos aumentó del 49,1% al 79,9%.
Pero señalaron que en el mismo período de tiempo la tasa de aborto en el país aumentó a más del doble, de un 5,52 por cada 1.000 mujeres a 11,49.
Los investigadores, que se habían planteado como objetivo recopilar información sobre el uso de la anticoncepción para reducir el número de abortos, quedaron completamente perplejos por los resultados. Escriben que los resultados fueron “interesantes y paradójicos”, y sugieren que el aumento de la tasa de aborto puede deberse a “un uso inadecuado o inconsistente” de los anticonceptivos. También dicen que podría deberse a que se ha informado que ha habido más abortos, incluidos los abortos “clandestinos” y los de personas extranjeras.
“Los factores responsables del aumento en la tasa de aborto voluntario necesitan más investigación”, afirma la conclusión del resumen.
Sin embargo, el Dr. Brian Clowes, el Director de Investigación y Capacitación de Vida Humana Internacional, ha sugerido que los investigadores no han hecho un gran descubrimiento. “Es la misma cosa vieja de siempre. Estos muchachos aparentan no saber lo que está pasando, pero lo saben muy bien”, dijo.
La Dra. Dianne Irving, una experta en bioética de la Universidad de Georgetown y ex miembro de un banco bioquímico con los Institutos de Salud Nacionales de Estados Unidos, dijo que la necesidad de más estudio “no tiene razón de ser”, porque “años de estudios científicos en todo el mundo” han establecido el vínculo entre la anticoncepción y el aborto.
Los activistas pro-vida han sostenido durante mucho tiempo que la anticoncepción lleva a una mayor actividad sexual y, dado que la anticoncepción fracasa en forma regular, lleva a más embarazos “no deseados”. Esto a su vez lleva a más abortos.
“Dado que es… un dato científico documentado y ampliamente conocido que casi todos los llamados ‘anticonceptivos’ fracasan habitualmente y ello se refleja en las tasas estadísticamente significativas que resultan de los “embarazos no deseados”, ¿sorprende que los abortos voluntarios sean socialmente requeridos para curarse de estos ‘accidentes’?”, preguntó la Dra. Irving. “Quiere decir que el aborto se ha convertido en sí mismo y por sí mismo en un ‘anticonceptivos’”.
“La idea es hacer que la gente acceda a la anticoncepción para que se les pueda vender el aborto”, dijo el Dr. Clowes.
Señaló que muchos partidarios del aborto de alto perfil han hecho la conexión entre el aborto y la anticoncepción desde la década de 1950. Entre ellos se cuentan personajes como Alfred Kinsey, Beckworth Whitehouse y Christopher Tietze.
Malcolm Potts, ex Director Médico de la Federación Internacional de Paternidad Planificada, dijo en 1979 que “a medida que las personas recurren a la anticoncepción, habrá un aumento, no un descenso en la tasa de aborto”.
La Corte Suprema de Estados Unidos también admitió la conexión al sostener el “derecho” al aborto en su sentencia de 1992 en el caso Planned Parenthood v. Casey. “En algunos aspectos críticos el aborto es del mismo carácter que la decisión de utilizar un método anticonceptivo”, escribieron los jueces. “Durante dos décadas de desarrollo económico y social, las personas han organizado sus relaciones íntimas y han tomado decisiones que definen sus puntos de vista respecto a sí mismos y al lugar que ocupan en la sociedad, dependiendo de la disponibilidad del aborto en caso que falle la anticoncepción”.
“He estado en todo el mundo, y el camino que ellos comienzan para tratar de legalizar el aborto es legalizar primero la anticoncepción”, dijo Clowes. “Y dado que ésta fracasa rotundamente, entonces las mujeres comienzan a buscar abortos ilegales… Luego, las mismas personas que están empujando a la anticoncepción dicen ahora que tenemos que legalizar el aborto. Es un sistema muy poco pulcro que trabaja todo el tiempo”.
La Dra. Irving señaló que muchos de los “anticonceptivos” citados por los autores también actúan como abortivos. Dijo que si falla la acción anticonceptiva de la píldora o del DIU, el medicamento o el dispositivo actúa entonces “matando al embrión en su desarrollo inicial durante su primera semana de vida, mientras está todavía en las trompas de Falopio de la mujer”.
Ella señaló que los abortos que resultan de estos anticonceptivos abortivos no son contabilizados en las estadísticas sobre el aborto de los autores, dando a entender que el aumento de los abortos sería aún más elevado que el que informa el estudio.
Los autores encontraron que el anticonceptivo más comúnmente utilizado fue el preservativo, ya que su uso aumentó de un 21% a un 38,8%. El segundo anticonceptivo utilizado con más frecuencia fue la píldora, que pasó del 14,2% al 20,3%. Disminuyeron la esterilización femenina y el DIU, al ser utilizados por menos del cinco por ciento de las mujeres en el 2007.
Los autores agruparon los métodos naturales de planificación familiar con la anticoncepción. La cantidad de las que utilizaron la planificación familiar natural cayó del 0,9 al 0,5 durante el período de estudio.
Se puede encontrar aquí el estudio, titulado Trends in the use of contraceptive methods and voluntary interruption of pregnancy in the Spanish population during 1997-2007.

Los promuerte inisten en aplicar las políticas fracasadas para controlar disminuír el número de abortos

diciembre 22, 2010

La Sociedad Española de Contracepción (SEC), una de las organizaciones promuerte más destacadas de España, ha emitido un comunicado en que manifiesta, ante la reciente publicación definitiva, por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, de los datos de abortos en España correspondientes al año 2009, que es una muy buena noticia el haber conseguido, por primera vez en muchos años, una disminución en el número de interrupciones voluntarias del embarazo en nuestro país, así como el que este hecho esté presente en los segmentos más jóvenes de la población de mujeres. La SEC señala su desacuerdo en las interpretaciones catastrofistas que leen de forma negativa el dato, al considerar como abortos los casos de utilización de píldora post-coital o anticoncepción de urgencia (píldora del día siguiente).
Mienten en su nota al afirmar que “todas las entidades científicas médicas sostienen desde hace ya tiempo, en base a la evidencia, que en ningún caso el mecanismo de acción de la píldora post-coital es abortivo, ni siquiera anti-implantatorio (no evita la implantación del embrión en el útero materno)”. Con una absoluta falta de vergüenza afirman que “seguir manteniendo este tipo de argumentos solo se entiende por ignorancia o, lo que es peor, por intento de manipulación y confusión de la opinión pública.”
Para los promuerte “la libre dispensación de la píldora post-coital se considera por la SEC como factor positivo para disminuir el número de embarazos no planificados o no deseados”, pese a que ellos mismos reconocen que es “prematuro la atribución a esta medida (que data del final de septiembre del 2009,) como causa única de la disminución del número de abortos”. De hecho, tanto la epidemiología, como los datos de abortos en regiones en que este compuesto abortivo estaba disponible sin control antes de la liberalización completa por parte de Trinidad Jiménez, como Galicia, confirman que poner en riesgo la salud de las mujeres y disparar los abortos químicos con estos compuestos no disminuye el número de abortos quirúrgicos.
El hecho de que la mayor disminución del número de abortos se haya producido en el segmento de población de mujeres inmigrantes (disminución del 9,2%, frente a un aumento del 2,7% en las españolas), indica, para los promuerte, “que el marcado descenso en la llegada a España de mujeres inmigrantes en edad fértil es el principal factor para esta disminución en el número de interrupciones. Es conocido el hecho de que el mayor porcentaje de abortos entre dichas mujeres se produce precisamente en los tres primeros años de residencia en nuestro país. No podemos olvidar que en 2009 solo llegaron a España aproximadamente el 10% de las que llegaron en 2008″.
El incremento de un 2,7% en el número de interrupciones en la población autóctona supone una excusa para los promuerte, que insisten en aplicar sus políticas fracasadas, una vez más, exigiendo “la continuación de la implementación de políticas activas de prevención del embarazo no deseado y el incremento de la tasa de abortos en las mujeres de más de 40 años, una llamada de atención para la consideración especial de este segmento de edad, donde el aborto supone un porcentaje más elevado sobre el total de embarazos producidos y donde se atiende con menor intensidad la necesidad de anticoncepción eficaz”.

Un informe de los mercaderes del aborto de ACAI demuestra el fracaso de 50 años de cultura anticonceptiva

mayo 13, 2010

Muchas mujeres abortan por creer que los métodos anticonceptivos impedirían su embarazo.

El informe presentado en Madrid este lunes, 10 de mayo, por el presidente de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), Santiago Barambio, muestra que casi el 70% de las mujeres que abortan en España utgilizaban métodos anticonceptivos.
Lo más significativo del informe de la ACAI es el hecho de que, dentro de este grupo que utilizó métodos anticonceptivos, alrededor de un 70 por ciento hicieron un ‘mal uso o aplicación’ del mismo. El 72% no supo emplear el preservativo y el 68% no tomó correctamente la píldora contraceptiva.
Por edades, las que más achacan este fallo a un ‘mal uso’ son las mayores: el 94% de las mujeres de 40 a 44 años; el 80% de las de 35 a 39; y el 76% de las de 30 a 34 años.
Las más jóvenes reconocen menos fallos por aplicación y hablan con más frecuencia de ‘fallos no atribuibles al mal uso’ de los métodos, lo que en el 29% de las jóvenes de 15 a 19 años fue el motivo que les llevó al aborto. Es decir que casi uno de cada tres abortos en adolescentes se debió a fallo de la anticoncepción.
Según este trabajo, realizado sobre 600 pacientes que se sometieron a un aborto en 10 clínicas entre 2008 y 2009 -antes de que se vendiera sin receta la píldora del día después en las farmacias-, el 84% de estas mujeres no tomó la píldora del día después.
Sin embargo, el 80 por ciento dijo estar informada sobre anticoncepción de emergencia, en su mayoría por amigos (20%), en planificación familiar (18%) o en el ginecólogo (11%).
Otros estudios lo advirtieron antes
Cabe recordar también que el fracaso de la anticoncepción ante el drama del aborto ha sido constatado por otros estudios anteriores. Por ejemplo, uno publicado por la clínica abortista Dator (Madrid) en 2003, realizado por la propia clínica y la Fundación Mujeres, señalaba que la mitad de las mujeres que abortan usaban preservativo.
El informe, basado en entrevistas a 600 mujeres que fueron a la clínica a interrumpir su embarazo entre diciembre de 2002 y enero de 2003, detallaba que el porcentaje era de un 49%. Además, mostraba que otro 10% de esas mujeres usaban la píldora anticonceptiva.
En definitiva, el resultado era que seis de cada diez mujeres que abortaron habían sido víctimas de fallos en la anticoncepción.
También la Sociedad Española de Contracepción reconocía en 2006 que la anticoncepción falla y sus usuarios padecen consecuencias emocionales. Tanto es así que el estudio advertía de que el 57% de las mujeres que toman la píldora en España temen quedarse embarazadas, mientras que el porcentaje crecía hasta el 80% en el caso de los hombres.
En esas mismas fechas, el 23 de junio, el diario El País informaba de que “la Organización Mundial de la Salud calcula que la efectividad de la píldora tiene una tasa de fallos del 8% y el preservativo del 14% y muchas de esas mujeres van a recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo”.

A pesar de conocer todos estos datos, el Grupo Daphne, un equipo de siete expertos financiados por la multinacional Schering para promocionar la cultura anticonceptiva en los medios de comunicación, entre otros lobbies abortistas, no han parado de trabajar en la prensa para fomentar píldoras, condones y contracepción.

El entonces jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, Iñaki Lete, recordaba en Europa Press que “la Organización Mundial de la Salud calcula que ocho de cada cien mujeres se van a quedar embarazadas mientras usan la píldora y muchas van a recurrir al aborto”. Lete era entonces miembro del Grupo Daphne.

Los antivida quieren presionar aún más para obligar a los niños a recibir educación sexual en la escuela.

marzo 24, 2010

La ginecóloga Nuria Parera, vocal de la Sociedad Española de Contracepción, con motivo del X Congreso de la Sociedad Española de Contracepción ha contado a los medios de comunicación que la mitad de las adolescentes españolas embarazadas deciden abortar. Ésto le sirve como pretexto para afirmar que por lo que es necesario trabajar para introducir la educación sexual como asignatura obligatoria en la escuela y ofrecer así a los jóvenes una información clara y contundente sobre estos riesgos.
A pesar del contínuo despilfarro en campañas de promoción de la promiscuidad bajo la “protección” de preservativos y anticonceptivos, éstas presentan de modo reiterado un estrepitoso fracaso, disparando los embarazos y abortos entre niñas. Sin embargo, los partidarios de la muerte se quejan de que la edad en que los jóvenes españoles comienzan a tener relaciones sexuales se sitúa en torno a los 17 años y, aunque hay una tendencia a adelantar ese momento, los adolescentes son más “tardíos” que en otros países, como en el norte de Europa y Estados Unidos. Inclusola doctora Parera ha recalcado que son “pocos” los menores que inician su vida sexual a los 14. Seguramente le gustaría que fuesen más.
Para conseguir difundir la promiscuidad entre los niños, y educarles al margen de sus familias, la Sociedad de anticoncepción, al servicio de la ideología de género insiste en que “hay que ofrecer a estos jóvenes toda la información posible al respecto, en un primer momento sobre los principales riesgos, como el embarazo no deseado o las enfermedades de transmisión sexual, pero también hay que dar una visión más global sobre la sexualidad, por ejemplo en los que respecta a sus derechos.” Según lamentó la ginecóloga promuerte, los adolescentes acceden a mucha información y sus principales fuentes son la familia y la escuela, pero la educación sexual “desgraciadamente” no es una asignatura “obligatoria”, aunque debería serlo, porque “la salud sexual tiene que ser algo evolutivo a lo largo del tiempo, empezar en la infancia y seguir en la adolescencia”.
En el congreso que se ha inaugurado hoy, además de debatir sobre “Adolescencia y Anticoncepción” también se va a prestar promocionar otras cuestiones relacionadas con la agenda de la ideología de género, como la situación de “la salud sexual y reproductiva”(aborto) en Iberoamérica o la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva (Ley del Aborto), de la que ha comentado que la Sociedad Española de Contracepción siempre ha abogado por “la defensa de los derechos de las personas” y da la bienvenida a todo lo que facilite “un mejor acceso a la contracepción y un mejor acceso a la información”.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.