Posts etiquetados ‘clínica el Bosque’

Las “garantías jurídicas” para las mujeres y profesionales del aborto: El caso de El Bosque

julio 12, 2010

Reproducimos por su interés el artículo publicado por Hispanidad sobre las continuas irregularidades y delitos cometidos en el negocio abortista El Bosque con total impunidad:

El abortorio ‘El Bosque’ es tristemente famoso por la cámara oculta que se realizó en el año 2007 por Intereconomía, ante la cual, y con el testimonio de una mujer que sufrió un aborto en la misma, el sindicato Manos Limpias interpuso una querella a principios de 2008. En la cámara oculta se evidenciaron abortos sin ninguna indicación, fuera de todos los plazos habituales y con informes psiquiátricos presuntamente fraudulentos firmados por el psiquiatra socio del negocio abortero. Las Diligencias Previas 865/2008, abiertas tras esta querella, son responsabilidad del juzgado de instrucción número 27 de Madrid.

Además de las eventuales responsabilidades penales, ‘El Bosque’ cuenta con infracciones administrativas graves detectadas por la consejería de Sanidad en el 2006 y 2007. Los documentos de inspección de la consejería de Lasquetty a los que ha tenido acceso Hispanidad apuntaron en 2006 varias deficiencias estructurales. Entre ellas destaca que “desde finales del año 2004 está tramitando una modificación de la estructura del bloque quirúrgico pero presenta dificultades por las reducidas dimensiones de algunas dependencias”. Además, “presenta deficiencias en el bloque quirúrgico y no dispone de unidades estructuradas de Obstetricia y Ginecología, Anestesia y Reanimación, Hospitalización y Enfermería”. Y es que una simple inspección ocular del chalet de la calle Alonso Saavedra permite observar la imposibilidad de que en tan pocos metros cuadrados se encuentran todas las áreas exigidas. El hacinamiento de las mujeres que abortan en ‘El Bosque’ es algo evidenciable desde la misma calle.

En las deficiencias de funcionamiento en el 2006, se encontraron no sólo “deficiencias en el mantenimiento y limpieza de filtros de aire”, sino -lo más grave- “deficiencias en las historias clínicas: informe de alta sin firma del médico, falta el informe preanestésico, el registro del procedimiento anestésico, el informe de la intervención quirúrgica y las hojas de cuidados postoperatorios”. Una irresponsabilidad gravísima. ¿Qué pasa si algunas de sus pacientes tiene problemas con el preoperatorio o la anestesia? ¿Qué ocurre si los cuidados posteriores no son los adecuados? El 13 de enero de 2009 fallecía la asturiana Marta Abelleira en la fase preoperatoria del aborto en ‘El Bosque’. En cualquier centro sanitario un hecho fatal habría dado lugar a una inspección y a una más que presumible sanción. ¡Si ya sabían por la inspección en la consejería que no realizaban informes de preanestesia! Sin embargo, en el caso de ‘El Bosque’ se prefirió mirar para otro lado y se cerró el caso con una sorprendente “muerte natural”. ¿Cuántas embarazadas más tienen que morir para que se cierre ‘El Bosque’?

Más detalles. Como puede verse en el oficio enviado al centro abortista en el 2006, se les exigen los títulos académicos del personal médico de la “clínica” (‘Dr’. Zeiter, ‘Dra’. Zeiter, ‘Dr’. Jerez y ‘Dr’. Valadés), así como las pólizas del seguro de responsabilidad civil, que tampoco aparecieron en la inspección, y los certificados de colegiación de los médicos y el resto de los profesionales. Menudo “antro”…

Por no hablar de la ‘Dra’. Claudia Vaz Tejeiro, uruguaya protagonista de la cámara oculta, médico sin especialidad convalidada en España. El vídeo de Intereconomía, la inspección y otros testimonios señalan que la ‘Dra’. Vaz actúa “como si fuera ginecóloga”, comportamiento tipificado en nuestro Código Penal como delito de intrusismo. En el oficio enviado se le pide al gerente del abortorio, Sergio Muñoz, que clarifique esta situación comprobada en la propia inspección de 2006, ya que según la normativa de 2003 el aborto ha de realizarse “bajo la responsabilidad de un Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia en todos los casos”. Por eso Claudia estaba al cargo de todo, pero, sin embargo, no firmaba las hojas de quirófano…

Además, las inspecciones de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, evidenciaron ya en 2006 “deficiencias en los consentimientos informados, que están estandarizados, figurando los datos del médico exclusivamente en un sello estampillado”. Todo en serie, que es más barato. Total -pensarán- ¿para qué informar a la embarazada?, ¡no vaya a ser que se arrepienta!

Más fraude. Como puede verse en el oficio adjuntado, se señala que los tests del psiquiatra para el riesgo de salud psíquica contaban con graves deficiencias: no están baremados, validados y no se indica el modo de lectura e interpretación de los mismos. Vamos, que se trataba de un mero trámite. Un perfecto coladero que en lugar de perseguirse, se consolida con la nueva ley sujeta al criterio del Constitucional.

Tampoco queda probado que ‘El Bosque’ gestionara los restos de abortos con la empresa funeraria preceptiva para incinerarlos. La legislación de Policía Sanitaria Mortuoria obliga a que los residuos tipo IV (restos humanos de suficiente entidad generados tras los abortos) fueran incinerados. Pues bien, en otra inspección de 2007 tampoco queda probada su gestión y se les requería más documentación al respecto. Esto recuerda a lo ya publicado del abortorio Isadora por este confidencial. Con más detalles aquí.

Como resultado de las inspecciones practicadas en 2006 y 2007, se formuló una “Propuesta de incoación de expediente sancionador al abortorio ‘El Bosque’ por las deficiencias de funcionamiento detectadas”. Se añadía que las deficiencias estructurales serían “tenidas en cuenta a la hora de tramitar las correspondientes renovaciones de la autorización”. Hasta ahora.

Es verdad que la ley señala que las actuaciones administrativas se paralizan por las judiciales, iniciadas en el 2008. Pero ocurre que la Ley Aído -y sus desarrollos reglamentarios- obligan a los centros a validarse ante las autoridades administrativas con las nuevas exigencias. Y es éste el momento que Lasquetty debería de aprovechar para comprobar si ‘El Bosque’ ha hecho los deberes. Si la realidad es la misma que la que describió la inspección en 2006 y 2007 no debería de contar con el sello de la consejería de Sanidad. ¿Qué tipo de proteccionismo es éste?

El video grabado por Intereconomía en el Bosque admitido como prueba.

septiembre 16, 2009

Publica Información Católica la siguiente noticia:

Un juez dictamina que el video grabado por Intereconomía, en el que se apreciaban las ilegalidades que practica el abortorio, es una prueba válida. Tras el vídeo de Intereconomía en el que se graba por vez primera en España un aborto, ‘Manos Limpias’ presentó una querella contra el centro de abortos ‘El Bosque’ por abortos ilegales, falsificación de los informes psiquiátricos, cobros en ‘B’, etc.
‘El Bosque’ se defendió solicitando la nulidad de las actuaciones por entender que el vídeo de Intereconomía no podía entenderse como una prueba válida. Pues bien, el pasado lunes el juez rechazó la petición de nulidad solicitada por ‘El Bosque’, por lo que el proceso judicial sigue su curso.
Intereconomía TV difundió su vídeo de denuncia el 11 de diciembre de 2007 y en él demostraba la total impunidad con la que se aborta en España, así como las irregularidades económicas que rodean el negocio de los abortorios.
El vídeo fue rodado con una cámara oculta en el abortorio “El Bosque” y tras su difusión se produjeron numerosas peticiones de investigación de los hechos y de cierre cautelar del centro por diversos colectivos en defensa de la vida y de la salud de la mujer. Además, mujeres víctimas de aborto practicados en el citado centro han denunciado públicamente las irregularidades cometidas, al igual que colectivos como AVA o el Centro Jurídico Tomás Moro.

Para ver el referido video, sobre cuya crudeza y sobre la falte absoluta de escrúpulos de los personajes que en él aparecen, pinchar a continuación.

El Bosque y ABC: El poder del dinero y de la mentira

febrero 12, 2009

El diario ABC a sucumbido al poder del dinero y de la mentira, y ha publicado una “rectificación”, en la que el consejero delegado del negocio abortista El Bosque hace gala de una desvergüenza de dimensiones colosales, mintiendo en todas y cada una de sus alegaciones con la mayor desfachatez. Reproducimos por lo ilustrativo de la falta de escrúpulos de este tipo de personas el comunicado en cuestión, y a continuación el video que demuestra cúan falso es éste:

«El consejero delegado del Centro Clínico El Bosque, en ejercicio del derecho de rectificación, solicita la rectificación en relación a un artículo aparecido en el ABC de 25 de enero de 2009, titulado «La Clínica de la muerte» en los siguientes términos:

1. La Clínica El Bosque es un Centro sanitario debidamente autorizado para la práctica de interrupciones voluntarias de embarazo, y desarrolla su actividad con respeto a la Ley, con estricto cumplimiento de la normativa sanitaria y bajo la supervisión e inspección de las autoridades competentes, sin que a lo largo de sus más de veinte años de trayectoria haya sido sancionada en ninguna ocasión, a pesar de las inspecciones a las que debe hacer frente cotidianamente.

2. Encabezar la noticia publicada el 25 de enero con el titular de «La Clínica de la muerte» resulta gravemente ofensivo para el prestigio, honor y buen nombre del Centro Clínico El Bosque y de sus profesionales.

3. La noticia que publica ABC da cuenta de que el pasado día 15 de enero de 2009 una mujer ingresada en el Centro Clínico El Bosque sufrió una parada cardiorrespiratoria. El propio periodista autor de la noticia reconoce que el lamentable fallecimiento tuvo lugar «en la exploración previa a la intervención», esto es, antes de la intervención de los profesionales

de la Clínica para la práctica del aborto. Fue el personal de la Clínica, contando con los adecuados medios técnicos de reanimación de los que dispone, los que consiguieron revertir la situación de parada en la que se encontraba. Por desgracia, falleció posteriormente en el Hospital Clínico.

4. La referencia que hace la noticia a otra supuesta «causa abierta por la muerte una joven de 19 años en 2005» no es cierta. Ni el Centro Clínico El Bosque como persona jurídica ni ninguno de sus profesionales tienen ni han tenido jamás «causa abierta» por tal supuesto antecedente, ni se han visto imputados, ni mucho menos acusados, por el mismo.

5. La Clínica cumple debidamente con los protocolos de actuación para la interrupción de embarazo, tanto las exigencias de praxis médica como las prevenciones legales y administrativas.

6. La Clínica y sus profesionales respetan siempre de forma escrupulosa la voluntad de las mujeres, a quienes se presta el debido asesoramiento y quienes, por supuesto, pueden revocar su decisión en cualquier momento.

7. Ni la Clínica ni ninguno de sus profesionales han sido denunciados jamás por haber practicado un aborto en contra de la voluntad de la mujer.

8. El Centro Clínico El Bosque, contabiliza, declara y somete a control y auditoria pública todos sus ingresos: el Centro lleva un registro ordenado de cobros y pagos, facilitándose facturas a todas las pacientes».

ASI SE ABORTA EN EL BOSQUE:

Una víctima del abortorio El Bosque: “Mi bebé valía 470 euros”

enero 26, 2009

El periódico ABC aborda en su edición de hoy las actividades del abortorio El Bosque y habla con algunas de sus víctimas. Por su interés, reproducimos el reportaje, que firma Domingo Pérez.

ABC, DOMINGO PÉREZ.- 13 de enero. Un asturiana de 30 años ingresa, embarazada de 21 semanas. en la Clínica El Bosque. Los médicos del Servicio de Salud del Principado habían diagnosticado malformaciones en el feto y derivaron el caso a este centro abortista privado, con el que mantienen un convenio. Según la Comunidad de Madrid, en la exploración previa a la intervención, la mujer sufrió una parada cardiorrespiratoria. Murió en el Clínico. Se ha abierto una investigación judicial.

La muerte vuelve a situar a El Bosque, centro especializado en abortos tardíos (por encima de las 12 semanas de gestación), en el ojo de la polémica. El Defensor del Paciente ha solicitado el cierre cautelar de la clínica, con otra causa abierta por la muerte de una joven de 19 años, en 2005, tras una operación de estética. En diciembre de 2007, la Fiscalía remitió a los juzgados una denuncia tras la emisión de un reportaje en Intereconomía TV. que confirmaba lo que durante décadas han denunciado muchas mujeres que han pasado por allí.

ABC, a través de la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), ha localizado a dos jóvenes que sufrieron los horrores de El Bosque. Lucía abortó hace 15 años, cuando sólo tenía 17, embarazada de 26 semanas. «Tuve que llevar en efectivo 350.000 pesetas. No nos dieron recibo». Dinero negro, pues. «Me hicieron una ecografía que nadie me enseñó. Me dijeron que no había problemas. Que el aborto iba a ser como «sacarse una muela». «Sólo te va doler un poco la barriguita», me dijeron como si yo fuera estúpida. No nos explicaron nada más, sólo que era con anestesia general».

«Pasamos a ver una psicóloga que me dio unos test ya completados que yo tenía simplemente que firmar, me dijo que con eso justificaban el aborto». Por tanto, no hubo asesoramiento. «Me puse un camisón y unos patucos verdes. Temblaba de miedo. No me hicieron ninguna prueba previa pese a que iba aser anestesiada». Indica mala praxis médica.

«Me colocaron -continúa-en el potro y lo último que recuerdo es respirar por una mascarilla. Desperté en la habitación y tenía un gasa en la vagina, suero y una sonda para la orina. Yo pensé que había pasado todo, pero me toqué el vientre y me di cuenta que mi hijo seguía conmigo».

«De repente, apareció en la habitación el mismo médico de la intervención. Traía una especie de jeringuilla gigante. Me quito la gasa que tenía en la vagina y me introdujo la jeringuilla por la vagina. Me hizo mucho daño, sacaba y metía la jeringuilla con saña. Me incorporé un poco y veía salir sangre, yo lloraba y él me dijo muy serio «o te estás quieta o vamos a estar aquí todo el día»».

«A la hora, empecé a sentir un dolor en los riñones, eran las contracciones. Cada vez más intensas, era horrible, lloraba y decía que pararan todo, pero me respondían que ya no se podía. Unas horas después seguía con contracciones, estaba agotada y gritaba. Entró una «doctora» y me dijo que como no me callase me iba a bajar al quirófano y a dejarme allí sola». Presión psicológica.

«Me dijo que estaba asustando a las demás chicas que iban a abortar con mis gritos. Unas horas después mi hijo salió y esto sucedió en la misma habitación, no les dio tiempo a bajarme a quirófano. Vi cómo la abortista se llevaba un bulto pequeñito en un plástico blanco. No sé cómo murió mi hijo, si lo mataron en el quirófano, o si nació vivo. Por la mañana me hicieron una ecografía para ver si quedaba algún resto. No me dejaron ni ducharme al no estar incluido en el precio».

El caso de B. es más reciente, de 2007. Forzada por las presiones familiares y de su pareja acabó en El Bosque. «Unos días antes yo había tenido unos cólicos y había estado ingresada y mi hijo ya media 8 milímetros y le latía el corazón y sólo estaba de seis semanas. El médico me engañó. Tras la eco me hizo firmar el consentimiento y ahí me desmaye. Él me golpeó la cara ligeramente y me dijo: «Vamos mujer, que luego te vas de vacaciones». Y firmé, pero no era yo».

«Una señora rubia alta con bata y embarazada era la psicóloga. Era mi última oportunidad de recibir ayuda. Rellenó los test y me dijo que no me preocupara, que lo hacía siempre. Mientras escribía tuvo el cinismo de preguntarme: «¿Tú sí que quieres tenerlo, verdad?” Le respondí que sí, pero le dio igual. Anotó su móvil en una receta de allí para que así me pasara consulta después del aborto, por supuesto cobrando la consulta privada».

«Mi bebé valía 470 euros»

«Luego tuve que pagar 470 euros. Eso es lo que valía matar a mi bebé. En efectivo y sin factura. Me hicieron desnudarme y ponerme una bata verde, un gorro y los patucos y una enfermera me puso un suero. Le dije que me quería ir y me contestó que ya estaba pagado y que no iba a ningún sitio».

«Al rato me dijeron que pasara al quirófano. No me habían hecho ni un análisis, ni ni un electrocardiograma y, sin embargo, me pusieron anestesia general. Tengo un papel firmado por ellos diciendo que me habían hecho todas esas pruebas. En el quirófano me preguntaron mi grupo sanguíneo y yo les dije que era 0 negativo. Se fiaron de mí y dijeron que tenían que ponerme otra inyección y que antes tenían que pagarla mis familiares».

«El anestesista me dijo que pensara en algo bonito y me pinchó para dormirme. Sólo recuerdo la cara de una enfermera joven que estaba casi peor que yo. Debía ser su primera vez. Luego vi la aspiradora, pero me dormí. Cuando desperté llorando me sentía vacía, sucia y mala persona».

ProVida se une a la petición de cierre cautelar de ‘El Bosque’ y pide un mayor celo inspector en los abortorios

enero 21, 2009

El negocio abortista el Bosque sigue haciendo caja mientras se extiende el clamor que exige su cierre

El negocio abortista el Bosque sigue haciendo caja mientras se extiende el clamor que exige su cierre

Tras la muerte de una paciente de 30 años en el centro abortista El Bosque de Madrid, en el que había ingresado para realizarse un aborto, ocurrida en unas circunstancias aún no suficientemente aclaradas, la Federación Española de Asociaciones Provida se ha unido al clamor de diferentes asociaciones y partidos políticos, y ha dirigido sendas cartas al Ministro de Sanidad y a la Ministra de Igualdad, instándoles con urgencia al cierre cautelar de la llamada Clínica El Bosque para realizar las investigaciones pertinentes.
También solicitan un control riguroso de todos los demás centros donde les consta también está habiendo fraude de ley, prácticas inadecuadas y enriquecimiento a costa del dolor ajeno.
Por último piden la puesta en marcha de una oficina donde las mujeres, con total salvaguarda de su intimidad, puedan denunciar los atropellos y la falta de información sufridos en estos centros.
“No podemos permanecer impasibles ante esta muerte que se une a otras de centros públicos y privados que han sido silenciadas en los medios. Ya no son sólo los no nacidos los que mueren”, afirma la Federación ProVida en un comunicado.

Es necesario investigar

“Aunque se oculte a la opinión pública sabemos que la intervención del aborto tiene, además de serias consecuencias psicológicas y psiquiátricas para la mujer, un riesgo físico de distinta magnitud del que prácticamente nunca se le informa”, añade el colectivo ProVida.

“En el caso que nos ocupa las explicaciones dadas por el director de El Bosque no son nada convincentes y distintos ginecólogos consultados coinciden que si lo que se produjo fue una embolia del líquido amniótico, según apunta el director médico del centro abortista, ésta fue desencadenada por las contracciones que debía tener provocadas para inducir el parto y probablemente por dosis muy por encima de las establecidas de algún fármaco como el misoprostol que se utiliza muchísimo pues es muy eficaz (y barato) para provocar contracciones, y por tanto abortos. Suponemos que previamente a esa inducción se realizaron diversas pruebas y analítica. Todo eso deberá investigarse”, se afirma en el comunicado

Por último, esta Federación recuerda que ha reiterado su solicitud de ser recibidos por los dos Ministros, después de que la petición realizada hace más dos meses no ha sido atendida. “Consideramos que 27 asociaciones que llevan casi 30 años ayudando a la mujer embarazada en dificultades con un trabajo desinteresado y constante merecen ser escuchadas por los señores Ministros de todos los españoles”, concluyen.

AES exige a la Consejería de Sanidad de Madrid el cierre de El Bosque

enero 16, 2009

Acto por la Vida de AES ante el abortorio El Bosque el 26 de diciembre pasado

Acto por la Vida de AES ante el abortorio El Bosque el 26 de diciembre pasado

Ante los contínuos escándalos que acumula el negocio abortista, el partido social cristiano Alternativa Española (AES) exige a la Consejería de Sanidad de Madrid el cierre del negocio abortista El Bosque.
Este siniestro abortorio,autorizado por la Consejería de Salud de la C.A.M. como Centro de Planificación Familiar con acreditación para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (eufemismo empleado cuando se refieren a abortar a una persona), continúa funcionando normalmente a pesar de los gravísismos escándalos de los que viene siendo protagonista:

En 2005 falleció allí una joven de 19 años, que fue intervenida allí, y por lo que tiene abierta una causa judicial en su contra.
El 11 de diciembre de 2007 Intereconomía TV difundió un vídeo que demostraba de modo absolutamente claro delitos flagrantes de abortos ilegales y fraude fiscal cometidos en el negocio abortista.
El pasado martes una joven ingresada allí para someterse a un aborto, falleció en la clínica.
A esto se suman decenas de testimonios de mujeres que han sufrido sus abportos en dicho centro y que denuncian haber sido maltratadas por el personal, no haberseles realizado los perceptivos estudios psicológicos, ni pruebas médicas que luego venían descritas en los informes, o no habérseles informado de en qué consistía la intervencion, ni sus posibles consecuencias.
Ante todos estos delitos, la Comunidad de Madrid ha permanecido al margen, por lo que AES exige al consejero de Sanidad Güemes que tome cartas en el asunto, y asuma su resposabilidad, defendiendo la salud de los madrileños, y no los negocios abortistas.
Para AES es “intolerable que un centro con semejantes antecedentes siga lucrándose y teniendo en sus manos la salud y la vida de pacientes”, por lo que “cree absolutamente imprescindible que la Comunidad de Madrid realice una investigación a fondo y hasta sus últimas consecuencias en este caso y en otros de escándalos en negocios abortistas en la provincia”. A su vez que AES “exige el fin del concierto con ésta y otras clínicas que se enriquecen con la muerte, y que sistemáticamente incumplen la ley.”

La Comunidad de Madrid pasa la responsabilidad de investigar El Bosque al juzgado

enero 16, 2009

El negocio abortista El Bosque, donde murió esta semana una paciente

El negocio abortista El Bosque, donde murió esta semana una paciente

Según publica La Razón:

La Comunidad de Madrid ha comunicado al juzgado de guardia, para su investigación, la muerte de una mujer en la clínica El Bosque. Así lo confirmaron ayer fuentes de la Consejería de Sanidad. En este centro, como adelantó este periódico, falleció el pasado martes una mujer de 30 años que había ingresado para que se le practicara un aborto. La Comunidad responde así a las peticiones de investigación de varias asociaciones, que han reclamado el cierre cautelar del centro hasta que se aclare lo ocurrido. La Asociación de Víctimas del Aborto (AVA) fue ayer la última en unirse a la petición de cierre. Una de las psicólogas de AVA, María Teresa Rodríguez Pomatta, exigió que «se tomen serias medidas cuanto antes», pues rechazan la versión del centro, que sospecha que la muerte se produjo «por causas naturales». AVA se une, de este modo, a la petición del Foro de la Familia y de la Asociación El Defensor del Paciente, para que se clausure el centro sanitario. Por su parte, el ministro de Sanidad, que ha recibido las mismas quejas de las asociaciones, también se refirió ayer al caso. Aseguró que la Comunidad de Madrid es la única administración competente para investigar lo ocurrido.

Confiemos en que las medidas tomadas por la Comunidad de Madrid no se limiten a comuniar el hecho al juzgado, y actúe por sí misma, cerrando cautelarmente el negocio abortista.

No Más Silencio se suma a AVA y a Carmen Flores para pedir el cierre del centro abortista El Bosque

enero 16, 2009

Basados en los antecedentes de la susodicha clínica, de actuaciones al margen de la ley y de la ética, demostrados en el video emitido por Intereconomía TV, y conociendo también los testimonios de muchas de sus ex pacientes, No Más Silencio tiene fundadas sospechas de que la difunta pueda haber sido retenida contra su voluntad durante la “exploración” que le produjo la muerte. Es práctica habitual de todas las clínicas abortistas retener a las mujeres por la fuerza cuando muchas cambian de opinión antes de abortar, y tenemos constancia de que El Bosque no es ninguna excepción. Conociendo la intensa ansiedad que sufren las mujeres a la hora de un aborto, no es de extrañar que la paciente pudiera sufrir un paro cardiaco si, además, hubiera habido un forcejeo para retenerla contra su voluntad.
Más aún, los paros cardiacos en mujeres jóvenes, unidos a embolias, apuntan al Síndrome post-aborto, que produce un aumento notable de ambas patologías, con más de un 600% de aumento del riesgo de accidentes cerebrovasculares, según estudios que figuran en nuestra página web de http://www.nomassilencio.com. Por ello pedimos conocer la historia reproductiva de la difunta para descartar o confirmar un aborto anterior y el consiguiente Síndrome post-aborto.
Por todo ello pedimos, también, el cierre definitivo de la “clínica” El Bosque, y una investigación urgente, exhaustiva y transparente de las causas de la muerte de esta nueva víctima del aborto. Ojalá que estas dos muertes sean las últimas.

Así se aborta en El Bosque

enero 15, 2009

El negocio abortista El Bosque, de Madrid, en donde murió esta semana una mujer a la que iban a matar a su hijo, es el protagonista del video que ofrecemos a continuación. Dicho video no es ningna novedad. Tiene mucho más de un año de antiguedad, y ya ha sido colgado hace meses en nuestra página. En dicho video se comprueba la total falta de escrúpulos del personal y la dirección del centro y la gran cantidad de delitos que en él se cometen. Sin embargo, y pese a existir semejante documento, una denuncia en los tribunales del sindicato Manos Limpias, y varias denuncias ante la comisión deontológica del Colegio de Médicos de Madrid, la Comunidad de Madrid no ha cerrado la clínica, ni se ha molestado en investigarla.
Advertimos de la dureza de las imágenes que verán a continuacion:

Las irregularidades del Bosque ignoradas por la Comunidad de Madrid

enero 15, 2009

Juan José Güemes, consejero de sanidad de Madrid, rápido en censurar textos cientificos, inoperante para defender la salud de los madrileños

Juan José Güemes, consejero de sanidad de Madrid, rápido en censurar textos científicos, inoperante para defender la salud de los madrileños

Intereconomía TV difundió un vídeo el 11 de diciembre de 2007 que demostraba de modo incontestable la total impunidad con la que se aborta en España, así como los fraudes fiscalesque se llevan a cabo en ellas. El vídeo fue rodado con una cámara oculta en el abortorio “El Bosque”. Tras ello y en medio de las numerosas peticiones de investigación de los hechos y de cierre cautelar del centro por diversos colectivos en defensa de la vida y de la salud de la mujer, el sindicato Manos Limpias presentó la correspondiente denuncia ante el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid. Además, mujeres víctimas de aborto practicados en el citado centro han denunciado públicamente las irregularidades cometidas, al igual que colectivos como AVA o el Centro Jurídico Tomás Moro. En diciembre de 2007, Hazte Oír entregó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, las primeras 5.000 firmas exigiendo nuevas investigaciones y el cierre de los abortuorios Isadora y El Bosque. Desde entoces ambos negocios abortistas han seguido sus siniestras actividades, sin la menor intervención por parte de la consejería de Sanidad o de la propia presidencia de la Comunidad de Madrid.
Tras la muerte de una jóven en el negocio abortista El Bosque, que ya tiene abierta una causa judicial en su contra por la muerte de una joven de 19 años, en 2005, que fue intervenida allí, la Consejería de Sanidad ha vuelto a mirar para otro lado. Según publica La Gaceta la Consejería de Sanidad de Madrid indicó que, sólo si la familia de la fallecida lo pide, intervendría en el caso si hay una manifiesta transgresión de la ley, por ejemplo si la paciente no fue informada de las posibles complicaciones o quienes le atendieron no tienen la cualificación médica requerida.
Es decir, que el consejero de Sanidad Güemes actúa con rapidez vertiginosa cuando se trata de imponer la censura a textos de difusión científica que chocan contra la intolerancia de mentalidad imperante pero deja pasar meses y años sin actuar contra un centro contra el que hay algo más que sospechas de que en él se cometen delitos. Y que ha causado dos muertes a mujeres nacidas, a parte de incontables a otras que estaban por nacer.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.