Posts Tagged ‘La Gaceta’

La Gaceta de Intereconomía cada día es más un panfleto pepero que miente sobre el aborto.

febrero 21, 2011

El diario de Intereconomía “La Gaceta”, dirigido por Carlos Dávila, a vuelto a mostrarse una vez más como un panfleto partidista y mentiroso en el tema del aborto.
Dos artículos publicados en la edición de hoy 21 de febrero tratan el tema del aborto y la defensa de la vida. Pero lo hacen de forma repugnantemente servil a los interses partidistas del Partido Popular, que anteponen a la verdadera defensa de la vida.
En el primero de ellos, titulado “El floreciente negocio de la muerte” se dicen cosas como:

“hasta mediados de 2010, el nacisturus, como establece la Constitución y como refrendó el Tribunal Constitucional en su conocida sentencia de 1985, poseía un derecho a la vida que, en todo caso, podía colisionar con otros derechos fundamentales de la madre; mas no existía ningún derecho parental a acabar con la vida de los hijos como sí lo hay en la presente ley. Causa última esta que lleva a muchos padres a pensar que, al estar actuando dentro de la legalidad, obran rectamente aun cuando deciden abortar por puro capricho.”

Abortar por puro capricho, como se idce en el artículo, es algo que se hace en España con total tranquilidad e impunidad desde que el aborto está despenalizado. El hecho de que la madre pague por que maten a su hijo, se altera muy poco por que sea un derecho o un delito sdespenalizado. Para la madre, y para el médico abortista, las consecuencias reales del crimen son exáctamente las mismas.

Pero el párrafo que se lleva la palma del artículo es el siguiente:
“No podemos, pues, más que deplorar que esté floreciendo una industria dedicada a acabar cada año con la vida de más de 100.000 seres humanos. Ninguna sociedad moralmente sana puede acoger este tipo de actividades sin banalizar los derechos humanos sobre los que se fundamenta. El Gobierno, en su empeño por sojuzgar a todos los españoles, está obsesionado con acabar con valores tradicionales tan caducos y desfasados como la vida, la libertad o la propiedad privada. Por eso siempre que tiene ocasión emprende una cruzada relativista donde, como en el caso del aborto, bien y mal son dos conceptos que determina el Estado, es decir, el PSOE.
Confiemos en que el PP haya comprendido la trascendencia de la táctica socialista y vuelva a colocar los derechos a la vida, a la libertad y a la propiedad privada en el centro mismo de nuestro ordenamiento jurídico. Puede empezar derogando la sanguinaria Ley del Aborto.”

¿Vuelva a colocar el PP el derecho a la vida? ¿Como en 1996, cuango tras ganar las elecciones no movieron un dedo para defender la vida?¿Como en 2000 cuando legalizaron las píldoras abortivas, que tan profusamente se reparten an ayuntamientos y comunides en que gobierna dicho partido? ¿Como en Murcia, donde el aborto ha crecido un 383´9% durante los 15 años de gobierno del Partido Popular?¿Como en la Comunidad de Madrid, donde el gobierno regional no ha presentado acusaciones contra abortorios denunciados por ciudadanos y partidos políticos provida, ni ejecutado las propuestas de sanción por irregularidades realizadas opr los propios inspectores de su consejería de salud?.
En la Gaceta saben que el PP no va a poner el derecho a la vida en el centro de nada. Con el PP el aborto seguirá igual que con el PSOE, pues se trata de un partido abortista por convicción.
El segundo artículo, titulado “Aumenta el número de clínicas abortistas tras la aprobación de la ley“, miente en su titular, pues muchas de los abortorios nuevos han sido autorizados estando el vigor la ley abortistas que defiende el PP, y plantea la tesis de que es la nueva ley del PSOE la que ha disparado en España el aborto, y se olvida de que la ley que defiende el PP ha causado más de un millón de muertos, la mitad de los cuales cuando era ese partido el que gobernaba.
La noticia sugiere que los negocios abortistas crecen en las regiones gobernadas por el PSOE, y no tanto en las gobernadas por el PP:

Tres de las nuevas clínicas, nacidas en los últimos años, son catalanas: la Clínica Dalmases y la Clínica Ginecológica de Sants se ubican en Barcelona, y el Centro Médico Eira, en Tarragona. Los cinco centros restantes son la Aurora Clínic, ubicada en Baleares; la Clínica Los Lagos, en Cantabria; la Clínica Trotula Ruggiero en Almería; la Clínica Arce en La Coruña y, en Madrid, la Policlínica Retiro.

Esta información es falsa. Y cuesta creer que sea por incompetencia del periodista, a tenor de los antecedentes del periódico. Desde 2008 no es uno, sino tres también, igual que en Cataluña, el número de negocios abortisas que ha autorizado la Consejería de Sanidad del gobierno de Esperanza Aguirre: la Policlínica Retiro S.L., en calle Lope de Rueda 45, Sergine Médica S.L., en calle de Toledo, 135, y un tercer negocio abortista en Villalba.
Tambien es tendenciosa la información que se da sobre la financiación de los abortos. Bajo el epígrafe ” Dinero público” el artículo da la siguiente información:

El negocio del aborto, dirigido por empresas privadas y particulares, también se ve beneficiado por políticas públicas. En Cataluña, y a raíz de la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo del 1 de julio de 2010, los ambulatorios y hospitales públicos catalanes derivaron a las clínicas privadas autorizadas a las 1.904 mujeres que querían abortar. El Servicio Catalán de Salud tuvo desembolsó 709.000 euros por este concepto a dichas mujeres.

Se ignora que la Comunidad de Madrid es la mayor entidad financiadora de abortos de España, o que, por ejemplo, Castilla y León paga más del doble por terminar con la vida de un feto al negocio abortista que lo que paga una comunidad gobernada por socialistas como Andalucía.
Por último, nada comenta el artículo, que utiliza para ilustrar la noticia una foto del tristemente célebre abortorio Isadora, de la sangrante congelación que ha llevado a cabo el gobierno regional de la comunidad de Madrid, de un expediente administrativo por falta muy grave contra dicho negocio abortista.

La Gaceta de Intereconomía vuelve a mentir y se desacredita como medio provida

enero 18, 2011

El diario de Intereconomía “La Gaceta”, que en su publicidad dice ser la voz de “quienes no creen en el derecho a matar a un hijo”, volvió ayer a publicar una noticia con un gran titular en el que afirmaba que el PP cambiaría la ley del aborto. Ni siquiera la organización señera del abortismo provida y principal valedora del partido abortista en el movimiento provida ha llegado tan lejos. Tras las declaraciones abortistas de Rajoy, que la Gaceta presenta como “provida”, Hazte Oír ha publicado la siguiente noticia: Rajoy insiste en desatender el clamor cívico por la derogación de la ley del aborto.
En un excelente artículo en Religión en Libertad, Manuel Morillo desenmascara la mentira, y la reproducimos a continuación:

¿Por qué la Gaceta vuelve a titular mintiendo a favor de Rajoy? ¿Dávila sirviendo al PP?

Titular de la Gaceta, dirigida por el periodista Carlos Dávila:

“El PP cambiará la ley del aborto”

Y vuelve a subtitular

“Mariano Rajoy ha dicho que cambiará la Ley del aborto”

 

Contenidos de titular y subtitular, que en toda publicación seria son revisados con la responsabilidad de la dirección del medio, no son producto de un error involuntario sino de la voluntad de engañar, pues las declaraciones orales del presidente del PP son públicas y facilmente accesibles a través de los archivos sonoros del Ente Publico RTVE.

Además hay un uso malicioso de las comillas para confundir al lector con lo que es la transcripción de las palabras de Rajoy.

Si se va al origen de las declaraciones, una entrevista en el programa En Días como Hoy [18´42" -19´09"], de RNE, no se escucha por ningún lado un proposito activo de Rajoy de cambiar la ley del aborto.

La transcripción literal:

Pregunta de la periodista
“Y por ejemplo, con la ley de matrimonio homosexual o con la ley del aborto, si el Tribunal Constitucianal les da su visto bueno, ¿ustedes las mantendrán?”

Respuesta de Rajoy
“Yo ya he dicho que la primera la cambiaría y que la segunda esperaré a lo que diga el Tribunal Constitucional y escurcharé a la gente para tomar una decisión”

Repregunta de la periodista
“¿Pero si el Tribunal Constitucional decide que cumplen perfectamente la legalidad, se mantendría?”

Nueva contestación de Rajoy, sin responder a la pregunta pero nunca diciendo que cambiará la ley del aborto
“Esperaré a lo que diga el Tribunal Constitucional y escucharé a la gente. Es mi posición desde hace mucho tiempo”

En una declaración evasiva, pero nada confusa, en ningún momento afirma Rajoy que cambiará la Ley del Aborto

Es decir, en cuanto al PP ninguna posición nueva. Mariano Rajoy, siguiendo la linea tradicional del Partido Popular no tiene valores que defender y no quiere comprometerse con la vida, como ya han hecho todos sus anteriores presidentes, Aznar y Fraga y ante anteriores leyes.

Lo que si es, o ya quizá no, extraño, y llamativo, es que la Gaceta vuelve a mentir sobre este tema, como ya hizo unas semanas atras, tratando de engañar de nuevo a sus lectores, para favorecer a Rajoy.

¿Cuál es la causa de que la Gaceta quiera dar un perfil provida a Rajoy ante una audiencia que mayoritariamente lo es?

¿Qué hace que la Gaceta olvide su compromiso con la verdad y con sus lectores para servir los intereses del PP?

Dos veces ya no se puede excusar en la conocida postura partidista de su Director

Para que se reproduzca esta continuidad en la falsedad se tiene que contar con la complicidad de dirigentes de más peso en el Grupo propietario de la Gaceta, el cual, hasta ahora, se estaba destacando por su postura en defensa de la vida.

¿Hasta dónde llegan las obligaciones y las hipotecas? ¿Lo importante es combatir el aborto o apoyar al partido abortista de derechas?

Muy grande tiene que ser el compromiso de la publicación con el PP para que se arriesguen a mentir de nuevo, cuando pueden quedar en clara evidencia con los lectores que se molesten en contrastar el falso titular de la Gaceta con el archivo de sonido original.

En todo caso, los lectores de la Gaceta tienen que estar muy defraudados con ésta, pues, además de que se les miente parece que se les debe de tomar por tontos, cuando la mentira es tan burda, o considerar que les tienen “secuestrados” y que no tienen otras fuentes de información.

Escándalo en Intereconomía: La Gaceta miente a sus lectores diciendo que Rajoy defiende la Vida

octubre 24, 2010

El diario La Gaceta, del grupo Intereconomía, ha publicado hoy una noticia en cuyo titular mentía descaradamente a sus lectores al afirmar que Rajoy defiende el derecho a la vida, la familia y la libertad de educación.

Nada menos.
Hasta hoy, el grupo medático de Julio Ariza había destacado por se una excepción entre los medios de la derecha Española, con una constante crítica al aborto. sin embargo hoy, desde el diario que dirige Cárlos Dávila se han antepuesto los intereses partidistas del PP a la verdadera defensa de la vida. El PP ni defiende la vida ni la familia. Y en La Gaceta lo saben. Así que no queda otra explicación que el diario pretende engañar a sus lectores para que apoyen a un partido abortista, a un candidato abortista, pues antes que la defensa de la vida está el interés electoral del PP.
Desde Manifiesto por la Vida recomendamos escribir a dicho diario, informándoles de que no han conseguido engañarnos, pero sí han perdido un lector.

Al menos 11 clínicas abortistas de la lista del ministerio no son empresas

febrero 18, 2009

Siguiendo con la serie de artículos publicados en La Gaceta sobre el negocio del aborto, reproducimos el tercero de ellos y más reciente hasta el momento:

A diferencia de Madrid, donde un solo grupo (Dator) acapara el negocio del aborto, y de Levante, donde los abortistas se mueven ideológicamente a sus anchas, en el norte de España no hay fuertes grupos abortistas y bastantes clínicas simplemente no existen como empresas. Fuera de estas grandes áreas, existen dos grupos abortistas relevantes en Andalucía y otro en Murcia.
Entre las clínicas que el Ministerio de Sanidad cita en la lista de las que hicieron abortos en 2007, al menos 11 no son empresas. Faos, en La Coruña, es un teléfono que no responde. En Pontevedra no existe ninguna Clínica Climent, sino un doctor Antonio Climent Arigo, que trabaja a tiempo completo en el Hospital Povisa de Vigo, donde aseguran que no hacen abortos. La Clínica Cire de Ciudad Real es un “consultorio ginecológico” sin empresa. Lo mismo pasa con el del “Doctor Prada” en Guipúzcoa, la Clínica “Sirona” de Gijón, el “Centro Ginecológico Dr. Echevarría” en Álava, la asociación Centre Mèdic Les Corts de Barcelona (aparentemente vinculada a la clínica abortista Adàlia de Gerona), el Centre Mèdic Giness (Dr. Eizaguirre) en la misma Ciudad Condal, el Centro Ginecológico Levante (en Alicante y Elche, sin empresa ni correo electrónico). Por último, en Cádiz y Granada cita el ministerio un “Centro Ginecológico” y una “Clínica Ginecológica” que, sin más datos, es imposible identificar.
Para disimular las clínicas de abortos, una modalidad menos drástica es la de poner en la lista del ministerio un nombre distinto al comercial. Multimédica-Centro, de Salamanca, se llama por ejemplo Barromarco SL. El Centro Ginecológico Scala 2000 de Málaga se llama 2004 Ginecenter SL. La que aparece como Clínica Medina-Azahara se llama en realidad Clínica Ginecológica Córdoba SL. El Centro Médico o Clínica Guadiana (que realiza abortos en Badajoz) es en realidad la Clínica Los Arcos. Lo que en Vizcaya llama el ministerio Clínica Ginecológica Carlton, aparece en el Registro Mercantil como Ortodoncia Carlton. La Clínica Quirúrgica Actur de Zaragoza se llama Unidad Aragonesa de Salud SL, si bien ésta y otras empresas del grupo Dator (la misma Partner Line SL) al menos tienen registrado como marca el nombre que dan al ministerio.

Por último, hay quien recurre a inscribirse bajo fórmulas distintas a las de sociedad anónima o limitada. Lasaitasuna (clínica vizcaína famosa por colgar el año pasado en internet las historias de 4.000 mujeres que habían abortado) es una comunidad de bienes gestionada por tres personas. A la fórmula de Asociación (que exime de presentar balance) recurre entre otras la sucursal valenciana de Acuario (cuyo nombre registrado es simplemente “Casa de Salud”).

Preservar la fama
Madrid es suficientemente grande como para que Guillermo Sánchez pueda no ser conocido, y Levante lo suficientemente libertino como para que los abortistas mezclen sus actividades con otras sanitarias. Pero la vieja Castilla es otro cantar, y en Valladolid el propietario al 80% de Ginemédica, el ginecólogo Ángel Santaolaya, cuida su fama y no se mezcla en otras empresas con los gestores de su clínica de abortos. Paradójicamente, en Ginemédica no hay ningún ginecólogo, y Santaolaya, que lo es, sólo aparece como gestor de empresas de otros ramos, salvo que se considere ginecología la fecundación in vitro.

La clínica de abortos salmantina Barromarco toma nombre de su administrador, Antonio Martín Marcos, y de su precedesor José Luis Barroso Moreno. Con Antonio Sánchez Hernández, Martín administra Barromarco y otras tres empresas: Clínica de la Mujer, Hispanolusa de Ginecología, y la inmobiliaria Hardcilla. Sánchez Hernández administra además la empresa de finanzas Consultora Empresarial Salamanca.

A la vista de una estructura empresarial tan poco transparente, parece claro que una Ley del Aborto que reduzca el control favorecerá estas pecularidades.

Andalucía se la reparten González Bravo y Sáenz de Santamaría-Stolzenburg
El aborto ha echado raíces en Málaga, donde Rafael González Bravo tiene tres clínicas abortistas: Atocha, Clínica Sevilla (alias El Sur) y Spawsky, y otras nueve empresas: Inra 2005, Inversiones Acpromi, Rasan 2, Ripalgo 3000, Tempisque (construcción e inmobiliaria), Mallorban (carpintería), Ragumi, Pacatmedita (cafeterías), Urban People (calzado). También en Málaga tiene tres clínicas el doctor Germán Saenz de Santamaría Vázquez: una de abortos (la Ginecológica que lleva su apellido, con sucursal también en Jaén) y dos policlínicas que no los hicieron en 2007: Huelín y Litoral.

Saenz de Santamaría no tiene hoy día conexiones comerciales directas con uno de sus antiguos empleados, junto con el cual fue procesado por abortos ilegales: Luis Alberto Stolzenburg, propietario de una clínica de abortos (Córdoba), de otra que lleva su nombre en Sevilla (y que al menos en 2007 no los hizo), y de una inmobiliaria, Vistalada SL, en Málaga. Sus conexiones miran a Oriente también por su socio extranjero, Mohamed Zakaria El Abdellan El Kasem, con quien comparte la clínica cordobesa y quien a su vez tiene dos clínicas (no abortistas) en Granada: Mayadín y Los Cármenes.

El Abdellan figuró como consejero delegado de la clínica de abortos madrileña Callao, propiedad del sirio Mohamed Dehni. Éste, a su vez, es titular de una policlínica, Retiro, en la madrileña calle de Lope de Rueda. Dehni lleva cuatro años tratando de convertirla en clínica abortista, pero se lo ha impedido la firme oposición de los vecinos del edificio.
Después del cierre, el año pasado, de la sucursal madrileña de Morín y de la pequeña clínica Mayrit, el negocio de Dehni es el único que, en Madrid, queda al margen del grupo Dator.

El grupo de Murcia y las empresas del País Vasco y Asturias
Murcia es la tercera comunidad con mayor tasa de abortos (14,8 por mil mujeres fértiles). Hasta allí extienden sus redes las empresas de Remedios G. Bricio (Instituto Ginecológico Murcia). Pero la mayor parte del negocio abortista se lo queda un empresario local, Francisco Valero Atienza, con tres clínicas: Ginemur, Delta Médica y Deia Médica (en Murcia, Cartagena y Deia, Valencia). Valero posee una empresa de muebles (Casneval), otra de comercio (Nicaragua I. Trade) y otra de servicios (Tóner del Mediterráneo), además de una sanitaria (Oftal Ribera). Sus socios Wilmer Jurado, Francisco Martí Peris y Adela Vidal Chornet administran empresas ginecológicas o sanitarias (Géminis Planificación Familiar, Vidavidal, Clidemur Salud y Belleza, Laboratorio Grumaya y Laboratorio Hospital 4).

En el País Vasco, Luis Castillo Echeverría administra la clínica abortista Euskalduna 2006, así como la empresa Resonancia Euskalduna, y preside la también sanitaria RX Euskalduna. Su principal socio en las tres es José Miguel Gurrea Bilbao, administrador de Aluak y Glamzagine (sanitarias), Guri SL y Arrendamientos de Bizkaia (inmobiliarias), y Dorsoduro 06 (financiera).

En Asturias, salvo las conectadas con el grupo levantino Acuario (Buenavista), las clínicas abortistas suelen estar gestionadas por mujeres y tienen escasas conexiones. Marcos Fernández Marqués, que hasta 2003 fue consejero delegado de Belladona (clínica abortista de Gijón), administra actualmente dos empresas sanitarias (Instituto Reumatológico Asturiano y Reumatología A&M). Otra ex administradora, Amparo Cardano Díaz, gestiona el centro de salud Beleno.

LISTADO COMPLETO DE LAS EMPRESAS ABORTISTAS
grupo-santa-olaya

Quién es quién en la industria del aborto en España

febrero 11, 2009

Primera parte de úna serie de artículos dedicados a los negocios abortistas aparecido hoy en el diario La Gaceta:

Zapatero miente cuando dice que quiere hacer del aborto un asunto público. Al menos los datos lo desmienten, año tras año. Desde su llegada al poder en 2004 (y hasta 2007, último año con datos), las clínicas privadas han pasado de ejecutar el 96% a casi el 98% de los abortos, invirtiendo la tendencia de los años anteriores. En los últimos años de Aznar los abortos en la sanidad pública fueron aumentando (1.698 en 2001, 2.282 en 2003). Desde el máximo de 3.034 registrado en 2004, han vuelto a descender año tras año (2.344 en 2007).
Zapatero dijo en el programa Tengo una pregunta para usted que el dilema está entre dar a la mujer un derecho a abortar sin más límite que un plazo, o bien “llevar a la cárcel a mujeres”. El Gobierno dice que, para evitar lo segundo, la nueva ley de plazos impondrá mayor secreto en las historias clínicas de abortos, sustituyendo los nombres por números consecutivos.
La realidad es que, en el proceso contra Carlos Morín en Barcelona por abortos ilegales fueron interrogadas 158 mujeres, sin que se desvelara el nombre de ninguna, que sólo conoce la jueza, y sin que ninguna fuera acusada. Si no es frente a la Justicia, ¿frente a quién hay que proteger los datos? El único caso de filtración reciente, fue una clínica de abortos (Lasaitasuna, Bilbao), multada en abril pasado por colgar en la Red historias clínicas de 4.000 mujeres que abortaron. Si se quiere recurrir a la historia, puede recordarse que, para defenderse cuando hacía abortos ilegales, el hoy presidente de la clínica Acuario, Pedro Enguix, publicó en 1983 una lista con nombres, direcciones y DNI de 2.779 mujeres que habían abortado con él. No le pasó nada.
Proteger a las clínicas frente a las clientas
La nueva ley no controlará a las clínicas (sería la autentica y necesaria novedad), sino que las protegerá frente a sus clientas, que no podrán acceder a su propia historia clínica. El ya escaso control público que suponían los tres supuestos (peligro para la salud, violación o malformaciones), a uno de los cuales había que acogerse, sólo se mantendrá para abortos tardíos.
Más negocio con menos control, por tanto. Pero, a pesar del indudable atractivo económico, estos centros tienen dificultades para conseguir personal competente. Así lo reconocía en diciembre de 2007 el responsable de la Clínica El Bosque a un médico infiltrado que presentó su currículo, fue inmediatamente fichado, y publicó la grabación de la entrevista en Intereconomía. El Bosque está especializada en abortos con solución por salinos, y para ejecutarlos tiene convenios por ejemplo con Asturias, región de procedencia de una mujer de 30 años que falleció el pasado día 13 después de sufrir en El Bosque un paro cardíaco.
Quien impulsa el crecimiento del aborto al ritmo de la economía china en sus mejores años (32% de 2004 a 2007) es, por tanto, exclusivamente la industria privada. Los ingresos anuales, que superan los 50 millones de euros, se reparten sin competencia. Las empresas congregadas en la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción (del embarazo, palabra que se cae de las siglas de Acai), se reúnen cada año una o dos veces en un congreso para delimitar sus áreas de negocio.
La sobreprotección con que la nueva ley bendecirá a las clínicas de abortos permitiría prolongar el limbo fiscal en el que viven, ya que no declararían ni la mitad de sus ingresos. Muchas no extienden factura a las clientas que no vienen acreditadas por la sanidad pública. La cantidad de dinero sin justificar permitiría a sus dueños presentar balances relativamente modestos e invertir en otras empresas. Su margen imaginativo es reducido y suelen dedicarse a otras especialidades médicas o al antes boyante negocio inmobiliario.
Además de los 50 hospitales públicos que se reparten el 2% de abortos que no hacen las clínicas privadas, hay dos grandes empresas sanitarias que los hicieron en 2007: el Centro Médico Teknon (747 empleados, 68 millones de euros de ingresos en 2007) y el Instituto Dexeus, también de Barcelona (327 empleados, 28 millones de ingresos en 2006).
Dentro de las clínicas específicas de abortos, el grupo más fuerte es el de Dator (Partner Line SA). Guillermo Sánchez preside o es consejero de cuatro clínicas de abortos y a través de sus empresas controla otras tres directamente y cuatro indirectamente. Dos clínicas (Dator y Gara: en ésta dejó de ser consejero delegado en 2005) y seis empresas suyas están en el top-19 de las vinculadas al aborto con ingresos superiores al millón de euros.
Quien impulsa el crecimiento del aborto al ritmo de la economía china en sus mejores años (32% de 2004 a 2007) es, por tanto, exclusivamente la industria privada. Los ingresos anuales, que superan los 50 millones de euros, se reparten sin competencia. Las empresas congregadas en la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción (del embarazo, palabra que se cae de las siglas de Acai), se reúnen cada año una o dos veces en un congreso para delimitar sus áreas de negocio.
La sobreprotección con que la nueva ley bendecirá a las clínicas de abortos permitiría prolongar el limbo fiscal en el que viven, ya que no declararían ni la mitad de sus ingresos. Muchas no extienden factura a las clientas que no vienen acreditadas por la sanidad pública. La cantidad de dinero sin justificar permitiría a sus dueños presentar balances relativamente  modestos e invertir en otras empresas. Su margen imaginativo es reducido y suelen dedicarse a otras especialidades médicas o al antes boyante negocio inmobiliario.
Además de los 50 hospitales públicos que se reparten el 2% de abortos que no hacen las clínicas privadas, hay dos grandes empresas sanitarias que los hicieron en 2007: el Centro Médico Teknon (747 empleados, 68 millones de euros de ingresos en 2007) y el Instituto Dexeus, también de Barcelona (327 empleados, 28 millones de ingresos en 2006).

dator_administradores_accionistas

El ‘grupo’ Dator
El presidente de Dator fue accionista de la farmacéutica Bial (disuelta y refundada por sus propietarios portugueses), según el Registro Mercantil, en el que Sánchez aparece como accionista o administrador de 26 empresas. Las del ramo sanitario comparten sede con Dator, pero las hay de sectores tan variados como la enseñanza (Escuela de Negocios SA, Centro Español de Educación a Distancia-CEDED), la promoción inmobiliaria (Tensa Inmuebles, Construcciones Autoportantes, Grucopa, Guiraser Service), el transporte marítimo (Easyflet), las telecomunicaciones (Cablecan), los laboratorios farmacéuticos (Diater), los servicios recreativos (Guest Card), la producción de energía (Hidroeléctrica de Boñar), la hostelería (Model Hotels) o la informática (Roadnet). Adivinen dónde va el dinero del aborto.
Además de ser el empresario con más clínicas de aborto y con más empresas de otros tipos, Guillermo Sánchez es el que más ayudantes tiene. Con su hermano Saturnino ha coincidido en una decena de empresas, en otras tantas con Pablo Cubero y con Ramón Hernández Lorenzo en el doble. La presencia de personas de confianza de Guillermo Sánchez en consejos de administración de otras empresas en las que él no está presente, permiten deducir su papel decisivo en el negocio del aborto en Madrid (con la excepción de Callao, clínica vinculada a un grupo andaluz), Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura y Canarias. Con las dos clínicas de Sergio Muñoz (El Bosque y Los Arcos) conecta al sentarse, él y sus dos colaboradores más directos, junto con Muñoz, en el consejo de administración de la clínica de abortos de Zaragoza (Actur).
En Madrid, la clínica Isadora no pertenece a Sánchez, pero uno de sus administradores, Javier Hidalgo, es junto con Muñoz administrador de otra sociedad médica (SJS). Hidalgo, a su vez, fue administrador de una empresa extinta, Clilab, en cuyo consejo coincidió con el jefe de la clínica barcelonesa D’Ara, Santiago Barambio, que también es presidente de la asociación Acai. También fue consejera de Clilab la portavoz y ex presidenta de Isadora, Marisa Castro, que en sus tiempos de diputada por Izquierda Unida, en marzo de 2003, espetó al Gobierno de Aznar un grito de “¡Asesinos!” que hubo de ser suprimido del Diario de Sesiones. Castro, que ya en 1986 era relaciones públicas de Dator y presidía la Asociación de Planificación Familiar de Madrid, defendió también la eutanasia en el Parlamento. Antes, entre 1991 y 1999, fue concejala de IU en el Ayuntamiento de Madrid.
De las buenas relaciones entre Isadora y la Comunidad de Madrid da fe que Antonio Becerra, coordinador de la “unidad de trastornos de identidad” en la sanidad madrileña, aprendiera las técnicas de cambio de sexo durante sus años como endocrino en esta clínica.

empresas_abortistas

La voz del hombre invisible en las Cortes
Guillermo Alfonso Sánchez Andrés lidera la industria del aborto en España, pero es un hombre invisible. Su decisión de manejar los hilos desde la oscuridad es respetada incluso por nuestros legisladores, que le convocaron en el Congreso para recibir su consejo sobre la nueva ley del aborto aceptando que entrara y que saliera sin que nadie pudiera captar su imagen.
En su intervención ante la subcomisión de Igualdad el 18 de noviembre, despreció el estrés postraumático que sufren muchas mujeres (síndrome post aborto) y afirmó: “Para la mayor parte de las mujeres que ha tenido un aborto, el procedimiento significó una experiencia de maduración, una forma eficaz de hacerle frente a una situación de crisis personal. De hecho, la respuesta emocional más notoria de la mayoría de las mujeres, y nuestra experiencia también es así en los seguimientos que se hacen en los centros de planning, en el primer trimestre de embarazo es la sensación de alivio”. Como ideal político, se refirió a que “ya en Cataluña, en 1936, se promulgó la Ley Eugenésica del Aborto, de Federica Montseny, reconociendo el derecho de la mujer a decidir”.
Santiago Barambio, la cara visible de Acai
El presidente de la asociación de clínicas abortistas Acai es Santiago Barambio, que tiene una clínica en Barcelona (D’Ara, antes Tutor Médica), además de una empresa de servicios (Magda Factoría) y una residencia (Centre d’Atenció Residencial Especialitzada, comparte sede con la anterior y se creó en 2003, cuando Barambio dejó de presidir Residencias Aidar).
Mientras que el presidente de Dator, a cubierto de posibles reacciones, se permite cargar su discurso negando el síndrome post aborto, o haciendo demagogia política (invocando a la ideóloga anarquista Federica Montseny, 1904-1994), Barambio es menos imaginativo, y cuando se inició la investigación en las clínicas de Morín a finales de 2007, desveló el orden de prioridades que había de tener la nueva ley del aborto: “En 22 años de trabajo no había pasado nada, ahora con esta situación nos hemos dado cuenta de que la ley vigente de aborto en España presenta debilidades y no propone medidas que protejan a profesionales y mujeres” (11 de marzo de 2008). El PSOE había ganado las elecciones dos días antes y el profesional al que se refiere es Morín, que operaba sin advertir a sus clientas de que tenía el sida.
Desde el punto de vista científico, Barambio no discrepa de Sánchez, y así en un encuentro digital en El País el 11 de enero de 2008, al preguntarle un lector en qué se basaba “para no considerar que se mata a un niño” en el aborto, contestaba: “Cuando nazca y sobreviva 24 horas será un niño. Otra cosa es que haya vida, también están vivos los espermatozoides y no son un niño aunque sean necesarios para que llegue a existir un niño”.

Barcelona es el centro comercial e ideológico del negocio abortista

febrero 11, 2009

Copiamos por su interés el siguiente artículo aparecido hoy en el diario La Gaceta, segunda parte del aparecido ayer:

En el centro de España el aborto es un negocio concentrado y oculto. En levante, en cambio, se presume de hacerlo a cielo abierto y se combina con otras actividades sanitarias. La conexión entre la Generalitat catalana, que paga los abortos a través de la fundación Salut i Familia, y las clínicas de abortos es muy fuerte, y sólo las denuncias de la prensa inglesa (2004) y la televisión danesa (2006) forzaron a hacer caso de las decenas, si no cientos, de denuncias por aborto ilegal contra las clínicas de Carlos Morín. De su arresto, el 26 de noviembre de 2007, tuvo que encargarse la Guardia Civil, y no los Mossos d’Esquadra.
Baleares, Murcia y Cataluña son, después de Madrid, las únicas comunidades con tasas de aborto superiores al 1,4% de mujeres fértiles cada año. En Barcelona se encuentran los dos únicos grandes hospitales privados (Dexeus y Teknon) que hacen abortos.

‘Grupo’ Morín-Bricio
Tras su detención, se produjo una ruptura, real o ficticia, entre Morín y su socia, Remedios González Bricio, quien solicitó una junta extraordinaria de Ginemedex en la que se explicara por qué no había presentado cuentas desde 2004 y “la relación” de la clínica con la empresa Global Kooning. Son los propios abortistas, por tanto, más que la autoridad financiera que debería controlar sus cuentas, quienes desvelan parte de su trama comercial.
Morín participa, o ha participado al alimón con Bricio, en la administración de cuatro clínicas de abortos, y tiene otras tres empresas: las inmobiliarias Global Kooning Business y Villacarlota, y una de intermediación comercial, Holinver SA. Por su parte, González Bricio administra tres clínicas de abortos con sedes en Barcelona y Alicante (aunque ésta, Instituto Ginecológico Murcia, los practica fuera de su sede comercial) y ha sido administradora en las dos de Morín cerradas por la Guardia Civil (Ginemedex y TCB). Tiene sólo otra empresa activa, Barinvest SL (extraño nombre para ser del ramo textil), en la que Morín es administrador y Holinver SA accionista.
Hace un año que Bricio dejó de ser administradora única de la empresa Planificación Familiar Murcia SL, administrada hasta 2002 por Francisco Javier Iniesta Ribelles (empresario de la construcción, no confundir con el dirigente murciano del PP, que se apellida Alcázar de segundo). Actualmente la gobierna Vicente Sanchis González, apoderado de una de las clínicas de Bricio (EMECE). Éste comparte la administración de la cooperativa Bricio y Asociados con Alberto Isabel Vilar, gestor de la clínica alicantina Ginetec. Isabel administra la inmobiliaria Halesa, y es apoderado de otra, Inversiones Cutty, administrada por Sanchis. Éste también gestiona la inmobiliaria Victorvi, que hasta 2003 administró Remedios González Bricio, con lo que el círculo se cierra.

grupo-morin-bricio

‘Grupo’ Acuario
En Alicante tiene su sede el grupo Acuario, que combina sus clínicas de abortos con actividades médicas de tipo eugenésico (partos naturales) e inmobiliarias. Además de dos clínicas abortistas, Pedro Enguix Randis administra la empresa educativa Baladre Alternatives, otra de instalaciones deportivas (Baladre Consulting) y dos clínicas más (Moraira e Instituto de Reproducción de la Marina Alta). Su socio Egbert Landa Henk tiene seis empresas inmobiliarias, de seguros, residencias o consultoras. Enrique Lebrero Martínez preside la clínica de abortos de Alicante.

grupo-acuario

Carbonell, Enguix, Lebrero y Barambio, las cabezas pensantes de la eugenesia

Josep Lluis Carbonell Esteve es propietario de las clínicas de abortos Mediterránea Médica (Valencia, Castellón, Alicante), de dos empresas farmacéuticas (Safedifarm y Pharmamis) y de la de investigación Asensial.
Su grupo incluye otras dos clínicas de abortos, Iris (Albacete) y Aragón (Valencia), cuyo administrador único, Salvador Aragón, conecta con Carbonell por medio del administrador de Mediterránea Médica, Vicente Felip, que hasta 1995 lo fue de Iris.
Carbonell proclama su ilegalidad al decir que trabaja “desde 1981 especialmente en Interrupción Voluntaria de Embarazo, habiendo realizado hasta la fecha más de 50.000”. En 2008, la Fundación Española de Contracepción (FEC) le entregó el primer Premio Nacional de Anticoncepción. Poco antes estuvo en Valencia en el barco abortista de Women on Waves, con el que ya fue en 2006 a Malta. Ha realizado experimentos de un fármaco abortivo en Cuba con 6.000 mujeres.
En Valencia, Enguix y Lebrero, difunden la filosofía eugenista del “nacer sin violencia”. Lebrero opina que para dar a luz una mujer debe tener 30 años y ser licenciada.
La opinión de Enguix y Lebrero sobre los que no siguen sus pautas se plasmó en un artículo en El País en 1991: “El Tercer Mundo, con su alta tasa de fecundidad, tiene una bomba entre las manos. Una bomba que necesita para su supervivencia. Y la utiliza como arma defensiva, para subsistir, para que no decaiga su economía de la nada, de la miseria. Pero se les va de las manos y comienza a ser un arma ofensiva, migratoria, asfixiante para Occidente. El Tercer Mundo se desparrama, y evitarlo es inútil. Y aunque no sea responsable de ello, es un gran peligro ecológico”.

Centenares de personas piden al Gobierno “alternativas” para evitar que las mujeres aborten

diciembre 29, 2008

Según publica el diario La Gaceta :

El vicepresidente de la plataforma Hazte Oír, José Castro, exigió ayer al Gobierno, coincidiendo con el día de los Santos Inocentes —conmemoración de la matanza de niños que ordenó el rey Herodes—, “alternativas al aborto”. Se trata, explicó, de dar opciones para evitar que “más de 110.000 mujeres” al año se vean “obligadas” a interrumpir su embarazo en España y otorguen a sus hijos la “oportunidad de vivir”.

En declaraciones a Ep, Castro reprochó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero haya creado una “comisión parlamentaria de paripé” para estudiar el aborto, celebrada “con nocturnidad” y para intentar lanzar una ley que “ni estaba en su programa electoral ni la sociedad española reivindicaba”. “Lo que la sociedad española quiere es que se den alternativas y se les informe de lo que es un aborto”, aseveró. Del mismo modo, criticó que en dicha comisión parlamentaria “muchos” de los miembros “eran elegidos por el PSOE” y representantes de las clínicas abortivas.

Varias asociaciones antiaborto se manifestaron ayer frente a clínicas y puntos céntricos de varias ciudades con objeto de pedir al Gobierno “verdaderas medidas” que ayuden a las mujeres embarazadas y a las familias y solicitarle que abandone su proyecto de ampliación de la ley del aborto o Ley de Plazos. Unidos por la Vida organizó actos en Madrid, Logroño, Oviedo, Gijón, Avilés, Santander, Motril y Marbella.

Provida hizo lo propio ante clínicas abortistas en Madrid —donde las fuerzas de seguridad detuvieron a dos manifestantes frente a la clínica Dator por saltarse el cordón policial—, Barcelona, Valencia, Pamplona y Sevilla. En esta última ciudad, unas 300 personas se concentraron en la plaza del Triunfo “contra el aborto, el genocidio del siglo XXI”.

Cristina Bote, víctima del aborto: “Oir a otras mujeres me libró de las pesadillas”

diciembre 17, 2008

Publicamos a continuación, por su interés una entrevista aparecida en el diario La Gaceta

Cristina, victima del aborto, da su testimonio

Cristina, víctima del aborto, da su testimonio

Esta madre de familia madrileña es la primera española que sale a cara descubierta para hablar de su aborto, practicado por el tercer supuesto (malformaciones).

Profesional de las relaciones públicas, Cristina perdió dos hijos por el aborto: el primero tenía una trisomía 20. El segundo murió tras la amniocentesis con la que se comprobó que estaba sano. Es la primera española que da la cara, sonriente, para animar a otras mujeres a hablar de su aborto. Porque está convencida de que contar y escuchar esos testimonios es la forma de salir de un drama que cientos de miles de mujeres sufren en silencio.

¿Cómo rompió su silencio?

En Murcia hubo unas jornadas de voluntariado en mayo, con diferentes asociaciones de ayuda a la mujer, y me invitaron a participar porque uno de los temas que iban a tocar era el aborto. Cuando llegué mi sorpresa fue que el auditorio estaba repleto de universitarios. Me dije: me tiro a la piscina. Mi testimonio fue muy duro porque yo quería que supieran lo que realmente es un aborto. Describí con bastante detalle el proceso y a raíz de ese testimonio conocí a otras personas que cuando llegué a Madrid me invitaron a participar en alguna entrevista telefónica.

En 2004, cuando perdí el segundo bebé, caí en una depresión fuerte, directamente pensé que no era la primera mujer que tenía esos sentimientos, que tenía que haber alguien más. La única forma de sentirme arropada era buscar alguien que estuviese conmigo. Entonces me metí en internet y busqué algún tipo de asociación que me pudiese ayudar. Al poner “víctimas del aborto” apareció AVA.

¿Por qué se le ocurrió poner “víctimas del aborto?

Porque yo me sentía víctima del aborto. Mandé un email a la asociación, diciendo que estaba mal. Después escribí mi testimonio en el foro de AVA, me sentí con fuerza de contarlo, y recibí comentarios, y conocí a personas que me preguntaron cómo estaba. Yo no estaba nada bien, porque tenía pesadillas muy fuertes. Cuando tuve a mi cuarta hija, Berta, dejé de tener las pesadillas y pensé que mi problema se había olvidado al conseguir tener el bebé deseado. Pero mi sorpresa fue que volví a tener pesadillas y cuando hablé con la psicóloga me confirmó que durante el período de lactancia, como la madre está tan enganchada al bebé, no puede tener un sueño profundo y no llegas a tener pesadillas. Pero en el momento en que dejé de dar el pecho, poco a poco volvieron las pesadillas, cada vez más fuertes. No era algo que hubiese olvidado o superado sino todo lo contrario, estaba ahí latente. Luego empecé con tratamiento psicológico y aquí estoy.

El testimonio de la web es el primero en el que cuento cómo me sentía y cómo lo viví. Sigo comentando la gran falta de información que existe. Que tengas un problema, que yo no lo veo como tal…

¿Lo que le motivó a hablar fue que se sentía mal?

De alguna forma no es que me sintiera mal. Al estar en tratamiento, poco a poco te vas sintiendo mucho mejor. Lo que sí es cierto es que a través de AVA fui conociendo a más gente. Cada vez que hablas con otra mamá que ha estado en algo parecido a lo tuyo, te sientes identificada, cuando hablas con ella sabe perfectamente de qué estás hablando. Cualquier otra persona que no lo haya vivido de cerca, es como que no lo acaban de entender, no entienden que tú te sientas mal. Aparte, el aborto sigue siendo tabú en este siglo que vivimos, la gente no quiere hablar de ello, no te deja participar, que puedas decir lo que te pasa. Te dicen: “olvídate, si es lo mejor”, y ya está. No te dan pie.

Yo mi primer aborto lo hice con los ojos cerrados, porque no tenía ningún tipo de información, y hoy sigo sin tenerla, sobre la trisomía 20. Si me hubiesen explicado qué es un aborto, qué efectos secundarios vas a tener después… Nadie, nadie me explicó absolutamente nada. Si en cualquier otra operación te dan un post operatorio, ¿por qué no pueden dar un post aborto? Para eso están los médicos, para curar. Eso en primer lugar, y en segundo lugar, no me parece lógico que la única salida que den, cuando vienes con un bebé especial, la única solución que te den sea el aborto. Es que no te dicen nada más. Directamente: mejor aborta, y un problema menos.

El otro día lo veíamos con los niños de síndrome de Down. ¿Por qué no pueden vivir, si son felices? No tienen ningún problema, y hay muchos otros niños especiales en el mundo. Mi daño es ¿por qué nos tenemos que negar, y por qué tenemos que ser todos nazis para llegar a conseguir que seamos todos “10”? No somos ninguno 10, ni tenemos derecho a decidir sobre la vida de otra persona, y mucho menos de una persona inocente, como en este caso es un bebé. Pero él no tiene voz ni voto, directamente tú decides: me lo quito de en medio y ya está. Creo que eso no debe ser así.

Es muy importante la información, tanto si el bebé viene bien como mal, hay muchas niñas, les llamo así porque hay mucha gente jovencita que para mí siguen siendo niñas, que deciden abortar y piensan: aborto y se olvida todo el tema. Eso tampoco es cierto. Las estadísticas ahí están, los abortos te dejan señalada para el resto de la vida. La canción que acaba de sonar, “En qué estrella estará”, de Nena Daconte, lo muestra. Ella también lo sufrió y a día de hoy ha escrito una canción, años después, sobre el tema. Es algo que le pasó de jovencita, que fue impulsada por sus padres a abortar. Se nos dice que si abortas se olvida el tema. Pero no, no se olvida, es algo mucho más duro. ¿Qué es peor: tener el bebé o abortar? No te ponen esas dos soluciones encima de la mesa, sólo te ponen una. Mejor aborta y se acabó.

Eso por un lado, y por el otro, si viene un bebé con deficiencias, por qué la única solución que dan es abortar, en vez de poder sacar ese bebé adelante y hacer más estudios para que los niños con problemas especiales puedan tener mejor calidad de vida.

¿Ha cambiado algo en usted contactar con estas mujeres?

Me ha cambiado totalmente, primero poder hablar y segundo, que a través de mi testimonio, ya que en AVA me han puesto correo electrónico y pueden contactarme en los foros, ha habido madres que se han puesto en contacto conmigo porque se han sentido identificadas con lo que yo he hablado, y ellas nunca jamás han hablado. Se sienten como yo me sentía hace nada. Al no haber hablado, que mi dolor era mío solo. Porque ni siquiera mi pareja me acompañaba en el dolor, porque él no lo sentía como tal. De hecho a los 15 días de haber perdido el segundo bebé, me dijo que ya era hora de que dejara de llorar. No lo veía como algo grave para seguir llorando. Esa es la realidad. Ni siquiera la pareja llega a entender. Parece ser que solamente llegamos a querer cuando es algo palpable. Pero es que para nosotras palpable es desde el segundo en que nos enteramos de que estamos embarazadas, incluso antes de saber que estamos embarazadas tenemos un sexto sentido por el que decimos: es que lo estoy y es que ya lo quiero. Para mí el haberlos perdido es igual que otra pérdida en mi familia. Es algo tan grande, que lo quieres tanto, que no te haces a la idea. El sentirme bien con esto, me siento bien si puedo ayudar a otra persona. Solamente con poder ayudar a una, para mí la “labor” que estoy haciendo, que no es ninguna, me ayuda muchísimo.

¿Eso es algo que no había previsto al comienzo?

No, no, para nada. De alguna forma yo lo conté primero para informar a la gente de que la realidad es otra. La única meta que yo tenía era decir: no penséis que el aborto es antes, después y se acabó. Mi primer aborto fue en la semana 21, me hicieron varias pruebas, y directamente después de la última, que es un estudio del cromosoma con la trisomía 20, cuando me llegué al hospital público de Alcorcón me dijeron: Cristina, lo tenemos todo preparado, así que si quieres… en cinco minutos no te dejan pensar qué hago. ¿Sigo adelante, no sigo adelante, mi bebé qué trae, qué no trae?

¿Animaría a las mujeres que han abortado a hablar?

Sí, porque del aborto nunca se habla. Dime un solo programa, noticias, etc., que hable del aborto. Cada vez que sale la palabra aborto solamente es para hablar de cifras, o para decir que han abierto una nueva clínica abortista en tal sitio o tal otro, pero no están hablando de otras realidades y creo que eso no es justo. Me gustaría, y es algo que yo nunca me había planteado, que, si tengo una lucha interna, es que el día de mañana mis hijas, si alguna vez tienen que pasar por una situación parecida, que por lo menos pasen con las cartas hacia arriba, que tengan toda la información y que puedan decidir. Sigo adelante o no sigo adelante, pero no así, como yo fui. Que tengan todas las opciones. Hoy en día tenemos todas las opciones menos una: que no nos dejan seguir adelante. El poder luchar por ellas, que si el día de mañana cambia algo para que ellas se sientan arropadas y que tengan esa información, para mí ya ha sido suficiente.

¿Y si le dicen que pedir que se privilegie o se preste más atención a esa opción es restar libertad a las que quieran abortar?

No, no, no, yo no puedo decir que esté en contra del aborto, porque yo decidí abortar, aunque presionada por la sociedad y por todo lo que me rodeaba, porque no tenía ningún tipo de información. Yo estoy convencida de que hoy en día no hubiese abortado. Porque hoy en día sí me siento apoyada. Por AVA, por muchísima gente. Antes no tenía a nadie. Tú llegabas y decías: me han dicho que viene mal, y todo el mundo te decía: Cristina, aborta, no te compliques la vida. ¡Es lo único que escuchaba! No me parece justo, cuando hablas con mamás, en este caso Mercedes, que se negó a abortar, su hijo venía con una trisomía 18, y la niña duró tres meses. ¿Tú sabes el amor y la alegría que tenía ella por haber vivido esos tres meses con su hija? Yo el día que hablé con ella me eché a llorar porque decía: Mercedes, qué valiente fuiste, de decir a todo el mundo: ¡No!, sigo adelante. Yo no lo pude hacer, no me dieron esa opción, no me dejaron ni pensar. De alguna forma, es haber vivido con ellas algo que yo no pude vivir, porque yo mi bebé no sé si… no hay estudios de trisomía 20, porque como no siguen adelante, qué se va a sacar.

El tiempo que estuvo…

En 2003, a los dos meses de abortar, me volví a quedar embarazada, y al hacerme la amniocentesis me rasgaron la bolsa, perdí gran parte del líquido amniótico y tuve que estar ingresada casi un mes sin poderme mover para nada, hasta los líquidos tenía que tomarlos tumbada, porque si me incorporaba habría pérdida de líquido. Finalmente el niño falleció porque no aguantó la pérdida de oxígeno.

¿Tampoco informan de las consecuencias posibles de la amniocentesis?

Como tenía los antecedentes de la trisomía 20, tuve que ir directamente a hacerme la amniocentesis para ver que el bebé venía bien. De hecho venía perfectamente, me lo dijeron estando en casa después de que hubiera fallecido. Te dicen: tienes que hacerlo, y tú misma, admites que tienes que hacerlo para ver que viene bien. Te van metiendo en la misma rueda y cómo iba yo a pensar que iba a perderlo en ese momento. Es lo último que se te pasa por la cabeza.

¿No informan, como gráficamente decía el Dr. Esteban Rodríguez, de que es una excursión en la que uno de cada 100 niños que sube al autobús no va a volver?

Claro, es que es mucho más alto del 1% índice de mortalidad en la amniocentesis, y no lo dicen.

¿Una ley de plazos eliminaría el tercer supuesto y la discriminación de los discapacitados?

La libertad que existe hoy permite que aborte la mujer que quiera. Pero la que quiera hacerlo primero debe saber qué es el aborto, qué va a pasar. Que va a sentir a ese bebé que están matando. Que sepa de antemano que es un bebé, que no es una lechuga. Porque te dicen que no es un ser vivo. ¡Es un ser vivo desde el momento en que se concibe! Esa es la realidad. Por otro lado, cuando realmente se someta al aborto y quiera llevarlo a cabo, que sepa las consecuencias que va a tener en el post aborto. Si ya tiene toda esa información delante de la mesa y decide que adelante, adelante con todas las consecuencias. Ella luego no podrá arrepentirse o decir “es que no me dijeron esto o lo otro, o es que yo no sabía”. No, no, sí lo sabes. Más adelante vas a tener muchos problemas, porque se va retorciendo como yo digo, lo vas llevando dentro, porque luego no lo puedes decir, no puedes llegar al trabajo y decir: “es que he estado la semana pasada en una clínica de abortos”. La gente se lo calla. No le vas contando a tu familia: he abortado. Nadie lo dice. Es algo que se queda en lo más íntimo de las familias, lo sabe el marido o una amiga, no va más lejos. Al cabo de los años a lo mejor se empieza a contar: huy, hace años aborté…

En mi caso, eran bebés en avanzado estado de gestación y yo no tuve en ningún momento derecho a ver sus cuerpos. Yo hecho mucho de menos poder llevarles un ramito de flores, por ejemplo. Soy creyente, soy católica, y pienso que cualquier ser humano tiene derecho a un entierro digno. O si lo quieres donar a la ciencia o directamente lo quieres incinerar. Que puedas tener el derecho de hacer lo que quieras con ese bebé. Pero no te dan la opción. Directamente te lo quitan, se lo llevan y se acabó. Al cubo de la basura.

Ya no tengo pesadillas por eso, ya me he ido enterando un poco de todo. Es como el vídeo que ha hecho Eduardo Verástegui, donde cuenta cómo decapitan a los niños para provocar el aborto.

¿Son las mujeres más tolerantes respecto al aborto?

Hay muchas mujeres que llaman, al principio quieren hablar pero al final abortan, por lo que tienen alrededor, por miedo, por la sociedad, por miles de causas diferentes. Por mucho que yo intente ayudar a una mamá, a pesar de aconsejarle que no aborte porque después le va a pasar todo eso, al final puede tener tantas cosas sobre la espalda que al final a ella su pensamiento, su presión, su miedo, llámese como se llame, al final decide abortar, y no se le puede dejar de lado porque al final lo haya hecho, hay que intentar acogerla y decirle que lo que le va a pasar a partir de ahora será todavía mucho peor que la decisión que ha tomado; porque es cuando realmente todo ese miedo, todos esos fantasmas, aparecen.

Me refiero a si optan más que por liquidar por ley el aborto, por hacer que el ambiente social lo vaya reduciendo.

Es que ahora mismo el aborto se está utilizando como método anticonceptivo. Es una realidad. ¿Cuántas niñas, jovencitas, de 17, 18, 16 y 14 años, se toman la píldora del día después, que es abortiva; tienen relaciones y la toman directamente.

¿Qué habrías dicho a la subcomisión del Congreso que estudia cambiar la legislación del aborto? ¿Qué diría a la ministra de Igualdad?

Primero que no sabe de qué está hablando porque no lo ha vivido. Y es muy difícil hablar sin tener realmente conocimiento. Yo no quiero hablar de algo que no conozco, eso para empezar. Si es cierto que ella quiere dar igualdad, que empiece dando igualdad en que los médicos sigan el mismo protocolo que se da para cualquier enfermedad. Que a cualquier persona que va a una clínica a realizarse un aborto, le digan lo que viene después, con información por escrito, con un psicólogo que esté ahí desde el primer día para lo que pueda venir después. Hoy en día ponen un psicólogo para cualquier cosa, y no para algo tan importante como es un aborto. Me parece excesivo.

Iba buscando consuelo, arreglar su problema, luego se dio cuenta de otras cosas, le resulta satisfactorio ayudar a otras personas, pero ¿su problema persiste?

No, ya no tengo pesadillas. Ayudar a otros también es terapéutico. Ahora no hay día que no hable, que no lea, que no contacte, que no tenga algo que ver con este entorno de AVA, donde estás ofreciéndote, donde la gente te está escuchando o te está contando. Por ejemplo varias mamás me han contado cómo se sienten, lo mal que están, el poderles yo decir: no pasa nada, tienes que seguir adelante, tu bebé te está viendo desde el cielo cómo estás luchando. Poder hacer eso es muy gratificante. Si ella se siente mal, yo me siento muchísimo peor por ver que ella está sufriendo. Que si de alguna forma se siente cómoda, por ejemplo una mamá me ha escrito: “solamente contigo me puedo desahogar porque eres la única que me entiende”, era lo mismo que yo sentí cuando hablé con alguien de AVA por primera vez. Es que alguien me está entendiendo; que me encuentro mal, que no es algo que me esté inventando. Porque normalmente es lo que la gente piensa: como has elegido abortar, atente a las consecuencias. Muchas veces, cuando intentas contarlo, la gente puede llegar a pensar mal, es todo muy enrevesado. Por eso es muy importante la información. Si una persona ha abortado, ya sea espontáneamente o porque ha querido hacerlo, la pérdida es exactamente igual.

¿La gente bien no es hipócrita, en el sentido de que sólo teóricamente están por la vida?

No, en este caso a mí la gente que he hablado con ella… te puedo contar una anécdota, estando en Murcia, a través de AYUME, la asociación de ayuda a la mujer embarazada de Cartagena, me invitaron a una vigilia que había a favor de la vida, y querían que hablara sobre mi testimonio, que fue un poco más suave que el día que estuve en la universidad, porque imagínate, una iglesia llena de gente, supuestamente gente bastante religiosa, de una iglesia donde iban muchos familiares de militares… y sin embargo hubo un montón de señoras que vinieron a decirme que qué valiente había sido por hablar, que se sentían muy identificadas conmigo, y más de una me dijo que había abortado y que nunca jamás lo contó. Gente mayor.

(Sonríe porque está muy contenta de ayudar.)

Quiero añadir por mi cuenta que exijo el derecho a poder disponer del cuerpo, si lo quieres incinerar, o enterrar. ¿Es que sólo los bebés que nacen tienen ese derecho?

Una vez que fuimos a comer a una sobrina mía se le escapó un globo, y mi hija mayor gritó ¡bien, bien! Todos nos sorprendimos, y le dijimos que cómo podía alegrarse por eso, y dijo: es que así mis hermanitos van a jugar con él en el cielo. Los niños tienen esa inocencia y por eso se alegraba. Es que Rosalía siempre ha sido muy (ella vio a su madre embarazada…) despierta… la única forma de sentirse bien, a día de hoy seguimos soltando algún globo para que Manuel y Nicolás jueguen con ellos. Y ella que ahora ya tiene 7 años, se lo explica a su hermana, que tiene 2 y medio, y le dice: mira Berta (que se enfada, y dice que el globo es mío); dice: no Berta, es para Manuel y Nicolás, que están ahí, ¿ves la estrellitas? Pues son Manuel y Nicolás. La otra se queda como con cara de: vale… y la primera empieza ¡bien, bien!, y Berta ya sigue. De hecho hemos quedado en que vamos a buscar aquí el sitio más bonito que veamos en el campo, y hacernos un sitito para llevarles flores a Manuel y Nicolás.

El testimonio de Cristina sobre su aborto se publicó en la web de la

Asociación de Víctimas del Aborto:

http://www.vozvictimas.org/testimonios/documento.php?ID=72

Blanco afirma, sin datos, que los partidarios del aborto son “aplastantemente mayoritarios”

octubre 10, 2008

El diario La Gaceta publica hoy esta noticia sobre la burda labor de propaganda y desinformación del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, declarando por las buenas la aplastante mayoría de partidarios del aborto frente a los de la vida. Esta afirmación gratuíta, que sólo es cierta si nos circunscribimos al reducido espacio del arco parlamentario y de los cargos públicos, busca sembrar el desconcierto y sembrar la mentira.

Reproducimos el artículo a continuación:

Gaceta.es

Madrid. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha manifestado que los partidarios de una reforma de la Ley del aborto en España para establecer plazos e indicaciones son “aplastantemente mayoritarios” y dijo que con ella el Gobierno pretende que haya “más garantías”.

Durante su intervención en un desayuno informativo, el dirigente socialista subrayó que la comisión de expertos que ha creado el Gobierno está estudiando la situación en otros países de la Unión Europea para “buscar una respuesta”.

Además, harán una evaluación de los 25 años de la actual ley. “Aseguro que va a ser una ley para establecer garantías, ya que se ha demostrado que la actual tiene lagunas”, agregó.

Con respecto al suicidio asistido, Blanco prefirió llamarlo “derecho a una muerte digna” y añadió que “cada día hay más gente en la sociedad española que desea que se regule este derecho”. “Tenemos la vocación de hacerlo”, sentenció.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.