Posts etiquetados ‘Partido Popular aborto’

El PP esperará 6 meses más antes de iniciar la reforma que perpeutará el aborto en España

marzo 8, 2012

Gallardón no tiene prisa por terminar con la ley del aborto Aído-Zapatero

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, anunció esta semana durante su primera comparecencia en la Comisión de Justicia del Senado, no tiene intención de tocar la ley del aborto Aído-Zapatero al menos hasta otoño de este año.
Así lo explicó en la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, donde puso fecha al grueso de las reformas anunciadas por su departamento, entre ellas la de ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, que entró en vigor en 2010, y que no van a reformar hasta dentro de al menos otros 7 meses más, mientras unos 70.000 niños más serán abortados al amparo de la ley Aído-Zapatero, y con cargo al dinero público.
Gallardón hizo un alarde de hipocresía al indicar que esta reforma responde a la necesidad de realizar una “ampliación objetiva de derechos para situar la vida del concebido como un elemento que acompaña al derecho al libre desarrollo de la personalidad de la mujer”.
“Se trata así de ceñirnos a la doctrina constitucional, que extiende el amparo a ambos derechos sin dejar ninguno desprotegido”, como sucede en la actual legislación, dijo Gallardón, que apeló al consenso de todos los grupos políticos para sacar adelante las reformas anunciadas por el Ministerio de Justicia. Sin embargo, el derecho del concebido quedará desprotegido durante meses, como demuestra la poca prisa y el escaso interés que han puesto los populares en la reforma.
El ministro defendió también que no va a esperar a que el Tribunal Constitucional (TC) se pronuncie sobre el recurso presentado por el PP a la Ley del Aborto aprobada por el anterior Gobierno, a diferencia de la Ley de matrimonio entre Personas del mismo sexo, porque el Alto tribunal ya se ha pronunciado “hasta tres veces”.
“No hacemos lo mismo con el aborto porque con el matrimonio homosexual jamás ha habido un pronunciamiento”, defendió Gallardón en respuesta a la pregunta del portavoz del PSOE en esta comisión, Arcadio Díaz Tejera, quién le preguntó por qué no espera a que el TC resuelva el recurso presentado por el Grupo Popular en el Congreso.
Gallardón explicó, además, que el TC ha dicho en tres ocasiones cómo se tiene que regular la protección de la vida del concebido con los derechos reconocidos a la mujer en nuestra Constitución cuando entran en conflicto. “Por eso, nosotros lo que vamos a hacer es una propuesta de legislación que es lo que el TC ha establecido”, subrayó. Esto es, aplicar el aborto como se había hecho hasta 2010, con total impunidad y sin control.
Gallardón criticó que el Gobierno socialista aprobó esta ley “sin ningún consenso, ni contrato con los ciudadanos porque no iba en su programa electoral”. “Hay quien dijo que fue un elemento de distracción de la opinión pública cuando no se quería que se hablara de otras cosas”, insinuó. Sin embargo, el ministro pretenda que siga en vigor durante una cuarta parte de la legislatura de su partido, como mínimo.
Acerca del consentimiento paterno, dijo que “carece completamente de sentido” que se permita la decisión de interrumpir el embarazo sin notificarlo a los progenitores y tutores, “en un país donde para otros actos, como por ejemplo hacerse un tatuaje, necesitan el consentimiento de sus padres”.

Hazte Oír hace campaña por el abortista Partido Popular en todos sus frentes.

noviembre 17, 2011


La plataforma abortista provida afin al Partido Popular está haciendo titánicos esfuerzos por presentar el voto a su partido como una alternativa aceptable para quienes defienden la vida, la familia, y otros de los valores que el PP desprecia tanto o más que el PSOE.
Así, desde HO han lanzado una campaña llamada “Vota Valores”, en la que se supone que piden el voto para los partidos que “defiendan la vida, la familia y la libertad educativa y que respeten la memoria y la dignidad de las víctimas del terrorismo”. Sin embargo, su apoyo a los partidos que defienden estos valores no aparece por ningún sitio.
En una sencilla “Guía de Voto” analizan las respuestas que dan ciertos partidos a cuestiones que ellos plantean como “valores”, tales como que la píldora abortiva se de a adolescentes si tienen una receta, o que las menores aborten con el permiso de sus padres (quién sabe si no forzadas por éstos).
Pero en esa guía no se encuentras todos los partidos que se presentan. Sólo se analizan 7 partidos políticos. Y de éstos sólo 3 pueden ser votados a nivel nacional, y de estos tres sólo el Partido Popular es incluido por Hazte Oír como aceptable para ser votado.
Según Hazte Oír, el Partido Popular “derogará a medias” la ley del aborto (Rajoy dijo que la retocaría), hará una ley para proteger la vida y la maternidad (Cospedal dijo que el debate no era aborto si o aborto no; Jesus Aguirre acaba de proclamar el derecho al aborto en un mitin en Córdoba), y está contra la ley de eutanasia encubierta (la misma ley que rige en Andalucía, que se aprobó con el consenso del PP y el PSOE).
El hecho de que la interpretación que Hazte Oír da a los mensajes del PP sea absolutamente falsa, y una burda maniobra para presentar al PP como lo que no es y hacer posible el voto de algunos incautos que creerían estar defendiendo la vida y otros valores, se complementa por otro aspecto: La campaña Vota Valores de Hazte Oír ignora completa, sistemática y alevosamente a aquellos partidos políticos que sí defienden la vida humana (Derecha Navarra y Española, Sain, PFyV, Foro, etc). De modo que la campaña no consiste en promover el voto a los partidos que defienden ciertos valores, sino en engañar a los partidarios de esos valores para que crean que el partido de Hazte Oír los defiende.

Pero también desde su página oficial, Hazte Oír ha lanzado una “alerta” en que anima a sus partidarios a escribir a los candidatos a diputados del PP para que animen a Rajoy a derogar la ley del aborto. Es una confesión velada de que saben que el PP no va a derogar nada, así como una nueva invitación a hacer creer a algunos que sólo votando al PP existe la posibilidad de que alguna vez se derogue la ley del aborto.
Sin embargo, en esta ocasión, y a tenor de los comentarios publicados en la página, parece que no han engañado a nadie.

El PP habla de derecho al aborto abiertamente en la campaña electoral.

noviembre 16, 2011

El politico a sueldo del abortista Partido Popular Jesús Agurre proclama el derecho al aborto en la campaña electoral

“Habrá derecho a abortar en las condiciones que ponía la ley del año 85, que volveremos otra vez a retomarlas”. Así lo dijo la pasada semana Jesús Aguirre, candidato al Senado por el PP, en una rueda de prensa dedicada a hablar de las políticas sociales que llevará a cabo el PP si llega al Gobierno. La idea es reformar la norma del 2010, de la que se eliminará la posibilidad de que las niñas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de los padres, y regresar a los supuestos de la ley del 85. Aguirre habló de mantener la ley abortista de Felipe González de 1985, que ha causado más de un millón de muertos en España , y lo llamó el compromiso del PP de hacer una política “a favor de la familia, de la maternidad y del no nacido”. En el delirio de la hipocresía el político a sueldo del partido abortista dijo que la familia es “el núcleo vertebrador de España”, por lo que apostarán por la conciliación de la vida laboral y familiar, y por una ley “específica” de la maternidad para que la mujer embarazada acceda a prestaciones.

El PP mantendrá la ley del Aborto de Aído, con alguna modificación.

noviembre 4, 2011

Los dirigentes de los principales partidos abortistas de España

El dirigente del partido Popular Mariano Rajoy ha vuelto a dejar claro su compromiso con la pervivencia del aborto en España como práctica crminal amparada por la ley. En declaraciones esta mañana a la cadena ACB Punto radio, ha destacado su intención de “de retocar el precepto que contempla que las mayores de 16 años puedan abortar sin el consentimiento paterno“. Ninguna referencia no ya a la derogación del aborto, sino, ni siquiera al anterior discurso del partido abortista de esgrimir como argumento provida la ley del aborto de Felipe González. Para el PP ahora la ley Aído sí es válida, y sólo necesita algunos retoques. Su visión de “reforzar la vida” consiste en que los niños sean descuartizados en los abortorios con el permiso y complicidad de los abuelos si sus madres son menores.

Ana Pastor dice que el PP derogará la ley del aborto, Rajoy elude posicionarse, y el partido iniste en la ley del aborto de Felipe González.

septiembre 29, 2011

Ana Pastor, ha asegurado esta semana que si su partido gana las próximas elecciones derogará la actual ley del aborto, que entró en vigor hace un año, “porque es injusta e innecesaria”.
Durante una conferencia-coloquio en el Círculo Ecuestre de Barcelona y ante un centenar de empresarios, algunos de ellos del sector sanitario y farmacéutico, la vicepresidenta segunda del congreso ha recordado que su partido tiene recurrida al Tribunal Constitucional la nueva ley del aborto.
“Nuestro compromiso es derogar una ley que nos parece injusta e innecesaria, porque nadie la pedía”, ha contestado la exministra responsable de la introducción del aborto químico legal en España.
Sólo un día despues el jefe se su partido, Mariano Rajoy, en la localidad madrileña de Zarzalejo, al ser preguntado si el PP derogará la ley del aborto si gana las elecciones, como en las ocasiones anteriores, se ha supeditado a lo que precise el programa electoral de su formación. Fuentes de la dirección del Partido Popular, no obstante, han explicado que lo que pretende la organización de Rajoy es volver a la ley anterior a la actual, la de 1985, perpetuando así la barbarie del aborto al amparo de la legislación en España.

Denuncian la connivencia del Gobierno balear con los empresarios del aborto

septiembre 22, 2011

Denuncian la connivencia de Bauzá con los negociantes del aborto

El instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha exigido al Gobierno de José Ramón Bauzá que dejen de financiarse con recursos públicos los abortos y se dediquen los recursos disponibles a políticas de apoyo a las mujeres embarazadas para ayudarlas a ejercer su derecho a ser madres.
En Baleares, según IPF, se destinarán a pagar a las clínicas privadas 540.000 euros para la realización de abortos, en información recada en documentación del Ibsalut.
Para IPF “no es comprensible que se recorten las pensiones, los gastos para educación y los presupuestos para sanidad y se mantenga la subvención pública a las empresas del negocio del aborto”.
La posible connivencia del Gobierno balear con los empresarios del aborto, si no rectifican, “parece estar por encima de la crisis económica y ser más fuerte que el compromiso del Estado con los pensionistas”, precisa el Instituto de Política Familiar en Baleares.
En un momento en que se recortan los gastos públicos y se circunscriben a lo esencial, mantener la financiación pública al aborto y las empresas que negocian con él “es doblemente escandaloso e injustificable”.
Para Agustin Buades, Delegado del IPF en Baleares “si nunca debieran financiarse abortos con dinero público, en un momento en el que no hay recursos económicos ni para atender la sanidad y la educación públicas, la financiación autonómica de las empresas del aborto resulta especialmente ofensiva, y en particular, para los ciudadanos que pagan impuestos”.
IPFB recuerda que el aborto acaba con una vida humana, es un drama inmenso para la mujer que aborta y hace a nuestra sociedad más inhumana: no puede ser financiado con dinero público, diga lo que diga la ley sobre su carácter delictivo o no. No todo lo que no es delito debe ser financiado por el Estado.
IPFB se pregunta ¿por qué no se emplean los recursos disponibles en apoyar a la mujer para que ejerza el derecho a ser madre en vez de pagar abortos?.

Con un cinismo monumental Cospedal acusa a Zapatero de “dividir” España con el aborto

mayo 10, 2011

La número dos del Partido Popular, aquella que declaró, el mes de septiembre de 2009 “el debate no es aborto sí o aborto no, porque ese debate ya se libró y ya se pactó”[...]“Hay muchos que tienen interés en volver a traer ese debate, pero yo me niego a volver a abrir ese debate“ ha demostrado tener una cara más dura que el mármol al acusar al Gobierno socialista de “dividir” con leyes que no incluyó en su programa electoral, en especial la del aborto. Sin embargo, su partido aplica escrupulosamente, y hasta con entusiasmo, dicha ley socialista del aborto, mientras jalea la anterior ley socialista de asesinato de bebés.
No hace mucho, para los populares el aborto era una cortina de humo, y lo que “de verdad importaba a la gente era la economía”.
Sin embargo ahora el PP regional explica que a los castellano-manchegos estos asuntos “les preocupan”, y de ahí que Cospedal no pueda excluirlos, como sí que hace Rajoy a nivel nacional. “Es una comunidad muy comprometida con los asuntos sociales” a pesar de que, hoy por hoy, “el paro es lo primero”.

Una vez más Rajoy dice que si gobierna perpetuará la ley del aborto de Felipe González

abril 4, 2011

En una entrevista en la cadena Ser, Mariano Rajoy ha dejado claro que no comparte los términos de la normativa que entró en vigor en julio del año pasado y que su partido tiene recurrida en el Tribunal Constitucional. El líder de los populares ha asegurado que si es elegido presidente del Gobierno, cambiará la norma para volver a la anterior, la que se aprobó en tiempos de Felipe González. Sobre el matrimonio homosexual, ha dicho que no tiene una posición cerrada.
El PP pidió la suspensión de la puesta en marcha de la actual ley del aborto hasta la decisión del Tribunal Constitucional, algo que la mayoría de los magistrados del alto tribunal rechazaron.
Cabe recordar que con la anterior ley, aunque todavía consideraba el aborto como un delito, el número de abortos en España llegó a superar la cifra de 100.000 al año. El nuevo texto legal dictamina que el aborto es un derecho de la mujer y por tanto lo saca del Código Penal .

El candidato del PP a la alcaldía de Orense dice estar a favor del aborto, del matrimonio gay y del divorcio

abril 4, 2011

Nuevo abortista públicamente declarado en las filas del PP

Rosendo Fernández ha sido casi de todo en política: alcalde (en A Merca), director provincial del Servicio Galego de Saúde, subdelegado del Gobierno y diputado en la Cámara autónoma. Ahora aspira a la alcaldía de Orense por el Partido Popular. En una entrevista concedida a El País deja bien a las claras sus ideas sobre el derecho a la vida y la institución familiar.
El candidato del Partido Popular a la alcaldía de Orense, Rosendo Fernández, ha concedido este domingo una entrevista a El País con motivo de las próximas elecciones municipales del mes de mayo.
Preguntado por su ideología política, Fernández dice ser “conservador solo para los logros conseguidos y progresista para los que hay que tener. Y respecto al divorcio, al aborto (en determinados supuestos) y a los matrimonios de homosexuales, estoy a favor de todo ello”.
Se da la circunstancia de que el político del PP no fue preguntado específicamente por esas cuestiones, siendo él quien quiso manifestar expresamente su parecer sobre las mismas.

Ni aborto del PSOE ni aborto del PP, artículo de Agustín Losada.

abril 4, 2011

Reproducimos por su interés éste artículo publicado en Religión en Libertad

Agustín Losada

Con este slogan se presenta un pequeño partido político que tiene entre sus principios programáticos la abolición absoluta del aborto en España. En la manifestación contra el aborto (perdón, a favor de la vida) del pasado fin de semana no se les dejó gritar este eslogan porque se trataba de una manifestación “apolítica”. No trato en este artículo de hacer publicidad de nadie, y menos ante la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas. En las que, por cierto, los alcaldes o presidentes de autonomía no tendrán nada que hacer ni decir respecto al aborto, porque no es un asunto de su responsabilidad (aunque sí de sus partidos). Lo que me interesa ahora del tema es comprender qué piensan los dos principales partidos políticos españoles ante el tema del aborto.
Para el PSOE está claro. No hay ninguna duda de que son partidarios del aborto, y de facilitar su práctica cuanto más mejor. La razón es que los socialistas creen que el aborto es un método anticonceptivo más. El último recurso, cuando han fracasado las técnicas para tener relaciones sexuales sin intención de procreación (relaciones que, por cierto, también promueven entre nuestros jóvenes). Si a pesar de “tomar precauciones” la mujer queda embarazada, siempre queda el recurso final al aborto. Los socialistas confunden su populista defensa de los derechos de las minorías y los desfavorecidos con su ataque más furibundo a esos mismos colectivos. Cuando se propugna que el aborto es un método de planificación familiar (enmarcado en el derecho “de nueva generación” llamado de “salud sexual y reproductiva”), en realidad se carga toda la responsabilidad de seguir adelante con el embarazo sobre la mujer. Que es quien debe decidir si aborta o no, presionada por el varón. Él sabe que puede quedar libre de toda responsabilidad. Es las mujer la que, si sigue adelante con su embarazo, asume su voluntad de hacerlo. El hombre lo tiene muy fácil: Si la mujer no abortó será porque quería tener al hijo. Y en ese caso, es su responsabilidad (de ella) ocuparse de esa nueva criatura. De hecho, estamos llegando a la paradoja de que lo que debería ser normal (ocuparse de un hijo que no tiene la culpa de la irresponsabilidad de sus progenitores) se está convirtiendo en excepcional.
Pero volvamos al tema que nos ocupa. Dando un paso más, la gravedad de la ley que los socialistas han aprobado hace ahora un año (Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo) radica en que el aborto ha pasado de ser un delito a ser un derecho de la mujer. En su artículo 12, la ley afirma que “Se garantiza el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en las condiciones que se determinan en esta Ley.” Cuando algo está garantizado a los ciudadanos, es que estos tienen derecho a exigirlo. Este es el caso del aborto en nuestro ordenamiento constitucional. De esta manera, a petición de la mujer, se le debe facilitar el aborto, si está embarazada de menos de catorce semanas. Esta es una aberración que no existe en ningún otro país del mundo.
La ley vigente hasta entonces en España (Ley Orgánica 9/1985) había reformado el artículo 417 bis del Código penal para despenalizar tres supuestos concretos de aborto. Es decir, que anteriormente se consideraba el aborto como un delito, pero que no estaba penado en tres supuestos: Si hay grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada (aborto terapéutico), en caso de que el embarazo sea fruto de violación, siempre que se realice dentro de las primeras 12 semanas y haya denuncia (aborto ético), y si se presume que el feto nacerá con graves taras físicas o psíquicas, siempre que se realice dentro de las primeras 22 semanas (aborto eugenésico). El primer supuesto, mal llamado aborto terapéutico (porque no era terapia para nada, sino causa de muerte para el feto y de trauma para la madre), era el coladero por el que se realizaron la mayoría de los abortos en España. Sin ningún límite temporal, las mujeres se acogían al peligro para su salud psíquica, y abortaban a sus hijos en cualquier momento del embarazo. Esta ley se aprobó en 1985, cuando también gobernaban los socialistas. Por eso afirmo que es bastante claro que el PSOE es claramente favorable al aborto.

Pero el Partido Popular, que gobernó después durante 8 años, no hizo lo más mínimo por cambiar esta ley. De hecho, durante la época de sus gobiernos se produjeron aún más abortos que en la etapa de los gobiernos socialistas. En opinión de Rajoy, esta ley les parece que “respetaba el derecho a la vida, con algunas excepciones, y era constitucional…” (?) Es verdad que cuando se produjo el debate previo a la aprobación de la ley actual, el PP se manifestó contrario a considerar el aborto como un derecho. Y trataron de frenar su aprobación, incluso presentando recursos in extremis ante el mismo Tribunal Constitucional. Si ustedes leen el recurso (pueden verlo en este enlace), se quedarán asombrados de la claridad de ideas que en él se manifiesta. ¿Por qué no continúan entonces con ese discurso tan congruente? El problema de algunos dirigentes del PP en su relación con este asunto es que, en el fondo, no les preocupa si con el aborto muere un ser humano o no. Sólo miran hacia las encuestas, que es su responsabilidad, para tratar de adivinar qué piensan sus potenciales votantes y así pasar a defenderlo. Por tanto, si no se atreven a definirse claramente en este tema es porque las encuestas les dicen que sus votantes están a favor de la ley anterior, la de los tres supuestos. Es verdad que dentro de sus filas hay honrosas excepciones que se oponen y afirman claramente que es inhumano destruir a un ser humano inocente, en ninguna circunstancia. Pero hasta cargos que deberían ser significativos, como el de la futura presidenta de NNGG, Beatriz Jurado, se atreven a decir en público que si le dijeran que su hijo va a nacer con malformaciones “no lo tendría. Si es malo para su salud, no. Si va a estar destinado a morir o no va a disfrutar de la vida, dentro del tiempo legal, no lo tendría.” Ellos mismos están ya infectados de la ideología dominante, que considera la enfermedad un mal ante el que cede el derecho a la vida. En el fondo piensan que el valor de la vida humana depende en su utilidad, y no reside en la vida humana en sí misma. Por eso, ahora resulta una quimera esperar que el PP vaya a prohibir el asesinato de niños inocentes en el seno de sus madres. No lo van a hacer porque, en el fondo, no tienen opinión al respeto. No más opinión que la de sus votantes potenciales. Quienes piensan que “lo de aborto”, para ciertas circunstancias, sí debe existir.
Y eso, me temo, implica que, o se equivocan en sus encuestas, o es verdad que la mayoría de la población española es hoy, todavía partidaria de un aborto “civilizado”. Matemos a los niños, pero no indiscriminadamente. Siempre con límites y garantías legales, para que esto no se desmadre. El aborto no es un derecho, pero tampoco debe ser criminalizado.

Si queremos acabar con la lacra del aborto, hay que exigírselo a nuestros políticos. Pero también hay que educar a la población, para cambiar la mentalidad utilitarista dominante. Me temo.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.