Las políticas de educación sexual son un fracaso que dispara los abortos

La segunda parte de las Jornadas Educación Afectivo- sexual en la Adolescencia celebradas en la Universidad CEU San Pablo pusieron de manifiesto el fracaso que suponen las políticas de educación sexual basadas en promover la promiscuidad y la irresponsabilidad sexual entre los jóvenes, desvinculada de la vida y en muchos casos del amor.

Así, la directora del Centro de Información y Salud Sexual de la Universidad CEU San Pablo, Ondina Vélez Fraga, ha hecho hincapié y ha alarmado sobre el incremento exponencial del número de abortos que tienen lugar en España, y en el mundo. Muchos de ellos, ha explicado, de jóvenes menores de edad. Y es que según ha descrito, “los jóvenes de 19 años o menores, cada vez abortan más”. “Cada vez es más frecuente que chicas de 20 años hayan abortado dos o más veces, y es que la cantidad de jóvenes con abortos de repetición cada vez es mayor”.
La responsable de los cursos de formación del proyecto educativo Aprendamos a amar, Begoña Ruiz Pereda, impartió en la conferencia ‘Integridad y abstinencia, ¿valores positivos?’, en la que aportó razones para motivar a los adolescentes a la castidad durante el noviazgo, es decir, a vivir estos momentos importantes de la vida en el momento adecuado y con la persona adecuada. Y es que según ha reiterado Begoña Ruiz, “la sexualidad y el amor tienen que ir unidos”. Y no es que sea lo más encomiable ni se va a ser mejor chico  por aumentar la lista de conquistas el fin de semana. “Hay que diferenciar el enamoramiento pasajero del enamoramiento profundo”. “Merece la pena esperar al matrimonio. Entregar al otro todo lo que tienes y eres”. Pereda ha descrito que “aprender a amar es un camino”, un recorrido largo, es decir, que hay que seguir unos pasos para enamorarte, no es cosa de una noche, de un momento. Es sentir “el deseo de entregar la vida al otro”. Por un lado tiene que haber una serie de “ingredientes” como el amor, amistad, que es la base, sinceridad… Por otro lado ha manifestado que “se está perdiendo el valor de la amistad”, el ser amigos sin más pretensiones. Y sobretodo ha mencionado que antes de ser verdadero con otro, hay que serlo con uno mismo. “Amar es desear el bien del otro y confiar en su capacidad de respuesta”, ha concluido.
El médico especialista en enfermedades infecciosas Pablo Barreiro García intervino con su conferencia ‘La educación para un amor duradero’, en la que aportó unas claves en este tema y ha profundizado en qué es el amor. Concepto que según él, está manipulado, adulterado y trivializado. Y es que hay demasiada información en diversos medios sobre este tema, lo que puede conllevar una confusión entre información y opinión. En cualquier caso, Barreiro ha manifestado que hay más páginas web dedicadas al amor que al sexo. La conclusión es que el amor es un acto voluntario de entrega, benevolente y gratuito. En este punto,  Barreiro, se ha adentrado en el amor conyugal, que ha coincidido con su compañera conferenciante Begoña Ruiz, y ha definido como “humano, un camino de maduración personal, y total “(entrega, emociones, fidelidad). “Hay que amar sin engaños “. Así, madurar en el amor, es “amarse a uno mismo, tener autoestima y autonomía”. Todo ello, conlleva a la sexualidad, tema que “se confunde profundamente”. Y es que ésta, “tiene una dimensión social”, es decir, que se forman familias. Todo ello nos lleva a que “hay que luchar por hacer entender a los jóvenes el sexo, con respeto a la capacidad procreadora”. Con lo que la vida sexual tiene que estar ligada al amor y a la capacidad procreadora. “El compromiso no supone una merma de libertad, sino todo lo contrario”, manifiesta el especialista del Hospital Carlos III de Madrid. Si conseguimos eso, descubrimos la grandeza del amor, ha explicado, por lo que estamos aquí, ya que “existimos por el amor de Dios y de nuestros padres”.

Etiquetas: , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: