PPD, fracaso sanitario, éxito comercial.

Cada vez más niñas, victimas de la manipulación sobre educación sexual, quedan embarazadas, pese a triplicarse el consumo de la PDD

Cada vez más niñas, víctimas de la manipulación sobre educación sexual, quedan embarazadas, pese a triplicarse el consumo de la PDD

Los casi dos millones y medio de adolescentes españoles, víctimas de contínuas campañas de manipulación sobre sexualidad y educación sexual, comienzan antes sus relaciones sexuales, recurren en más ocasiones a la píldora del día después (PDD), abortan más.
Si hace tres años los contactos sexuales comenzaban a los 17 años, las encuestas constatan que la edad media de iniciación al sexo son los 15,9. La absoluta falta de madurez de los niños que se inician en el sexo a esa edad lleva a que se disparen los embarazos, y la venta de métodos anticonceptivos a la par. Cada vez son más los optan por tomar la PDD como solución anticonceptiva que teóricamente se debería utilizar en situaciones excepcionales.
Desde que se autorizara en España en 2001, bajo el gobierno de Aznar, su uso se ha triplicado. Si ese año se consumían 160.000 PDD, en el año 2006 la cifra se incrementó hasta las 600.000, según los datos de los que dispone el Instituto de Política Familiar (IPF). También es cierto que cada vez está más al alcance de los jóvenes. No sólo es gratuita en la mitad de las comunidades autónomas, sino que, además, su consumo no precisa autorización de los padres y está dirigida a los jóvenes en la mayor parte de ayuntamientos y comunidades autónomas. Pese a que en la ficha técnica del fármaco se explica que no se conocen los efectos adversos en menores de 16 años, los políticos han decidido ignorar éste echo y entregarla a niñas en plena puvertad, sin avisar de los riesgos para su salud. Eso sin contar con que su venta se ha convertido en todo un negocio para las farmacéuticas ya que la píldora del día después mueve del orden de 10 millones de euros.
Sin embargo, y pese a que la distribución de la PDD se ha triplicado en apenas cinco años, el número de abortos ha crecido en casi un 50 por ciento mientras que las enfermedades de transmisión sexual crecieron un 80 por ciento. Según los datos de los que dispone el Instituto de Política Familiar, los embarazos en adolescentes se han disparado en los últimos años hasta el punto de que cada hora se producen tres embarazos de mujeres de menos de 20 años. Sólo en el año 2006, los últimos datos oficiales de los que se disponen, en España se produjeron 27.592 embarazos en mujeres de menos de 20 años, de un total de 584.549 mujeres que se encontraban en estado de buena esperanza, lo que supone el cinco por ciento de los embarazos totales que se producen anualmente y el 90 por ciento de ellas no está casada. Además, se da la circunstancia de que uno de cada dos embarazos de mujeres de menos de 20 años termina en aborto.
La tasa de mujeres de menos de 20 años que decide no llegar hasta el final del embarazo ha crecido en más del 155 por ciento en apenas 10 años y ha sido el grupo de edad con mayor crecimiento, pero lo curioso es que una de cada ocho madres ya había abortado anteriormente.
Con estos datos en la mano, el Instituto de Política Familiar cree que los abortos de madres de menos de 20 años que se producen trimestralmente en España (3.500) servirían para cubrir la demanda anual de adopción internacional. Además, los abortos que se producen cada año (13.800) triplican la mortalidad por accidente de tráfico de todo un año. Los 1.160 niños que cada mes dejan de nacer equivaldrían a que cada mes desaparecería el alumnado de un colegio por falta de niños.

About these ads

Etiquetas: , , , , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: