Los médicos, contra el proyecto andalúz de “muerte digna”

Francisco Toquero, Isacio Siguero y Juan José Rodriguez Sendin, en la comparecencia de prensa en la que comentaron el anteproyecto.

Francisco Toquero, Isacio Siguero y Juan José Rodríguez Sendín, en la comparecencia de prensa en la que comentaron el anteproyecto.

El Consejo General de Colegios Médicos rechazó ayer públicamente el anteproyecto de ley andaluz de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte al considerar que las leyes actuales ya recogen sobradamente todos los supuestos que pueden darse al final de la vida, como las voluntades anticipadas, el rechazo a los tratamientos y el derecho a ser informado.

Por ello, la institución cree que estas garantías deben desarrollarse de forma homogénea por todas las comunidades y vigilarse su cumplimiento “en vez de introducir nuevos elementos que están contribuyendo a distorsionar la realidad, avivando un debate social confuso e innecesario que puede ser perjudicial para los intereses de los pacientes, al proporcionar una medicina defensiva contraria a los principios éticos de los médicos”, señaló Isacio Siguero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC). Según la institución, la solución pasa por poner en manos de médicos y pacientes todos los recursos necesarios en el marco de la legislación actual para poder universalizar los cuidados paliativos.

Siguero declaró que a los médicos “no se les puede amenazar bajo ningún concepto”, en referencia al apartado de sanciones que lleva aparejado el proyecto andaluz, algunas de ellas de hasta un millón de euros. Además, ve la ley innecesaria porque los colegios tienen potestad disciplinaria contra aquéllos que incumplan el Código Deontológico.

Asimismo, la institución señaló que los médicos están comprometidos con proporcionar la mejor asistencia posible a los pacientes, más aún si sus circunstancias vitales son críticas, pero siempre en el marco de las leyes y garantías evidentes y la ética que rige esta profesión. A pesar de estas reflexiones, el presidente de la institución colegial ve positivo que en Andalucía exista una preocupación mayor por esta cuestión.

La OMC recuerda que la deontología médica ya se ha pronunciado suficientemente en contra el comúnmente llamado encarnizamiento terapéutico. “Se trata de una práctica rechazada por los profesionales médicos y, desde los colegios de médicos y la propia OMC, se lucha contra ella, pero nunca generalizando, sino apuntando a los responsables directos”.

Por otro lado, considera que el texto revela un claro desconocimiento de la realidad asistencial y critica que “no haya contado con las organizaciones médicas profesionales para su elaboración”.

La institución cree que “es evidente que ningún médico quiere practicar mal su profesión y su labor está orientada a una buena vida y a una buena muerte” y el proyecto de ley andaluz está propiciando un debate confuso.

Juan José Rodríguez Sendín, secretario general de la OMC, mostró su pesar por “el escaso y heterogéneo desarrollo de las voluntades anticipadas en España”, siendo un tema capital para asegurar la calidad de la asistencia al final de la vida. Asimismo, pidió más formación en cuidados paliativos para el profesional y criticó que el texto andaluz responda más a una cuestión de oportunidad política que de necesidad.

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: