El negocio de la muerte no está en crisis: Los abortorios facturaron 50 millones de euros en 2007

El suculento negocio de la muerte cuenta con el firme respaldo de nuestros politicos

El suculento negocio de la muerte cuenta con el firme respaldo de nuestros políticos

El aborto crece a un ritmo de un 10% cada año. En 2007 se realizaron 112.138 abortos provocados. ¿Cuáles son los motivos? El Gobierno reconoce que las políticas de prevención están fallando, pero la única medida que ha puesto sobre la mesa es una una ley de plazos, en la práctica, el aborto libre hasta una determinada semana de la gestación. Pero en ningún momento ha reconocido la evidente lógica lucrativa que esconde el aborto.

Un rápido vistazo a las estadísticas permite detectar la espiral empresarial que promueve el crecimiento de la práctica de abortos. El 87,37% de las interrupciones se realizan en clínicas privadas. Y la razón fundamental de este monopolio, según las asociaciones provida, es que una gran mayoría de abortos no pasaría una rigurosa aplicación de la ley en los hospitales públicos.

Y cuando el sector público se niega a realizar verdaderos abortos ilegales, las clínicas privadas encuentran un sabroso negocio al que acceden con total facilidad firmando certificados médicos que justifican con “el daño físico o psíquico para la madre”.

La facturación estimada sobre los 112.138 abortos del año 2007, ronda la cifra de 50 millones de euros. Las tarifas de los abortos se mueven entre los 345 euros (para interrupciones de hasta 12 semanas) y los casi 1.700 euros para los que se llevan a cabo después de las 21 semanas. Sólo los 2.614 abortos que se realizaron sobre fetos de más de cinco meses, dieron a las clínicas un negocio de más de tres millones y medio de euros.

Mientras tanto, lejos de analizar los efectos perniciosos de un afán de lucro tras la realidad del aborto, el PSOE, y el Gobierno socialista, han hecho suyas las demandas de las clínicas de abortos que piden “aborto voluntario, gratuito y de calidad en todo el territorio”, hasta las 24 semanas de gestación, grantizando la continuidad de este negocio siniestro ante la amenaza que supuso la serie de denuncias contra las prácticas ilegales de los abortorios.

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: