El Comité de Bioética pide que se regule la objeción al aborto

Los miembros del comité de bioética

Los miembros del comité de bioética

Un año y tres meses después de ser nombrado y cuatro meses y medio después de constituirse formalmente, en pleno debate nacional sobre temas de la máxima trascendencia para su cometido, el Comité de Bioética de España se reunió ayer por primera vez, demostrando la absoluta inutilidad del mismo. Entre los primeros asuntos que abordó, al menos, estuvo el de la objeción de conciencia al aborto. Eso, a pesar de que «el Gobierno no ha pedido opinión al Comité para reformar la ley», (lo cual vuelve a incidir en la inutilidad de dicho comité) como recordaba ayer César Nombela, uno de los doce miembros de este órgano dependiente del Ministerio de Ciencia. Para la presidenta del Comité, Victoria Camps, la regulación de este derecho de los profesionales sanitarios es «urgente», debido a los problemas que ocasiona en relación al aborto. En el futuro también podría crear dificultades respecto a la eutanasia, en caso de que se despenalice, pero este asunto no ha sido considerado «primordial», por lo que no se estudiará este año. Camps aseguró que «la objeción de conciencia está creando problemas, sobre todo a propósito de la interrupción voluntaria del embarazo en los centros públicos», informa Ep. En la actualidad, falta una legislación homogénea sobre objeción de conciencia y sólo existen «reacciones a casos concretos dependientes del ordenamiento jurídico», afirmó el magistrado emérito del Tribunal Supremo Antonio Martín Pallín, ya que la Constitución sólo la contempla en casos relacionados con el servicio militar y en el ámbito de los medios de comunicación. Por este motivo, el Comité ha incluido la objeción como una de sus ocho líneas de trabajo para el año 2009.
En este sentido, Camps lamentó que el Ministerio de Igualdad nombrara a sus propios expertos para elaborar la ley del aborto sin contar con los doce especialistas en Bioética. La presidenta atribuyó este hecho a la demora con la que se constituyó el Comité. La objeción de conciencia, por tanto, no se abordará por primera vez en el Comité de Bioética. Ya lo han hecho los expertos de Igualdad -aunque de forma tangencial- en el borrador que entregarán al Gobierno en los próximos días. También la subcomisión del Congreso, en el documento redactado por el PSOE y apoyado por los partidos de izquierdas y el BNG, pide que se limite la objeción. En concreto, que se prohíba objetar a centros sanitarios en conjunto. El PSOE, sin embargo, tuvo que retirar del texto final su propuesta de que sólo los sanitarios directamente relacionados con la práctica del aborto pudieran ejercer la objeción.

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: