Se constata el fracaso de las políticas de educación sexual en Cataluña

Los programas de ·educación sexual, basados en promover la promiscuidad entre niños y adolescentes, vuelven a demostrar que son un fracaso

Los programas de ·educación sexual", basados en promover la promiscuidad entre niños y adolescentes, vuelven a demostrar que son un fracaso

El Programa «Salud y Escuela» puesto en marcha conjuntamente por las consejerías de Salud y Educación en 2004 tenía entre sus consignas la siguiente:
«En materia de salud afectivosexual se orientará a los adolescentes en relación a la sexualidad responsable, la contracepción y las enfermedades de transmisión sexual».
El objetivo de las actividades organizadas desde entonces era el de concienciar a los jóvenes y acercar los servicios sanitarios a sus necesidades. Sin embargo, y también desde entonces, tanto el número de abortos practicados como el de píldoras «del día después» suministradas ha ido en aumento imparable, demostrando una vez más que éste tipo de políticas constituyen un rotundo fracaso.
Desde su puesta en funcionamiento, el programa educativo, dirigido a alumnos de entre catorce y 16 años, ha atendido más de 52.000 consultas. Sin embargo, a tenor de las cifras registradas en cuanto a interrupciones de embarazos y a solicitudes de anticonceptivos de emergencia, el programa y las políticas de prevención son un fracaso. Y es que, si en 2004 se practicaron un total de 17.278 abortos, un cuatro por ciento más que en el año anterior, en 2007 la cifra era de 23.799, el dato más actualizado proporcionado por Salud. Cabe recordar que 2004, la píldora «del día después» empezó a distribuirse gratuitamente en Cataluña. Los centros sanitarios distribuyeron 70.704 unidades durante el primer año de implantación de la medida. En 2008, la cifra ascendió a 149.904 píldoras consumidas. A lo largo de los últimos cinco años, la sanidad pública ha distribuido más de 578.528 tratamientos anticonceptivos de emergencia. La mayoría de las mujeres que han solicitado el medicamento tienen entre 16 y 24 años. Es más, el 30,9 por ciento de las píldoras han sido dispensadas a adolescentes menores de 19 años, mientras que un 25,8 por ciento lo han sido a mujeres de entre 20 y 24 años.

Etiquetas: , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: