Un juez ordena el asesinato de un bebé enfermo pese a la oposición de sus padres.

La juez Parker ha decidido que OT no tiene derecho a vivir en todas las circunstancias, y le ha sentenciado a muerte

La juez Parker ha decidido que OT no tiene derecho a vivir en todas las circunstancias, y le ha sentenciado a muerte

Una juez británica a decidido que un bebé británico enfermo de 9 meses no merece vivir, y debe ser asesinado, a pesar de la oposición de los padres a que se tome semejante medida. Es el siguiente paso, en la cultura de la muerte, tras el de permitir la eutanasia: el de permitir las ejecuciones de personas enfermas.
Según publica hoy el diario inglés Daily Mail la juez Justice Parker decidió que un pequeño de 9 meses gravemente enfermo no merecía seguiir viviendo, y autorizó a los médicos del hospital en que se encuentra a desconectar los sitemas de soporte vital.
Los padres del niño, conocido por motivos legales sólo por sus iniciales, “OT”, dijeron estar profundamente afectados por la decisión de la juez. Los padres iniciaron uina batalla legal para mantener a su hijo con vida, en contra de la pretensión de los médicos que alegaban que “era un vida de sufrimiento a la que había que poner fin”.
Los padres observan el en bebé gestos de placer y alegría cuando es acariciado por su madre, e insisten en que, mientras la medicina avanza, puede aparecer un tratamiento para que mejore. Según los padres, sólo hay descrito en la literatura médica otro caso como el de su hijo, por lo que se trata de un “territorio inexplorado”. Así mismo lamentaron profundamente que su amado único hijo vaya a morir por la decisión de la juez.
Pese a todo, los padres afirmaron “haber hecho lo correcto, aunque se nos repetía sin cesar que no había esperanzas para él y que había que dejarle morir”.
Los padres, que no pudieron soportar escichar el despiadado veredicto, y esperaron fuera del juzgado a que se leyera la sentencia de su hijo, siguieron con su declaración:” Estamos, y estaremos siempre convencidos de que, pese a sus problemas, su vida merece la pena, y merece ser preservada el mayor tiempo posible, y es posible hacer eso, sin causarle sufrimiento. Esa era el verdadero problema con los médicos- ellos dicen que si vida es insufrible, y no tiene ningún fin; pero nosotros y algunas de las enfermeras creemos que experimenta placer y hay muchos momentos en que no presenta dolor. Nuestra creencia es humanitaria y en su interés, y creemos que hay que tomar todas las medidas para apoyarle.
Los padres alegan que retirarle el soporte vital se atenta copntra su derecho a vivir bajo la Convención Europea de Derechos Humanos, y han llevado a los médicos ante el Tribunal Supremo de Inglaterra.
Pero la juez Justice Parker decidió ayer que el niño no tiene “derecho a vivir en cualquier circunstancia”. Tras 10 días de juicio dió permiso a los médicos a pagar el soporte vital y terminar con la vida del niño.
Aún así, los padres han emitido una apelación, que podría cambiar las cosas.

Anuncios

Etiquetas: , , ,


A %d blogueros les gusta esto: