Telepíldora abortiva para las británicas de entre 11 y 13 años

Las escolares de seis colegios del condado de Oxfordshire (sur de Inglaterra) podrán solicitar la píldora del día después mediante un SMS en virtud de un programa que se iniciará el próximo mes de julio.
Estas escuelas han sido elegidas para aplicar un programa que busca contrarrestar el incremento de los embarazos de adolescentes en el Reino Unido, país que tiene una de las tasas más altas de gestaciones en menores de edad entre los países desarrollados, y el que más gasta en estos absurdos y fracasados programas de promiscuidad infantíl.
Las autoridades facilitarán la píldora a las adolescentes que hayan mantenido relaciones sexuales sin protección o que piensen que esa protección no ha funcionado, e intervendrán en el caso de que las solicitantes tengan entre 11 y 13 años de edad. En lugar de informar a los padres, para que tomen las medidas educativas oportunas cuando tienen conocimiento de que sus hijas preadolescentes están teniendo una vida sexual para la que les quedan muchos años para estar preparadas, o de prestar apoyo psicológico, y educar en valores morales a las niñas que con absoluta incapacidad de responder de sus actos mantengan relaciones sexuales, las autoridades locales, políticas y sanitarias se limitarán a entregar medicamentos abortivos. Luego se sorprenderán de que la campaña suponga un fracso, a demás de producir graves daños a la salud de las niñas, al indicarseles una medicación explícitamente no recomendada por la industria farmacológica a menores de 16 años.
En declaraciones a la agencia de noticias PA, Hilary Pannack, directora ejecutiva de la ONG Straight Talking -dedicada a atender a adolescentes embarazadas-, manifestó que se trata de «una idea excelente», pero que es necesario combinarla con otras iniciativas. Nos atrevemos a aventurar cuales serán las reacciones de esta señora y otras cabezas pensantes que han instaurado semejante programa cuando suponga un nuevo y rotundo fracaso: «Es necesaria una mejor educación sexual, facilitar el acceso a los anticonceptivos y píldoras abortivas, y empezar a hablar de sexo a los niños desde los 5 años».

Etiquetas: , , ,


A %d blogueros les gusta esto: