29-M:En realidad, una manifestación abortista

Javier Paredes, histórico provida, se desmarca de la manifestación de Hazte Oír.

Javier Paredes, histórico provida, se desmarca de la manifestación de Hazte Oír.

El diario Ya publica una entrevista con uno de los personajes provida de mayor prestigio y más clara y limpia trayectoria, que se desmarca de la manifestación de Hazte Oír, por ser ésta una manifestación contra el gobierno, y no contra el aborto. Reproducimos la misma por su interés:

Javier Paredes, Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Alcalá de Henares, y director de la editorial Homo Legens, es un histórico provida que ha criticado duramente la manifestación del próximo domingo organizada por Hazte Oír. Desde Diario Ya hemos querido conocer las razones que mueven a quienes han estado durante años en primera línea de la lucha contra el aborto a decir “no” a dicha manifestación.
Dice usted, profesor, sentirse “manipulado” en relación a la manifestación provida del domingo, ¿por qué razón?
Desde que se aprobó la ley del aborto en España no he dejado de trabajar a favor de la cultura de la vida. Es de todos conocida mi actitud. Hablo por la radio, escribo y doy clases en la Universidad de Alcalá y siempre he dicho que una sola vida vale más que todo el gobierno de una nación o que todo el Congreso de los Diputados, que es el partido el que tiene que ponerse al servicio de la vida, de los derechos del hombre y no al revés. En consecuencia, no se puede poner la vida al servicio de otros intereses, bien sea de promoción social o política. Si por hablar a favor de la vida se pierden votos, pues se pierden, si hay que perder cargos, pues también se pierden… ¿Se me entiende?
Pues bien esta manifestación la está utilizando los organizadores de la misma, con la ayuda de los periódicos afines al PP, para dar oxigeno al partido de Mariano Rajoy. Es especialmente llamativa la manipulación que está haciendo el periódico La Razón, que hace unos días ponía este titular :”Rajoy abandera la lucha contra la interrupción del embarazo”. Pues bien como la “interrupción del embarazo” no es nada, nada más que una burda manipulación lingüística, resulta que La Razón ha proclamado a Rajoy “abanderado de la nada”. En el manifiesto que se va a leer el domingo sólo hay quejas contra el gobierno, me parece muy bien, pero obvian decir nada de la responsabilidad que tiene el Partido Popular en la promoción de la cultura de la muerte. Además nos están metiendo por los ojos –otra vez desde La Razón, donde se da la lista – que un grupo de diputados del PP va a asistir a la manifestación. Mire, sé que las consecuencias que puede tener lo que voy a decir, pero creo que debo decirlo: Se les tenía que caer la cara de vergüenza a esos diputados y senadores que dicen que van a asistir a la manifestación del domingo por su complicidad cobarde y silenciosa con el aborto durante tantos años. Son los mismos que ahora defienden la ley del PSOE, los que mantienen conciertos con la clínicas abortistas, aprobaron durante su gobierno la píldora abortiva RU-486 y la del día después y como en el caso del consejero de salud de la CCAA están a favor de la ley de plazos, y persiguen y silencian a quienes de verdad luchan por la cultura de la vida. Por todas estas razones y alguna más que me callo, con todo el dolor de mi corazón, el domingo no iré a la manifestación, porque no quiero que mi presencia sirva para aprobar conductas como las que he descrito.
¿Es habitual este tipo de actitudes en las manifestaciones Provida?
No es que sea habitual, es que la manipulación y el oscurantismo es el modo de proceder de algunas de las organizaciones convocantes. Creo que ha llegado el tiempo, puesto que estamos en una sociedad democrática, de que determinadas organizaciones digan a la sociedad española quién les está dirigiendo a ellos y a otras asociaciones autollamadas sociales. Deben decir qué fines se proponen y de donde están saliendo los ingentes recursos económicos con los que cuentan. Abomino del secretismo y la manipulación porque es patético.
Parece muy significativo el hecho de que la propia Conferencia Episcopal, como institución, no vaya a acudir al acto, ¿no?
Menos mal que todavía queda gente que tiene la cabeza en su sitio. Por cierto, conviene recordar que la Iglesia Católica no admite las sociedades secretas y más en regimenes abiertos y democráticos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: