Nueva medida pro muerte: Las menores podrán comprar la “píldora del día después” sin receta

El Ministerio de Sanidad y Política Social ha autorizado la venta de la píldora del día después en las farmacias sin necesidad de receta médica y a cualquier persona sin límite de edad, según anunció hoy la titular del ramo, Trinidad Jiménez, en rueda de prensa conjunta con la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.
iménez señaló que esta medida, cuyo fin es “evitar los embarazos no deseados”, será efectiva dentro de tres meses, e insistió en que el Gobierno no quiere que sea “un método anticonceptivo más”, pero sí que pretende facilitar el acceso a esta píldora para “situaciones de emergencia”. En cualquier caso, negó que se trate de un “método abortivo”, porque este medicamento “no es eficaz una vez que existe implantación en el útero”. Algo que es falso, pues la concepción humana no se realiza en la implantación uterina, sino previamente a ésta.
Jiménez insistió en que el Gobierno “no quiere que se convierta en un método anticonceptivo de uso habitual” y argumentó que este hecho no se ha producido en los países que llevan tiempo comercializando el medicamento sin receta, en donde han disminuido “significativamente las interrupciones voluntarias del embarazo”.
La medida a suscitado la crítica generalizada del sector sanitario, así como de partidos políticos respetuosos con la Vida Humana como el social cristiano Alternativa Española, o grupos provida como la Fundación Vida cuyo director de la Fundación Vida (FV), Manuel Cruz, denunció que la medida de la Ministra de Sanidad de España, Trinidad Jiménez, que permite la venta de la píldora del día después (pdd) sin receta, busca “publicitar la nueva Ley del Aborto”.
Cruz explicó que con la pretensión de “reducir las estadísticas de intervenciones podrán presumir que su cambio normativo ha reducido las interrupciones de embarazo, cuando, en realidad, se trata de un fármaco abortivo”.
El director de FV también criticó la actitud del Ministerio de insistir “en promocionar medidas irresponsables para las mujeres. Reconocen el riesgo que tiene al ser un medicamento hormonal, pero incitan a su consumo”.
“¿Qué medidas va a tomar Sanidad para evitar que se produzca un abuso por parte de muchas jóvenes, que verán en ella un método anticonceptivo cómodo y seguro, cuando es abortivo, y se les privará del consejo autorizado de un médico?”, cuestionó.
Asimismo, Cruz pidió al Ministerio que “dé toda la información posible sobre los efectos adversos de este fármaco. Que se avise de que en Perugia, varios farmacéuticos han denunciado que los embarazos extrauterinos son más comunes en quiénes han consumido la pdd”.
“Si el objetivo es mejorar la salud sexual de los jóvenes, tampoco ha acertado la ministra con su decisión, puesto que, entre 2001 y 2005, su dispensa no redujo el número de abortos y sí aumentó la práctica de relaciones de riesgo, ya que, según datos del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria, se elevaron un 79% las infecciones por sífilis y un 45,8% las infecciones no gonocócitas, ¿es esto lo que pretende el Gobierno?”, agregó.

About these ads

Etiquetas: , , , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: