El Senado apoya la venta de la píldora del día después sin receta médica

El Senado ha rechazado una moción de CiU para que se mantenga la venta de la píldora poscoital bajo receta médica en las farmacias o bajo prescripción en los centros asistenciales.
El Pleno de la Cámara Alta ha rechazado por 128 votos, frente a 125 esta iniciativa del grupo nacionalista catalán, que había incorporado en su enmienda una propuesta del PP.
La senadora de CiU, Nuria Aleixandre, ha defendido que mientras la Agencia Española del Medicamento siga apoyando la venta con receta de la píldora poscoital debe seguir haciéndose con estas indicaciones, “y el día que decida que hay que prescribirla sin receta lo aceptaremos”.
La senadora de CiU también cree que el Gobierno debe adoptar medidas, en colaboración con las comunidades autónomas, para garantizar que los efectos adversos que puedan producirse tras la administración repetida de la píldora en casos de urgencia sea objeto de seguimiento médico.
Mientras tanto, “educación y formación”, ha reclamado la parlamentaria, quien considera que deben ponerse en marcha programas para padres, educadores y adolescentes con el fin de aumentar la percepción del riesgo que supone tener relaciones sexuales sin protección.
El PP ha respaldado la iniciativa de CiU porque, según la senadora Dolores Pan, deben ser “los profesionales médicos los responsables de la prescripción”. “La prescripción aporta seguridad, se hace tras una valoración individualizada y permite detectar otros problemas”, ha opinado la parlamentaria popular.
La senadora ha opinado que la venta de la píldora sin receta provocará una “vanalización de las relaciones sexuales” y que el resultado de las políticas del Gobierno, después de cinco años, son un aumento de las enfermedades sexuales y de los abortos.
Frente a esta postura, el PSOE ha presentado una enmienda de sustitución, en la que proponía al Gobierno elaborar un protocolo dirigido a las potenciales usuarias de este método que determine la información que deberán recibir en el momento de acceder a la anticoncepción de urgencia.
Para el senador socialista Pedro Villagrán, el grupo catalán entra en el campo de “la doble moral, porque no se puede denunciar y criticar que en España existen los mayores índices de interrupción de embarazos y oponerse a que se hable de sexo en Educación para la Ciudadanía”.
Ha justificado la decisión del Gobierno, porque garantiza la equidad territorial y la igualdad de todas las mujeres en el acceso a la píldora del día después.
El senador socialista ha recordado que en España se produjeron 112.138 abortos en 2007 -6.273 se dieron en menores de 18 años- y que más de 10.600 menores de 18 años se quedaron embarazadas.
Lo que ningún senador a dicho es que cuantas más píldoras se dispensan mayor es el número de embarazos y abortos en adolescentes.

Anuncios

Etiquetas: ,


A %d blogueros les gusta esto: