El hipócrita Aznar, campeón del aborto, se disfraza de provida con apoyo de la Universidad Católica de Murcia

José María Aznar se ha mostrado muy crítico este lunes con la nueva ley del aborto que impulsa el Gobierno. El ex presidente, durante cuyo mandato se cometieron más abortos que nunca, consideró que «pretender la existencia de un derecho al aborto constituye una mayúscula agresión a la dignidad de las personas y su derecho a la vida». Un derecho que se negó a defender durante el tiempo en que presidió el gobierno de España, en el que asistió impávido al incremento notabilísimo de los abortos en este país. El ex presidente del Gobierno subrayó que «uno de los errores más graves de la nueva ley del aborto que impulsa el Gobierno» es el de «alentar la soledad de los menores cuando más necesitan la compañía de sus padres». Mientras tanto en 2008 más de 10.000 hijos de madres menores fueron asesinados con la complicidad y la autorización de sus abuelos, algo que no parece ser tenido por el ex-presidente abortista como algo grave y erroneo.
José María Aznar añadió este lunes en Murcia, en la lección inaugural que pronunció en el acto de inauguración del curso académico de la UCAM que, “junto a este error, hay otro aún peor que expresa como pocos los efectos de la mala política: pretender la existencia de un derecho al aborto constituye una mayúscula agresión a la dignidad de las personas y a su derecho a la vida”.
Y es que, para Aznar, “es evidente la existencia de un bien jurídico que queda absolutamente desprotegido, contra lo que exige la doctrina de protección a la vida que en su momento estableció el Tribunal Constitucional”. Parece olvidar el señor Aznar el medio millón de víctimas de la “protección jurídica” que ofrece la ley de despenalización actual.
El presidente de la Fundación FAES, ofreció la lección inaugural titulada ‘Los valores en la vida política actual’ previamente a su nombramiento como catedrático extraordinario de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), algo que no deja de resultar chocante, pues, todos recordamos el escándalo que se produjo en los EEUU al otorgársele al título honoris causa a otro abortista declarado como el Obama por otra universidad católica, Notre Dame, mientras que este nombramiento y las hipócritas declaraciones del “catedrático extraordinario” no han provocado la más mínima reacción ni desde la Iglesia ni desde las “plataformas” pro-vida.
Aznar indicó que “cuando el poder hace de la infancia su instrumento, cuando asume como principio que es preferible que las instituciones se equivoquen contra la vida y no a favor de la vida, cuando considera como parte de su componente la erosión de los lazos familiares, cuando todo eso ocurre, es que el poder ha renegado de la ética, ha elegido la mala política y ha perdido su lugar en una sociedad de ciudadanos libres a cuyo servicio debiera estar”. Semejante párrafo es unaz exácta descripción de la política llevada a cabo durante su gobierno y por su partido en diferentes regiones de España.
El acto, estuvo presidido por el jefe del Ejecutivo murciano, que acaba de lograr el “honor” de lograr que la comunidad que preside encabece la tasa de abortos en España, Ramón Luis Valcárcel, y se inició con una con una Eucaristía a cargo del prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cardenal Antonio Cañizares; y contó con la asistencia del presidente de la UCAM, José Luis Mendoza; la rectora de la institución docente, Josefina García Lozano, así como numerosas autoridades académicas, civiles y religiosas
La Cátedra de Ética, Política y Humanidades, creada por la UCAM en colaboración con la Fundación FAES, contará con otros ponentes de primer nivel como el vicepresidente de la Cámara de Diputados de Italia, Rocco Buttiglione; los ex ministros del partido abortista Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana; el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel; o el profesor de la Universidad de Bolonia y consultor del Papa Benedicto XVI, Stefano Zamagni, entre otros.
Desde Manifiesto por la Vida expresamos nuestro rechazo por la hipocresía del presidente bajo cuyo mandato más abortos se cometieron, sin que él hiciese nada por evitarlo, y denunciamos el grave error que constituye que una institución que se declara católica ampare a abortistas.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: