Otro catedrático abortista de una universidad católica

El abogado Antonio Garrigues Walker, presidente de la Cátedra Garrigues de Derecho Global en la Universidad de Navarra, afirma en una entrevista concedida a la Opinión de Zamora que aunque él no apoya el aborto, sin embargo habría respaldado el texto de la nueva ley. De la Iglesia Católica dice que debe darse cuenta que el papel de la religión no es el de hace treinta años y por tanto ha de procurar no entrometerse en política. El abogado liberal asegura igualmente que el concepto de «religión verdadera» es peligroso.

Reproducimos a continuación un estracto de la entrevista publicada en La Opinión de Zamora:

Crítico y con una capacidad de análisis a prueba de retos, el abogado Antonio Garrigues Walker analiza en la entrevista temas de máxima actualidad, desde la Ley del aborto al futuro del Estatut catalán.

-El Congreso acaba de aprobar el proyecto de Ley del aborto, con el compromiso de la ministra Aído de buscar el consenso en artículos polémicos. ¿Habría respaldado el texto?

-Sí, lo que no quiere decir que esté a favor del aborto. Sí estoy de acuerdo con que la Ley es aceptable en términos comparativos con Europa y lo que tenemos que seguir es el clima europeo. En este terreno, como en otros, se está llegando a puntos límite, en donde es difícil tener opiniones dogmáticas.

-La Iglesia ha hablado incluso de excomunión para quienes hayan dado su voto.

-Respeto mucho las opiniones religiosas, profundamente dogmáticas en esta materia, pero no las comparto, sinceramente. Lo que se está haciendo es una cosa razonable y sensata. En este tipo de asuntos, como en otros, en España tenemos que empezar a saber dialogar, respetar la opinión ajena y aceptar que el otro casi siempre tiene la misma razón que nosotros. En definitiva, a conversar desde la libertad y en este tema nos podemos poner de acuerdo.

-¿Comete injerencia al tratar de limitar la competencia del Parlamento para ampliar esa Ley?

-Yo no soy quién para decirle a la Iglesia lo que tiene que hacer, pero a este estamento le ha llegado también el momento de pensar cuál es su papel en la sociedad, y tiene que valorar otros; por ejemplo, el de la intromisión tendrá que vigilarlo con mucho cuidado. Y darse cuenta de que estamos en una sociedad muy distinta a la de hace 30 años, el papel de la religión ya no es el que era entonces, ni va a ser.

-¿Quizás la Iglesia está un poco perdida en España respecto del papel que le toca en un Estado aconfesional y laico?

-La Iglesia tiene que aceptar que las cosas han cambiado profundamente y que, por tanto, debe cambiar profundamente, lo que no quiere decir que su papel sea menos importante. Les pido que lo acepten como lo han hecho los medios de comunicación, los abogados, los empresarios… y, además, tienen que empezar a centrar su capacidad de acción, que es alta, en asuntos muy importantes, como puede ser el ético, es decir, en conectar los valores religiosos con los éticos y morales, que es donde se está poniendo más de manifiesto el déficit.

-Deduzco que está de acuerdo en que la religión se imparta en los lugares de culto correspondientes a cada confesión y que en las aulas se enseñe ética.

-Creo en la libertad religiosa, un valor muy importante para mí, que debemos aceptar. El liberalismo no es sólamente una doctrina económica, sino también cultural; y el idealismo religioso consiste en aceptar que el concepto de «religión verdadera» es también peligroso. Una persona puede decir mi religión es verdadera, la religión católica es verdadera, y tendrá toda la razón en afirmarlo, pero cuando dice que es la única verdadera y las demás son falsas, ahí empieza a fallar el concepto auténtico incluso religioso.

-Y aparece el riesgo.

-El factor religioso sigue siendo dominante en el mundo porque tenemos religiones, como la islámica, muy violentas, y ha llegado el momento de que los propios líderes religiosos hagan un esfuerzo tremendo para reconocerse mutuamente y que nadie afirme que la suya es la única religión verdadera y que a través de esa concepción, el mundo avance de forma positiva. Todas son verdaderas. La religión católica, por ser muy influyente y dominante en el mundo, tiene más responsabilidad que el resto para dar un ejemplo de liberalidad y respeto hacia las demás confesiones, eso es muy importante.


Enlace a la cátedra del abortista patrocinada por la Universidad católica de Navarra.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “Otro catedrático abortista de una universidad católica”

  1. Entrevista: Serafín Fanjul, catedrático de estudios árabes - 10-12-09 | Cheap Technology Buys Says:

    […] Otro catedrático abortista de una universidad católica … […]

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: