Rusia prohibe la publicidad de centros abortivos en medios de comunicación dirigidos a jóvenes y adolescentes

Rusia restringe a partir de hoy la publicidad del aborto, con el fin de reducir los abortos entre adolescentes, que suponen el 20 por ciento de los que se practican en todo el país. El presidente ruso, Dmitri Medvédev, promulgó una ley que prohibe la publicidad del aborto en revistas dirigidas al público adolescente, programas de radio y televisión juveniles, el transporte público y centros docentes. La ley, aprobada este mismo mes por ambas cámaras del Parlamento ruso, limita los anuncios sobre la interrupción voluntaria del embarazo, que a partir de ahora deberán además advertir sobre los posibles peligros del aborto para la salud de la mujer.
Según un sondeo del comité parlamentario para Asuntos Familiares, de la Mujer y de la Infancia, muchas jóvenes creen que el aborto no supone peligro alguno para su salud y se ven atraídas por anuncios sobre una interrupción del embarazo «rápida, barata y segura». El proyecto de ley sobre la limitación de la publicidad relativa a la interrupción del embarazo había sido recibido con entusiasmo por los antiabortistas y con escepticismo entre los activistas a favor del «derecho» de la mujer a abortar.

De acuerdo con las estadísticas, las mujeres rusas se someten a una media de dos abortos a lo largo de su vida, mientras un 20 por ciento de las parejas no podrán tener hijos tras un aborto mal practicado. Según datos del Servicio Federal de Estadísticas ruso, Rosstat, los abortos voluntarios practicados en Rusia casi triplican a los efectuados en países occidentales.

Aún así, los expertos señalan que la cifra de abortos descendió en los últimos 15 años en un 35 por ciento. En 2006 en Rusia se practicaron 1.582.000 abortos, lo que supone 40,3 interrupciones del embarazo por cada mil mujeres, mientras que en 2002 se registraron 2.138.000 casos, 54,2 por cada mil mujeres.

Según el Instituto de Demografía de Viena, el 55 por ciento de las mujeres rusas que no utilizan anticonceptivos no quiere tener niños y en caso de embarazo, opta por el aborto. «La mayoría de ellas ni siquiera utiliza el preservativo, porque cree que el aborto es menos perjudicial para la salud que el condón», señalaba recientemente Serguéi Kolesnikov, vicepresidente de la comisión parlamentaria para la Salud.

Según el diario digital «Dayonline», la situación ha empeorado con la llegada de la crisis: en noviembre de 2008 la palabra «aborto» fue consultada en el buscador Yandex en ruso 560.000 veces, frente a 53.000 el mes anterior.

Anuncios

Etiquetas: , , ,


A %d blogueros les gusta esto: