Decepción entre los pro vidas por las declaraciones de Laura Chinchilla a favor del aborto.

Laura Chinchilla defiende la vida, pero no la de todos.

La primera mujer presidente de Costa Rica, recién elegida este fin de semana, basó parte de su mensaje de campaña en presentarse como provida, algo que aplaudimos en su día desde Manifiesto por la Vida.
Sin embargo, apoya el llamado «aborto terapeútico» y en caso de que el niño sea concebito por medio de una violación.
En un video difundido por el diario La Nación de Costa Rica, Laura Chinchilla pone de manifiesto su doble rasero moral. Pese a presentarse como provida en la campaña, lo apoya por las llamadas «razones terapéuticas», o en caso de violación. Es decir, pasa de presentarse como una defensora e impulsora de la Cultura de la Vida, a una persona que considera que la vida de una persona tiene un valor distinto si es fruto de una violación, y que tiene más valor la madre que el hijo, por lo que es legítimo asesinarle para evitar riesgos a ésta.

Así lo dice con claridad en este video:

Por otro lado, también se presentó como defensora de la familia, y contraria a los matrimonios de personas del mismo sexo, algo que finalmente ha quedado sólo en algo nominal:

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: