HO y el Partido Único.

En esta semana se han producido una serie de declaraciones por parte de dirigentes de HO/DAV que vuelven a demostrar que su finalidad, lejos de ser el proclamado cambio en la mentalidad de la sociedad para favorecer la cultura de la vida, es servir a una facción del Partido Popular.
Viviendo España pajo una partitocracia en la que los partidos políticos controlan todos los aspectos de la vida(desde las federaciones deportivas hasta los nombres de los acuartelamientos militares; desde la educación de nuestros hijos hasta los jueces de deberían velar por que se impartiese justicia), no queda otra solución par defender la vida contra el aborto y la eutanasia que a través de partidos políticos. La pretendida “sociedad civil”, sin representación política en las instituciones no sirve para nada, y sus autoproclamados cabecillas no lo ignoran.
Pero Hazte Oír tiene un único objetivo. Sólo hay un partido al que dirigir sus campañas. Su partido único es el Partido Popular. Las declaraciones de Ignacio Arsuaga y Gádor Joya de esta semana, lanzando una suerte de advertencia al PP, así lo constatan.
Pero no son sólo estos personajes los que dentro de la “plataforma” y sus asociaciones satélites se declaran firmes partidarias del unipartidismo a la hora de buscar un objetivo al que dirigir sus campañas y su apoyo. En varios foros de internet en los que se debaten temas relacionados con la defensa de la vida (exclúyase el propio foro de HO, donde nada puede debatirse y la más férrea censura pesa sobre cualquier disidente de la línea oficial de la organización), apasionados defensores de la “plataforma” justifican el apoyo al partido abortista.

“¿Por qué el PP va a hacer caso de ninguna presión si ya les has votado?”
Se les puede presionar dejándoles de votar, es cierto. Pero, eso sí, que todo el mundo sepa que eso significa perpetuar al PSOE en el poder. Y yo no acepto la simplificación PSOE = PP. No son lo mismo en absoluto.
¿Sabéis que existe una cosa llamada ley D’Hondt? Fragmentar el voto conservador significa darle al poder al PSOE. La derecha vota nacionalista en País Vasco y Cataluña. La única forma de que la derecha llegue al poder es que totalmente unida en el resto de España. Y yo quiero que la derecha llegue al poder (entre otras cosas, porque con la derecha en el poder hay una pequeña posibilidad de que se reviertan -o al menos, se atenúen- las leyes contrarias a la vida). Un PSOE en el poder significa más cultura de la muerte. No hemos visto el final de la pendiente: el PSOE puede hacer mucho más daño todavía: adoctrinamiento sexual en las escuelas, legalización de la eutanasia, ley de “Libertad Religiosa” …
Hay otras formas menos masoquistas de presionar al PP. Una vez que esté en el poder, se le puede presionar desde la calle. Manifestándose, escribiendo, movilizándose, sacándole los colores, exhibiendo las fotos de líderes del PP en manifestaciones pro-vida. “¿No vino usted a la manifa pro-vida? Derogue, entonces la ley Aído?”.

También algunos miembros destacados de organizaciones tenidas antes por providas, y que ahora caminan de la mano de HO en su camino hacia la exaltación del PP confiesan sus intenciones. En Manifiesto por la Vida mantuvimos una línea crítica con la Fundación Vida y su escandaloso pasteleo con el segundo partido abortista de España. A raíz de aquello uno de los dirigente de una de los organizaciones que han convocado tanto la marcha por la vida de marzo de 2009, como la del 17-O, como la reciente del 7 de Marzo declaró a Manifiesto por la Vida:

El único partido que ha gobernado que ha defendido la vida, aunque cada vez menos ha sido el PP, por tanto debemos apoyarle y presionarle para que vuelva a sus valores tradicionales y defienda la vida sin tapujos. Esa es la idea de Fundación Vida y de el resto de asociaciones providas. Si alguien puede parar esta ley y abolir el aborto ese es el PP, y o conseguimos que se enderece o estamos perdidos.

No es de extrañar que a todo este sector de activistas que entienden la lucha por la vida como un servicio al Partido Popular ya se les conozca entre los círculos abolicionistas del aborto como “abortismo próvida”.
Existen en España, y desde HO y sus asociaciones afines y paralelas no lo ignoran, formaciones políticas con idearios fieles a los principios no negociables, y con un compromiso y reiteradamente demostrado, de combatir por la abolición del aborto. Ninguno de estos partidos son jamás tenidos en cuenta por la “plataforma”. Son incluso boicoteados, prohibida su asistencia a los actos de HO, y hasta calumniados cuando organizan sus propios actos por la abolición del aborto.
Existen también partidos, con representación parlamentaria incluso, que sí podrían ser sensibles a las campañas de una plataforma ciudadana, que les garantizase cierto apoyo electoral. UNP y CyU(y dentro de éstos, en especial UDC) sí podrían llegar a presentar en sus programas la abolición del aborto como reclamo electoral. Decir que el PP será el próximo ganador de las elecciones no es una excusa válida para prestarle apoyo incondicional como hacen los “abortistas próvida”. En las dos últimas legislaturas entre el Partido Comunista e Izquierda Republicana de Cataluña, ambos con un siniestro pasado de terrorismo, golpismo y sangre, y con una minoría parlamentaria ridícula han conseguido nada menos que la Historia será regulada por ley para presentarles a ellos como los buenos y a sus víctimas y oponentes como los criminales, o para conseguir que se radicalice aún más la legitimación del extermino de niños. Un PP abortista(como el que existe ahora) que precisase de un pacto para gobernar podría aceptar la presión y ceder en temas de aborto ante un partido pequeño como UPN o Unión Democrática de Cataluña.
Por otro lado, desde el portal Infocatólica se advierte que el PP puede ponerse nervioso si HO le da la espalda, dado el poder de convocatoria que han demostrado. Sin embargo, en el PP saben dos cosas: que HO no les va a dar la espalda, y que si lo hiciesen, serían ellos los que fracasarían. HO ya ha cosechado rotundos fracasos en todas las ocasiones en que ha intentado influir en un proceso electoral (Referéndum de autonomía de Cataluña, Constitución Europea, Elecciones al ayuntamiento de Madrid, Estatuto de Andalucía…). A demás va a ser difícil que el fiel electorado popular, a quién HO no ha dejado de presentar su opción la única esperanza defensora de la Vida durante años, vaya ahora a cambiar el voto o quedarse en casa por que se lo diga Arsuaga.
Y por cierto, el PP es el mismo partido, igual de abortista hoy que en las europeas pasadas, o en las gallegas, cuando desde HO se pedía el voto para ellos. Y desde luego igual de abortista que hace una semana.

Etiquetas: , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: