La Legislatura de Oklahoma sale en defensa de la vida

La Legislatura de Oklahoma votó el martes para anular los vetos del gobernador, el demócrata Brad Henry, contra dos medidas sobre el aborto, una de las cuales exige que las mujeres se sometan a un ultrasonido y escuchen una descripción detallada del feto antes de decidirse a abortar.
Aunque otros estados han aprobado medidas similares que requieren que las mujeres se hagan ultrasonidos, la ley de Oklahoma va más allá: establece que un médico o un técnico en ultrasonido ayuden a que la mujer pueda ver y describir en un monitor el corazón, las extremidades y los órganos del feto. No se hacen excepciones por violación y víctimas de incesto. Una segunda medida que se convirtió en ley el mismo martes impide a las mujeres que hayan tenido un hijo con discapacidad que demanden a un médico por ocultar información sobre defectos del niño cuando aún está en el seno materno.
El gobernador abortista Henry vetó ambos proyectos de ley la semana pasada. La ley sobre el ultrasonido, dijo, era defectuosa porque no hace excepciones en caso de violación e incesto y podría propiciar una intromisión inconstitucional en la intimidad de una mujer. De la otra medida, el gobernador declaró: “Es inconcebible que se conceda una protección médico legal para engañar o desinformar a las mujeres embarazadas en un esfuerzo por imponer creencias personales a una paciente”.
Afortunadamente la mayoría republicana en ambas cámaras veía las cosas de manera diferente. El lunes, la Cámara de Representantes votó de manera abrumadora para anular los vetos, y el Senado hizo lo mismo en la mañana del martes, lo que originó las dos leyes.
Otros dos proyectos de ley antiaborto se siguen trabajando en la Asamblea Legislativa y se espera que sean aprobados. Uno podría obligar a las mujeres a llenar un cuestionario sobre sus razones para buscar un aborto; las estadísticas basadas en las respuestas se publicarían luego en internet. El otro limita la cobertura de seguro para los procedimientos abortistas.
Varios estados han aprobado leyes en los últimos años que obligan a las mujeres a someterse a una ecografía antes de un aborto, y al menos tres —Alabama, Luisiana y Misisipí— obligarán a los médicos a ofrecer a la mujer la oportunidad de ver la imagen del feto. Pero la nueva ley de Oklahoma dice que el monitor debe estar colocado donde la mujer puede ver y que debe que escuchar una descripción detallada del feto. “El objetivo de esta legislación es hacer una declaración sobre la santidad de la vida humana”, dijo el senador estatal Todd Lamb, líder de la mayoría, en una entrevista luego de la votación. “Tal vez algún día estos bebés crezcan para ser agentes de policía y arresten a la gente mala, o van a encontrar una cura para el cáncer”, expresó.
Desde Manifiesto por la Vida creemos que noticias como esta confirman nuestra posición respecto a que la principal vía para terminar con el aborto es política, y que se debe dar el máxinmo aoyo a aquellos partidos que abierta y decididamente proponen la aborlición del aborto sin excepciones.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: