El médico absuelto en Leganés por asesinar a sus pacientes, asesora ahora sobre la eutanasia en Getafe.

Luis Montes, el siniestro promotor del delito de eutanasia en España, en una de sus conferencias con una bandera anticonstitucional.

Luis Montes, famoso por la acusación de asesinato entornoa las sedaciones de pacientes en el Hospital Severo Ochoa de Leganés cuando era jefe del Servicio de Urgencias se dedica ahora, junto con su siniestra asociación Derecho a Morir Dignamente a “asesorar” a los getafenses en qué consiste la “muerte digna” y a solucionar las dudas sobre “el testamento vital”. El Ayuntamiento de esta localidad, gobernada por el socialista Pedro Castro, ha puesto en marcha un servicio de información ciudadana atendido por la Asociación que preside Luis Montes, que, desde uno de los centros sanitarios públicos del municipio y también por teléfono hacen proselitismo sobre el testamento vital y entregan folletos en los que ofrecen información sobre “la libertad de toda persona a decidir el momento y la forma de finalizar su vida”. Un eufemismo para suavizar el término eutanasia.
Y todo esto se está produciendo al amparo del Alcalde de Getafe y Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro que, asustado, asegura que este programa de información de la Asociación Derecho a Morir Dignamente no es en ningún caso “eutanasia ni suicidio asistido”.
La portavoz de Profesionales por la Ética, Teresa García – Noblejas, no encuentra mal que se informe sobre los derechos de los pacientes, el inconveniente tiene nombre propio. “El problema aparece cuando encargan un asunto como este a una asociación definida, de manera clara, a favor de la eutanasia y muy ideologizada”, apunta.
Llama así mismo la atención que el principal promotor de la eutanasia en España, Luis Montes, se declarara inocente cuando se le imputó de haber hecho exáctamente aquello de lo que hace contínuamente apología, el delito de eutanasia. No sólo eso. También da conferencias generosamente pagadas por entidades públicas en las que sin ningún tipo de rigor científico ni jurídico, promueve el delito.

Anuncios

Etiquetas:


A %d blogueros les gusta esto: