El PP deja otra vez en manos del tribunal constitucional la ley del aborto

El Partido Popular presentó este martes un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la “Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo” la ley del aborto, que a partir del próximo 5 de julio permitirá abortar libremente en España en las 14 primeras semanas de gestación y en algunos casos hasta la 22, y ha anunciado que “habrá que llevar” la derogación de la norma al programa electoral de los “populares”.
El diputado del PP por Alicante y portavoz de Justicia de los “populares”, Federico Trillo, la portavoz del partido en la Comisión de Igualdad del Congreso, Sandra Moneo, y el diputado del principal partido de la oposición Santiago Cervera entregaron en el Alto Tribunal el recurso de inconstitucionalidad.
“El PP acaba de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley del aborto socialista”, explicó Trillo a los medios de comunicación. Así lo hizo, según explicó, por considerar “contrario al derecho a la vida tal y como lo ha interpretado el Tribunal Constitucional en 1985” que se permita abortar libremente en las primeras 14 semanas del embarazo.
Además, ha añadido que la ley “pretende que el aborto, lejos de ser una excepción y una práctica mala para la mujer y para la criatura, se convierta en un derecho indiscriminado”. En este sentido, ha añadido que se hace “especial hincapié” en los preceptos que permiten a las jóvenes de 16 y 17 años abortar sin consentimiento de los padres.
Sobre si el PP derogará la ley si gobierna, Trillo afirmó: “Así se ha anunciado y habrá que llevarlo al programa electoral” del partido de cara a las próximas elecciones generales.
Todos estos bonitos gestos y palabras tienen el inconveniente de tener precedentes que demuestran que el PP carece de cualquier credibilidad a la hora de defender la vida y cuando expresa sus intenciones de derogar cualquier ley socialista que atenta contra la vida, la familia o la moral. De hecho, todavía está por llegar la primera derogación por el PP de una ley relativa a temas morales en España.
Cuando el primer gobierno de Felipe González presentó en Cortes un proyecto de Ley Orgánica de Modificación del artículo 417 bis del Código Penal el 25 de mayo de 1983 para legalizar el aborto, como respuesta, el ahora presidente honorario del PP, Manuel Fraga realizó un furibundo alegato en contra.
Con fecha 2 Dic. 1983, don José María Ruiz, Abogado, Comisionado por 54 Diputados del PP interpuso Recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra el “Proyecto de LO de Reforma del art. 417 bis CP”, según el texto definitivo aprobado por el Senado en la sesión plenaria celebrada el día 30 Nov. 1983, por infracción de los arts. 1.1,9.3, 10.2, 15,39.2 y 4, 49 y 53.1 y 3 CE. Todo ello pese a que ahora la coartada de los populares para mantener la actual ley del aborto es decir que aquella tuvo gran consenso.

ABC de 3 de Diciembre de 1983, Pág. 21

Durante los gobiernos de Felipe González, con la ley recurrida por los populares, durante 11 años, desde el 5 de Julio de 1985 hasta el 5 de Mayo de 1996, fueron asesinados por aborto 359.624 niños antes de nacer. Los defensores de la vida podían pensar sin embargo que tenían un grupo político parlamentario que les representaba y al que apoyaron masivamente.
Sin embargo, el 6 de Mayo de 1996 (Primer día de gobierno) hasta el 17 de Abril de 2004 (Toma de posesión de Rodríguez), ocho años, los niños asesinados por aborto fueron 511.429 .
Durante esos años, la mitad de ellos con mayoría absoluta no cambió la ley del aborto (recordemos, el partido que había presentado el recurso de inconstitucionalidad). Ni siquiera uso la Administración para controlar el fraudulento tercer supuesto de “salud psíquica” y facilitar alternativas. No se investigó la actividad fraudulenta o delictiva de ninguna clínica, al contrario de lo que ha sucedido, por ejemplo durante el gobierno de Rodriguez Zapatero.
Tampoco en las comunidades autónomas gobernadas con mayoría absoluta por el PP se aprecia la menor diferencia con respecto a las gobernadas por otros partidos. Todas tienen con competencias plenas en Sanidad, Educación e Inspección, pero, encabezas por la gobernada por Esperanza Aguirre, lideran las tasas de aborto en cifras absolutas y proporcionales, como tristemente ocurre en Murcia.
Es de esperar que si el Constitucional rechaza la ley Aído como está planteada actualmente, ésta sea modificada en algunos aspectos accesorios, como pasó en 1985, y aprobada en lo esencial. Así el PP tendrá la coartada de que no puede derogar una ley que es constitucional y que cuanta con gran consenso, pues la mayoría de los partidos políticos parlamentarios votaron a su favor.
Como bien ha indicado Soledad Cabezón, Secretaria de Políticas de Igualdad del PSOE, “el Partido Popular siempre recurre todas las leyes que tienen que ver con los derechos de ciudadanía y de las mujeres, pero nunca las derogan cuando llegan al poder”. “El Partido Popular demuestra así su oportunismo y demagogia y además engañan a sus electores y electoras a quienes prometen lo que, después, nunca cumplen”. “El PP se esconde tras los tribunales y utiliza el Constitucional como si fuera la tercera Cámara de representación se tratase”.  Sólo nos sorprende que el PSOE dsesenmascare de forma tan clara a sus mayores aliados a la hora de imponer sus políticas antivida y antifamilia a la sociedad española.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: