Provida convoca una macroconcentración ante la entrada en vigor de la ley abortista de Aído

Según publica ABC, la Federación Española de Asociaciones Provida convocará para el próximo 3 de julio, seguramente a las 12 de la mañana, una gran concentración contra la nueva ley del aborto que entrará en vigor dos días más tarde.
La cita será en Madrid, en la calle Domenico Scarlati, la misma en la que tiene su sede el Tribunal Constitucional. Y es que otra de las grandes reinvidicaciones será exigir al TC que dicte una sentencia rápida al recurso presentado por el PP, que solicita la suspensión cautelar de ocho preceptos por entender que en caso contrario «se generarían prejuicios irreparables, al tratarse de vidas humanas cuya eliminación sería irremediable si al final se declaran inconstitucionales».
La Federación, presidida por Alicia Latorre, se ha sorprendido por la respuesta que está teniendo la convocatoria,cuando aún no se ha presentado oficialmente la iniciativa, Lo cierto es que la sociedad civil está indignada y no ha parado de movilizarse contra la «reforma Aído» y parece estar dispuesta a echar el resto justo antes de la publicación de la nueva ley en el BOE.
Aún no se han producido adhesiones a la iniciativa, pero desde la Federación aseguran que la «sensación» de respaldo popular en forma, por el momento, de llamadas telefónicas e intercambio de correos electrónicos está desbordando las previsiones y está siendo muy similar a la masiva movilización que se vivió con motivo de la Marcha por la Vida del 17-O. En aquella ocasión, dos millones de personas salieron a la calle. Ahora, la cita del 3-J pretende ser la consecuencia lógica a la extraordinaria movilización de hace casi un
año.
Más aún cuando la llegada de la ley del aborto más radical de Europa resulta ya inminente. Está a punto a colarse en el sistema jurídico español la tristemente famosa «reforma Aído» que instalará en España el reconocimiento del aborto como un derecho por encima al derecho a la vida del no nacido.
Con su entrada en vigor, será ya una realidad irreparable la imposición del aborto libre hasta la semana 14 de gestación incluso para las menores que podrán interrumpir sus embarazos sin consentimiento ni conocimiento paterno. Habrá plazos mayores (hasta las 22 semanas) y un alarmante coladero en supuestos como los de »grave peligro de la vida o salud de la embarazada». Se impondrá, asimismo, la limitación de la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios con la creación de listas negras. Y se regulará la implantación de teorías eugenésicas de corte nazi para acabar con la vida de fetos por sufrir discapacidades como la ceguera, la sordera, la ausencia de algún miembro o el síndrome de Down.
Sin contar que además del aborto, la nueva ley ampara a través de sus 11 primeros capítulos la denominada «salud sexual y reproductiva». Una materia que el Gobierno va a obligar a impartir en los colegios a partir de los siete años. Y que Sanidad pretende que se haga por medio de «agentes de salud». Desde el punto de vista de asociaciones de padres de alumnos y de profesionales de la enseñanza, ejercerán como auténticos «comisarios adoctrinadores» para imbuir en los preadolescentes una visión de la sexualidad irresponsable, de usar y tirar, en la que todo vale, y no reporta consecuencias.

About these ads

Etiquetas: , , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: