Inglaterra paga un estudio que dice que los fetos no sienten dolor para justificar el aborto

Para el gobierno británico no hay problema en matarlo, por que no le duele.

El gobierno británico ha encargado un estudio para justificar la aberrante legislación que en su país permite el aborto hasta los 6 meses de vida del feto. Según este estudio un feto humano no puede sentir dolor antes de las 24 semanas de gestación, por lo tanto, puede ser despedazado sin problemas.
La investigación concluye que antes de esos seis meses las terminaciones nerviosas del cerebro del feto no están lo suficientemente desarrolladas como para sentir dolor, y por lo tanto la vida humana que se va a destruir no tiene valor alguno.
Según las declaraciones de Allan Templeton, presidente del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos que ha llevado a cabo la investigación, realizadas al diario The Times, la teoría de los opositores al aborto de que los fetos sienten dolor, está basada en los bebés prematuros. Sin embargo, “esto no se aplica para el feto en el útero”, asegura el doctor.
Suponemos que para comprobar si un feto siente o no dolor intraútero, se le habrá provocado daño físico a fetos indefensos y registrado su actividad cerebral posterior, algo que por sí sólo ya demuestra la categoría humana del gobierno británico, y de los “científicos” que han sido capaces de dañar intencionadamente a un feto humano para comprobar si sufría o no. Y por supuesto de las madres que se han prestado a este estudio, seguramente remunerado.
Todo un paradigma de la cultura de la muerte que se nos impone diariamente.
La legislación inglesa permite el aborto hasta la semana número 24 de embarazo en caso de que la vida de la mujer corra peligro o por motivos sociales y económicos.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: