Si van con un abuelo de la víctima, las menores podrán abortar.

Las adolescentes abortarán acompañadas de sus padres.

El Gobierno ha decidido cambiar, en el último momento, las condiciones en que las jóvenes de 16 y 17 años podrán abortar. Ellas tendrán la última decisión, como siempre ha pretendido el Ejecutivo, pero deberán acudir al acompañadas de uno de sus progenitores o tutores. Este cambio figura en un real decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes pero pasó desapercibido hasta ayer porque la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega no lo mencionó.
Según fuentes del Ministerio de Igualdad, tanto el Consejo de Estado como los colectivos de médicos pidieron al Gobierno que introdujera el cambio para reforzar «la seguridad jurídica» de los facultativos.
De este modo, el gobierno socialista ha sabido eliminar en el último momento el que era prácticamente el único argumento en contra de esta ley abortista para la oposición a la misma.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: