Coherencia en la Iglesia de los EEUU

Margaret McBride, la monja responsable del asesinato de un bebé, excomulgada en los EEUU

La religiosa Margaret McBrid, miembro de la comisión de ética del St. Joseph’s Hospital and Medical Center de Arizona, dio su consentimiento a la práctica de un aborto sobre un feto de once semanas de gestación. Como justificación de su acción, adujo que la madre padecía hipertensión pulmonar y los médicos aseguraban que la gestación podía poner en peligro su vida. Sin embargo, Monseñor Thomas J. Olmsted, obispo de Phoenix, ha declarado que la religiosa está excomulgada y ha procedido a retirarla de dicha comisión para impedir que pueda dar de nuevo su aprobación a futuros abortos. Igualmente ha sido declarada la excomunión de todo el personal sanitario que participó en la intervención. Se declara su excomunión para aclarar la conciencia de los fieles pero es ella la que se excomulga solita. De hecho, quien posibilita un aborto o lo perpetra incurre en pena de excomunión, de la misma manera que quien asesina al vecino con plena advertencia y perfecto consentimiento está en pecado grave y privado de la Gracia mientras no se arrepienta. No hace falta que lo dicte ningún tribunal eclesiástico.
Desde Manifiesto por la Vida aplaudimos esta lección de coherencia de la Iglesia de los EEUU, que desgraciadamente no parecen aprender en España muchos de nuestros obispos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: