La cultura de la muerte se impone

Fumar o emborracharse en edificios públicos, menos admisible para los españoles que la pena de muerte, la eutanasia o el aborto

La imposición de lo “políticamente correcto”, esto es, la obligatoriedad de educar y difundir cualquier pensamiento desde una optica contraria al Orden Natural y a la ética y moral cristianas, está causando estragos en la formación moral de los jóvenes españoles.
Las políticas de ingeniería social y de formación de un pensamiento moral único y enfrentado con los valores tradicionales de nuestra sociedad, dan cada día mayores frutos.
Así se desprende de una encuesta realizada por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Obra Social de Caja Madrid y el Plan Nacional sobre Drogas.
De los datos de la encuesta masiva, que ha comparado los datos de 2010 con un estudio similar auspiciado también por la FAD en el año 2001, se desprende que los españoles, hoy por hoy, toleran más la eutanasia, el aborto y la pena de muerte que, por ejemplo, fumar en edificios públicos, hacer trampas en exámenes, entrar por «enchufe» a una empresa.
En concreto, casi el 36% de la población justifica la aplicación de la pena de muerte para delitos muy graves, un porcentaje que una década atrás era de 9 puntos porcentuales menos. El aumento de esta valoración crece en el segmento poblacional más joven (de 15 a 24 años). La investigación, que ha pulsado la opinión de más de 1.200 personas de 15 a 64 años, muestra que seis de cada diez españoles consideran admisible la eutanasia y que el 54% admitiría una total libertad para abortar.
La comparativa es clara en otro punto de la escala de valores: el 20% de los españoles justifica el suicidio.
Desde Manifiesto por la Vida nos rebelamos ante esta triste realidad. Pese a que haya quienes se engañen predicando un vuelco en la opinión pública en temas relacionados con la vida, lo cierto es que ésta es un valor despreciado por la sociedad, que sigue fielmente los dictados de los poderes públicos. Sin un cambio radical en la vida política española y en los políticos que en ella participan, la sociedad seguirá esclava de la cultura de la muerte.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: