Murcia no tarda ni dos días echarse atrás sobre su rechazo a aplicar la ley del aborto

Los abortorios murcianos podrán seguir con su siniestra industria de la muerte

El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel (PP), no ha tardado ni dos días en empezar a dar marcha atrás en su intención de aplazar la aplicación de la nueva ley del aborto. Su comunidad sí acatará la norma, dijo, tras conocer que no es probable que el Tribunal Constitucional -que estudia ahora un recurso interpuesto por su partido- suspenda su aplicación. El martes, el ministerio de Sanidad envió a las autoridades murcianas una carta en la que les instaba a adoptar “las medidas oportunas para, de manera inmediata, dar efectividad a la entrada en vigor de la ley”.

También se desdicen desde e gobierno regional de dar una tregua a los bebés en Murcia de 4 meses hasta que se acrediten los negocios abortistas.

“Los centros sanitarios privados podrán seguir realizando las actividades para las que hubiesen sido acreditados, conforme a las normas vigentes antes de la entrada en vigor del nuevo marco jurídico, hasta que la autoridad sanitaria resuelva la solicitud de una nueva acreditación”, responde Sanidad. Y explica que para pedir esta nueva acreditación, las clínicas tienen cuatro meses de plazo.

Es decir que Valcárcel ha tenido sus portadas en que apareció como un valiente defensor de la vida, que es lo que quería, y ahora ya puede, como todos, transigir con el asesinato de bebés.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: