Asociaciones católicas que apoyan los objetivos del milenio.

Los objetivos del milenio incluyen la ideología de género y la cultura de la muerte, con su apoyo al lesbofeminismo y el aborto

Ayer publicaba Hispanidad un artículo en el que criticaba a la organización católica de caridad Manos Unidas por el entusiasmo con que se ha lanzado a apoyar los Objetivos del Milenio de la ONU. Dichos objetivos, en especial el quinto, son un atentado flagrante contra el órden natural y contra la vida humana, al pretender convertir el acceso al aborto en un derecho humano universal, y a cualquiera que se oponga al aborto en enemigo de los derechos humanos.
También la organización de la Iglesia Cáritas se ha apresurado a apoyar esta iniciativa.
Ayer mismo desde Noticias Globales, que dirige Juan Claudia Sanahuja, se volvía a denunciar la relación directa entre esta iniciativa de la ONU y la imposición universal del aborto:

ONU: OTRA ESTRUCTURA PARA LA CULTURA DE LA MUERTE.

Propias; UNNews, 19-09-10; pagina web del Grupo de Alto Nivel sobre la Sostenibilidad Mundial.
Por Juan C. Sanahuja

Por su omnímoda voluntad, el Secretario General no deja de aumentar la burocracia en la ONU. Personajes a los que sólo elige Ban Ki-moon dictan los documentos que los países aprueban. También es notable la incorporación de musulmanes al ovillo burocrático, pero es seguro que los islámicos no cambiarán ni una coma del Corán porque lo exija la ONU.
Con motivo de la Cumbre Mundial sobre los Objetivos del Milenio para el Desarrollo (Milenio+10, 20 a 22 de septiembre de 2010), el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hizo un llamado al Grupo de Alto Nivel sobre la Sostenibilidad Mundial para buscar soluciones a la llamada “crisis del cambio climático” y a la pobreza, en el marco de los Objetivos del Milenio. El trabajo del Grupo se extenderá más allá de 2015, fecha límite para el cumplimiento de los Objetivos, y consiste fijar metas para conseguir un desarrollo sustentable a nivel mundial.
Este Grupo de Alto Nivel que fue creado por Ban Ki-moon el mes pasado, publicará su informe definitivo a finales de 2011; esas conclusiones servirán de documento de trabajo en la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río 2012), y en las reuniones anuales de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC).
A la cabeza del grupo, el Secretario General de la ONU, nombró a Tarja Jalonen, la presidente de Finlandia, y a Jacob Zuma, presidente de Sud África.
Fueron nombrados como miembros: la ministro suiza de asuntos exteriores, Micheline Calmy-Rey; Luisa Dias Diogo, ex primer ministro de Mozambique; Hajiya Amina Az-Zubair, asesora sobre los Objetivos del Milenio del presidente de Nigeria; y las ex-ministros de medio ambiente Julia Carabias de México y Cristina Narbona Ruiz de España, ésta última integró el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.
Además forman parte, la abortista Susan E. Rice, embajadora del gobierno de Barack Obama en la ONU, (vid NG 956); la ex-presidente de la fallida Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU de diciembre de 2009, la danesa Connie Hedegaard, en la actualidad Comisionado de la Unión Europea para el Cambio Climático, y Gunilla Carlsson, ministro sueca de cooperación internacional.
Significado de “igualdad de género”
Carlsson, que en particular impulsa el Objetivo del Milenio n° 5, “Reducir la mortalidad materna”, declaró el 17-09-10: “A pesar de los grandes progresos en los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la situación de las mujeres con frecuencia se olvida. No debemos ignorar que una parte fundamental de la igualdad de género es el derecho de las mujeres y las niñas a ejercer el control sobre sus propios cuerpos, su sexualidad y la reproducción. Suecia no sólo alzará la voz en defensa todas aquellas mujeres y las niñas en situaciones vulnerables, sino que tampoco perderá oportunidad de ejercer su influencia en favor de ellas”.
También integra el Grupo, Gro Harlem Brundtland, la ex primer ministro de Noruega. Como presidente de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de la ONU en 1983 fue la primera que sostuvo públicamente el binomio: control de natalidad-salvaguarda del medioambiente, y a la que le debemos el concepto de “desarrollo sustentable o sostenible”. Como directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1998 a 2003, fue abanderada de los derechos sexuales y reproductivos (homosexualidad-aborto), y del aborto eugenésico para conseguir poblaciones “sanas y económicamente productivas”; Brundtland no considera la salud como un derecho sino como una condición al servicio de la producción. Su gestión terminó en escándalo por numerosas irregularidades administrativas, pero en 2007 fue nombrada Enviada Especial de las Naciones Unidas para el Cambio Climático. También es fundadora de la llamada Comisión de Gobernabilidad Global; miembro del Club de Madrid, y de la “logia de Mandela”, (vid. NG 771, 831, 990, 1051, entre otros; vid. también Sanahuja, J. C., El Desarrollo Sustentable. La nueva ética internacional, Ed. Vortice, Buenos Aires 2003, entre otras pp. 23-80).
A Brundtland la acompaña en el Grupo otro enviado especial para el cambio climático de la ONU, Han Seung-soo, quien presidió la 56º sesión de la Asamblea General de la ONU, fue ministro de Asuntos Exteriores de Corea, dirigente de la Unión Interparlamentaria Mundial o Unión Internacional de Parlamentarios (Con motivo de la Cumbre de Río de 1992, la Unión Parlamentaria tomó la decisión de “trabajar para promover la Declaración de Río, completando la Carta de la Tierra para su adopción por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el año 1995, en el 50º Aniversario de las Naciones Unidas”. Además, la declaración dice que “el problema del crecimiento de la población deberá resolverse a través del desarrollo humano integrado, incluyendo la educación y el fortalecimiento del estatus de las mujeres, e incluirá la salud pública y la planificación familiar”. En el año 2000, a pedido del entonces Secretario General Kofi Annan, los miembros de la Unión tomaron la decisión de sancionar cuanto antes en todos los países miembros de la ONU, el Protocolo Opcional de la CEDAW, así como también hacer adoptar en sus naciones la Carta de la Tierra). Han Seung-soo actualmente es presidente del Foro del Agua en Corea, una red de organizaciones que trabajan para una gestión sostenible del agua en Asia. (vid. Sanahuja, J. C., El Desarrollo Sustentable. La nueva ética internacional, Ed. Vortice, Buenos Aires 2003, pp. 142-144; vid. NG 831, 738, 597, 283).
Forman parte también del Grupo de los 21, James Laurence Balsillie, presidente del consejo de dirección del Centre for International Governance Innovation (CIGI), presidente del Canadian International Council y miembro de la Trilateral Comission; Yukio Hatoyama, ex primer ministro de Japón; Kevin Rudd, ex-primer ministro de Australia; así como también, el primer ministro de Barbados, David Thompson; el ministro de asuntos exteriores de los Emiratos Árabes, Sheikh Abdallah Bin Zayid Al Nahayan; y el vice primer ministro turco Ali Babacan; el ex ministro de medio ambiente de India, Jairam Ramesh; Alexander Bedritsky, asesor sobre temas de cambio climático del presidente de Rusia; Zheng Guogang, director de la China Meteorological Administration. FIN, 21-09-10

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: