La ONU contra El Salvador y Honduras por defender la Vida.

Tener una legislación en la que la vida humana es defendida en toda circunstancia parece que se ha convertido en motivo para que la ONU, y sus organizaciones de “derechos humanos” emprendan una campaña de descrçedito contra el país que se atreva a tal cosa.
Es el caso de Honduras, donde el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, equipara como violaciones de los derechos humanos los abusos de poder de la fuerza pública o las ejecuciones de niños de la calle, con la ley que proteje la vida de los concebidos.

También El Salvador ha sido víctima de estos ataques. Dos líderes pro-vida deploraron las recientes presiones del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra El Salvador para que se introduzcan reformas legales a favor del aborto.
La presidente de la Fundación Sí a la Vida, Regina Cardenal, recordó a ACI Prensa que las presiones no son una novedad y no extraña que la ONU y otros organismos internacionales quieran cambiar las leyes del país para dar luz verde al negocio del aborto.
El Comité difundió un texto en el que exige a El Salvador “tomar medidas para impedir que las mujeres que acuden a los hospitales públicos sean denunciadas por el personal médico o administrativo por el delito de aborto”.
Cardenal recordó que “hace algunos años en el New York Times aparecieron una serie de mentiras sobre las leyes” salvadoreñas y se dijo que incluso había mujeres presas por abortar.
“Decían que había mujeres que tenían una condena de 30 años. Sin embargo revisamos y no había ni una sola condenada. Ellos trabajan con mentiras porque el aborto es un negocio, por tanto las presiones no van acabar”, agregó.
Cardenal también cuestionó la conducta de la directora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, Julia Evelyn Martínez, quien se comprometió “con los organismos internacionales a revisar las leyes que protegen al no nacido”
“El Presidente de la República, Mauricio Funes la desautorizó porque en ningún momento él pretendía cambiar algo de la legislación”, agregó Cardenal en alusión al documento llamado “Consenso de Brasilia” que firmó Martínez.
A los abortistas les costaría mucho cambiar la actual legislación salvadoreña “porque para hacerlo se tendría que cambiar la Constitución, algo a estas alturas muy complicado”, agregó en alusión al artículo primero de la Carta Magna reconoce a toda persona humana desde el instante de la concepción.
Por su parte y también en declaraciones a ACI Prensa, la abogada y líder pro-vida Georgina Rivas lamentó que los organismos que nacieron para proteger a la humanidad ahora se manifiesten en su contra. “Si no se protege la vida del ser humano con el cuidado que corresponde, ¿cómo podemos decir que estamos protegiendo cualquier manifestación de la misma vida?”. “Evidencia de este error tan profundo es que se promueva dar libertad a la mujer para lastimar: su cuerpo, su psique, su espíritu y la de su más valioso don, esa vida que lleva en su vientre”, explicó.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: