El Papa condena el aborto y la eutanasia en una cerrada defensa de la familia tradicional

España ha tenido hoy el privilegio de escuchar a la mayor autoridad moral de la tierra, el Papa Benedicto XVI dar una lección de defensa de los valores no negociables.
El papa Benedicto XVI ha condenado hoy con firmeza el aborto y la eutanasia y ha efectuado una cerrada defensa de la familia tradicional en la homilía de la ceremonia de consagración del templo de la Sagrada Família de Barcelona. En elsermón el Pontífice ha pedido a los gobiernos “que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción” y “que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente”. Joseph Ratzinger también ha solicitado “medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización; para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado”.
La primera parte del sermón ha estado dedicada a la figura de Antonio Gaudí (1852-1926) y su templo. El Pontífice ha definido al autor de la Sagrada Família –ahora ya basílica– como “arquitecto genial y cristiano consecuente, con la antorcha de su fe ardiendo hasta el término de su vida”.
“En este recinto, Gaudí quiso unir la inspiración que le llegaba de los tres grandes libros en los que se alimentaba como hombre, como creyente y como arquitecto: el libro de la naturaleza, el libro de la Sagrada Escritura y el libro de la Liturgia”, ha destacado Ratzinger. El Papa ha subrayado después el valor de “la dedicación de este templo de la Sagrada Família, en una época en la que el hombre pretende edificar su vida de espaldas a Dios”
Benedicto XVI, además, ha resaltado “la historia de esta tierra catalana que, sobre todo desde finales del siglo XIX, dio una pléyade de santos y de fundadores, de mártires y de poetas cristianos”, en referencia principalmente a la masacre de católicos perpetrada por socialistas, anarquistas, comunistas y otros republicanos durante los negros años de la segunda República y la guerra civil.
Tras la misa, a la que han asistido unas 8.000 personas dentro del templo y unas 36.000 en el exterior, el Pontífice ha rezado el ángelus desde el atrio de la fachada del Nacimiento. Durante la oración, ha insistido en el mensaje de la homilía al subrayar “la dignidad y el valor primordial” del matrimonio y la familia, a la que ha calificado de “esperanza de la humanidad”.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: