Matar a un hijo “ilegalmente” en España cuesta sólo 6.000 euros de multa.

La diferencia entre matar a un hijo dentro y fuera de la ley en España está sólo en el precio que hay que pagar.

La defensa legal de la vida humana en España llega hasta los 6.000 euros de multa. Este es el compromiso con la vida de nuestra legislación y de nuestra constitución.
Así se demuestra en el hecho de que la Fiscalía de Guipúzcoa pida una multa de 6.000 euros para una ciudadana brasileña acusada de inducirse un aborto mediante la ingestión de pastillas cuando estaba embarazada de seis meses y expulsó el feto, aún con vida, en el inodoro del Hospital al que había acudido.
Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que hoy ha tenido acceso Efe, los hechos se remontan a los días 2 y 3 de septiembre de 2009, cuando la procesada, que entonces tenía 27 años, y había superado las 26 semanas de gestación, presuntamente tomó diez cápsulas de un fármaco para provocar la expulsión del feto, que no sufría “anomalías ni alteraciones incompatibles con la vida”.
Tras ingerir este fármaco, la mujer acudió al Servicio de Urgencias de Ginecología del Hospital Donostia y, a consecuencia de la ingestión de este fármaco, sobre las 21:00 horas, presuntamente expulsó el feto en un inodoro al que había acudido.
Los profesionales de este servicio médico recuperaron al feto de este lugar “aún con vida”, aunque falleció un cuarto de hora más tarde debido a una falta de aporte de oxígeno a los tejidos y a lo inmaduro del parto.
La Fiscalía considera estos hechos constitutivos de un delito de aborto provocado por el que reclama para la procesada una multa de 6.000 euros.

 

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: