Familia y Vida apoya los actos del 26-M, pero rechaza la exclusión de los partidos políticos y recuerda que la vía política es la única que puede acabar con el aborto.

Pese a que el comunicado de Familia y Vida es de hace un par de semanas, la delegación de prensa del partido no nos lo remitió a Manifiesto por la Vida hasta ayer. Lo reproducimos íntegro por su interés:

El partido Familia y Vida, como no puede ser de otra manera, manifiesta su apoyo incondicional a la citada convocatoria y solicita a sus afiliados y simpatizantes que participen y colaboren en dicho acto, así como en los que de forma simultánea esta previsto que se celebren en otros puntos de España, esperando que sea ocasión para que quienes gobiernan y participan en el ámbito político y resto de españoles, se den cuenta que la “vida sí importa”, que “todas y cada una de las vidas importan” y que la que precisa mayor protección es precisamente el ser humano concebido y no nacido (desde su concepción).

Desde nuestra formación política hemos solicitado la inscripción como otras muchas asociaciones y colectivos, a la Organización de esta convocatoria, como formación que muestra su adhesión. La respuesta recibida ha sido la de agradecimiento, a la vez que no nos daban acceso en el capítulo de Adhesión ya que según ellos se trataba de una convocatoria apolítica. El Partido Familia y Vida quiere expresar públicamente nuestra disconformidad con dicha respuesta, ya que si bien podemos entender que la Organización no quiera entre los Convocantes ninguna formación política para no dar lugar a equívocos o posibles rechazos de otros manifestantes, en ningún caso coincidimos en el rechazo a nuestra Adhesión. No nos parece en absoluto que manifestar públicamente nuestro apoyo a esta concentración sea condicionante ni politice una acción que otros llevan a cabo, desde nuestra formación política apoyamos y anunciamos nuestra presencia con todo respeto a las normas que los mismos Convocantes establezcan.

Manifestamos sin embargo con tristeza que más inconveniente que por aquellos que apoyamos públicamente desde nuestra formación política dicha convocatoria, detectamos que el problema surge cuando no se quiere dejar constancia explícita de quienes son los que no la apoyan.

Es patente la falta de valentía y voluntad en nuestra sociedad política para acabar con la lacra, la masacre del asesinato de seres humanos aún no nacidos (más de 100.000 cada año). Existe una excesiva apatía que nos hace mirar hacia otro lado ante un hecho tan horrible que acontece ante nuestros ojos todos los días

En 1985 el Parlamento aprobó la reforma del código penal que permitió la libérrima práctica del aborto en España. El año pasado, de nuevo fue el Parlamento quien elevó a la categoría de derecho tan vil asesinato. Es la ley la que permite que esto ocurra. Por ello es preciso llegar hasta dicha sede para modificar e incluso abolir dichas normas.

Ninguno de los partidos que actualmente tiene representación parlamentaria tiene intención alguna en defender la vida. Los hechos son ciertos y tozudos. El PP aboga por permitir el aborto bajo la anterior legislación despenalizadora, en clara contradicción con las manifestaciones de algunos de sus dirigentes, aunque en coherencia con la pasividad radical mostrada mientras gobernaron. CIU tampoco sostiene ya la defensa del no nacido y el PNV hace tiempo que perdió esa seña de identidad. El resto de los partidos están manifiestamente a favor de terminar (nunca interrumpir) con la vida de los seres humanos no nacidos, dejándolo en manos de la exclusiva voluntad de su madre, mediante tan execrable práctica.

Valoramos positivamente la iniciativa ciudadana como lobby y presión para hacer recapacitar a las formaciones políticas y Gobierno sobre un asunto de tanta importancia. Creemos necesario que la voz de la calle no cese ante tan injusta y cruenta política, pero también pensamos que difícilmente habrá cambios en formaciones que ya han manifestado su clara intención de no dar su brazo a torcer en el caso de quienes gobiernan, y mantener una política similar en el caso de quienes aspiran a ello.

El Partido Familia y Vida, reitera su apoyo y felicitación a los convocantes y quienes acuden a las concentraciones, a la par que vuelve a declarar que la solución es política y que la solución a la más injusta de las políticas, aquella que atenta contra el derecho fundamental de la vida, pasa porque quienes ocupen el poder lo tengan claro.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: