Las sociedades médicas de Atención Primaria apoyan el derecho del médico de familia a objetar en todo lo que no sea informar sobre el aborto.

Julio Zarco, presidente de SEMERGEN

Los médicos de familia del Sistema Nacional de Salud (SNS) están obligados a ofrecer información sobre la asistencia pública al aborto de los niños de las madres solicitantes y a derivar a la paciente a otro médico si este proceso no está acorde con sus convicciones morales, pero “a nada más”. Así se lo han explicado a Redacción Médica el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Julio Zarco, el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Benjamín Abarca, y la vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), Ana Pastor.
Un juzgado de Málaga denegó hace unos días ser objetor de conciencia a un médico de familia en tareas de información del aborto. En concreto, la sentencia aseveraba que “el derecho a la objeción de conciencia solo ampara a los profesionales que están directamente implicados en la IVE”. No obstante, Zarco precisa, “ante cualquier tipo de acción (gestión y tramitación administrativa, por ejemplo) más allá de la informativa o derivativa a otro profesional, el médico de familia está en su derecho a objetar”.
Según explica el presidente de Semergen, “la asociación recibe cientos de quejas y preguntas derivadas de la falta de concreción y definición de la actual legislación a este respecto”. “La pregunta que más hacen los médicos de familia es dónde está el límite; dónde pueden plantarse, sin incurrir en mala praxis, si la acción que se les exige no está acorde con su ideario”, ha señalado Zarco.

Anuncios

Etiquetas: , , ,


A %d blogueros les gusta esto: