Holanda aplica la eutanasia a una mujer con demencia severa pese a no poder confirmar su decisión

La sanidad holandesa ha autorizado por primera vez que una mujer sea llevada a la muerte, a pesar de que su situación mental le impedía pronunciarse con certeza sobre si su voluntad era realmente la de ser sometida a una eutanasia. La paciente, de 64 años, falleció en marzo y había dejado por escrito su deseo de no seguir viviendo cuando la enfermedad no había deteriorado todavía sus facultades mentales, pero no pudo confirmarlo cuando los médicos decidieron quitarle la vida. La mujer padecía de demencia senil.
En Holanda el asesinato de personas enfermas está amparado por la ley desde hace 10 años, pero la ley establecía como un requisito insoslayable que la persona que desea dejar de vivir lo exprese clara y reiteradamente por sus propios medios y que sea evaluado ante dos médicos. En este caso, se trata de la primera vez que la decisión se ha basado en un documento redactado con anterioridad al momento de serle aplicados los medios para acabar con su vida. Su esposo y sus hijos han asegurado que la paciente estaba de acuerdo con esta decisión, pese a que no podían comunicarse con ella. La doctora Constance de Vries, que ha actuado como el médico que daba la segunda opinión, ha resaltado al diario «Volkskrant» las consecuencias de que se trate de la primera vez en la que se ha tomado la decisión sin escuchar formalmente al paciente que va a ser llevado a la muerte. La justicia no ha intervenido para analizar si la decisión que tomó en marzo el comité médico está o no de acuerdo con la ley, por lo que este hecho establece el primer caso de eliminación de una persona demenciada, indefensa y que no puede expresar su opinión..

About these ads

Etiquetas: , , ,


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: