Archive for the ‘Sala de prensa’ Category

Ignacio Arsuaga alaba a Aguirre mientras ésta duplica la financiación pública de abortos.

octubre 12, 2010

Hace unas semanas la presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, conversó con los internautas en el chat de ABC.es.
Uno de los participantes en el chat, Jorge García Salazar, le preguntó a Esperanza Aguirre:
qué medidas piensa tomar con el tema del aborto? Y por favor con claridad…
A lo que la presidente respondió:
«Todas las que la Ley me permite, puesto que yo estoy radicalmente en contra del aborto. Informamos a las mujeres que se plantean abortar de todas las posibilidades que tienen como alternativa, y apoyamos la objeción de conciencia de los médicos y enfermeras. Y a las que se deciden a tener el niño les damos todo el apoyo que necesitan, tanto para quedárselo como, si lo desean, para darlo en adopción.»

Esta conversación está tomada de la página personal del dirigente principal del abortismo provida español, el cual apostrofa la conversación con:
«Ojalá otros dirigentes políticos, del PP y de otros partidos, se pronunciaran con esa rotundidad a favor del derecho a vivir de los seres humanos que están por nacer.»

Ignacio Arsuaga silencia o calumnia a los dirigentes auténticamente provida, mientras alaba a Esperanza Aguirre

Ignacio Arsuaga sabe de sobra que hay dirigentes de partidos políticos, a los que desde su organización se silencia, censura y calumnia, que no sólo se pronunciaran con esa rotundidad a favor del derecho a vivir de los seres humanos que están por nacer, sino que se manifiestan continuamente contra la práctica del aborto y que hasta llevan a los tribunales a abortistas y consiguen cerrar negocios abortistas en que se cometen delitos. Algo que no hace precisamente Aguirre, quien, pese a existir expedientes administrativos que aconsejan el cierre por infracciones graves contra la salud pública en varios negocio de aborto de Madrid, Isadora y el Bosque entre ellos, los mantiene abiertos, impunes y financiados.
Para demostrar la desvergüenza e hipocresía de Aguirre, pero también de su amigo Arsuaga, la prensa ha venido a sacar a la luz la realidad del compromiso contra el aborto de la primera.

 

Hispanidad, en su edición del 11 de octubre desvela que Aguirre paga el 29% de los abortos perpetrados en Madrid

La mandataria del PP dice estar “radicalmente en contra del aborto”, pero lo financia. Ninguna ley le obliga a financiar interrupciones voluntarias del embarazo en clínicas privadas, pero la CAM estableció un concierto con 6 abortorios.
El Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid es contrario al aborto de palabra, pero no de hecho. Los populares han criticado a ZP como “el presidente del aborto”. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha realizado duras declaraciones en contra de la declaración del aborto como derecho y pidió a su partido que derogara la actual ley en caso de llegar al poder: “Estoy radicalmente en contra del aborto”, dijo Aguirre en un encuentro virtual con los lectores de ABC. La presidenta es consciente de lo que les gusta escuchar a sus electores, especialmente si leen el ABC.
Sin embargo, no es ningún movimiento provida, sino el boletín epidemiológico de la Comunidad de Madrid el que ofrece algunas estadísticas interesantes sobre el aborto en 2009. Por ejemplo que, aunque sólo se notificaron 2 abortos en hospitales públicos, “las clínicas privadas realizan algunas IVE concertadas con la Administración Sanitaria, en 2009, se financiaron públicamente el 28,7%”. La Comunidad de Madrid está obligada por ley a que se realicen abortos en clínicas públicas, pero muchos médicos objetan. La solución ha sido derivar los abortos a la privada a través de un concierto, es decir, voluntariamente: concretamente, 6 clínicas se benefician de este concierto.
Aguirre ha intentado conservar el voto católico con declaraciones y con algunas subvenciones a iniciativas provida, mientras Gallardón se ha destapado sin ninguna voluntad de ocultar que financia abortos químicos repartiendo píldoras del día después. La presidenta ha obtenido así una mejor imagen entre sus electores y, en el seno del partido, frente al alcalde. Pero la realidad se muestra bien distinta, puesto que ambos dirigentes se reparten el trono del aborto: químico uno, quirúrgico otra.

Sin embargo, otro periódico de mucho mayor tirada y nada partidario, en principio de Aguirre ni de su partido, corrige a Hispanidad. El País publica en su edición de hoy dice que «La sanidad pública madrileña paga el doble de abortos con la nueva ley»

Con la entrada en vigor de la nueva Ley del Aborto, en julio pasado, el número de mujeres que ha hecho uso de su derecho a una IVE gratuita se ha doblado. Si en 2009 solo el 28,9% de las intervenciones las pagaba la sanidad pública (según los últimos datos oficiales), ahora ya son el 60%, según una estimación de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acai), con una treintena de clínicas en España y cinco de las siete autorizadas en Madrid. La Consejería de Sanidad ni confirmó ni desmintió ese dato.
El porcentaje de abortos financiados se ha disparado con la entrada en vigor de la ley, pero ya venía de una subida progresiva en los últimos años. En 2004, el 80% de las intervenciones las pagaban las mujeres de su bolsillo.

Esperanza Aguirre, la autentica cara del abortismo provida: provida de palabra, abortista con los hechos.

Esta es la verdadera cara del abortismo provida español: Con la boca se dice defender la vida, con los hecho y el dinero se apoya a los negocios abortistas, se tienen conciertos económicos con ellos, se boicotea, silencia y ataca a quien es verdaderamente provida, y se intenta torpedear cualquier iniciativa política o social que busque sin concesiones terminar con el aborto y proteger la vida con la aplicación del código penal.

 

Aborto y mentiras, editorial del ABC.

octubre 9, 2010

Reproducimos por su interés la editorial del ABC del 7 de octubre pasado:

Poner en duda evidencias científicas respaldadas además por el sentido común nunca debería ser un argumento político con el que defender una ley. Menos aún la del aborto. La respuesta parlamentaria en la que el Gobierno sostiene que «abortar no supone acabar con una vida humana» porque el de vida humana es «un concepto complejo basado en ideas o creencias» solo merece el desprecio intelectual hacia quien la rubrica. Una tesis tan peregrina y sectaria, tan ajena a bases elementales de la genética o la biología molecular, se basa en una mentira. Un ser concebido y aún no nacido no es un tratado de moral o de filosofía. Es una vida humana, invente el Gobierno lo que invente.

El aborto siempre es un crimen sea o no castigado

octubre 5, 2010

Reproducimos por su interés la noticia publicada en AICA sobre las declaraciones del arzobispo de Paraná, monseñor Mario Maulión:

Mons. Mario Maulion durante la procesión con San Miguel ArcarguelEl arzobispo de Paraná, monseñor Mario Maulión, defendió el matrimonio compuesta por hombre y mujer y criticó los proyectos para despenalizar el aborto, al advertir que “decir interrupción del embarazo es una hipócrita manera de encubrir un asesinato”.
Al presidir una misa en honor de San Miguel Arcángel, patrono de la provincia de Entre Ríos, insistió en advertir que “el aborto es un crimen contra una persona indefensa, que hoy se busca justificar. Es un crimen sea o no castigado”.
El prelado sostuvo que ahora se habla del aborto como “interrupción del embarazo, lo que es una hipócrita manera de encubrir un asesinato”, y subrayó que “no se trata de penalizar o no, sino de saber qué es: es un crimen”. La afirmación del prelado fue aplaudida por cientos de fieles que participaron de la celebración eucarística en la parroquia San Miguel Arcángel.
Al comentar el evangelio de San Juan dedicado a la lucha de San Miguel y los ángeles contra el mal, monseñor Maulión mencionó “las luchas entre el bien y el mal” que también tiene el hombre en su interior. “Son aquellas actitudes o tentaciones que nos meten para actuar en contra de lo que es correcto. Como Jesús, el creyente es tentado por diversas fuerzas que atacan al hombre, buscando apartarlo y llevarlo por el camino de las diversas maneras de muerte”.
En el Año Arquidiocesano de la Familia, el arzobispo exhortó a “consolidar la familia natural, formada por mamá y papá. Son seres diferentes, no son los mismos, papá, mamá, hijos. Es el ámbito donde los distintos se complementan. La familia es el ámbito natural para unirse hombre y mujer, en una unión íntima y profunda, que genera nueva vida”.
Por último, monseñor Maulión llamó a “recuperar el respeto por la familia y por la vida en todas sus formas” y abogó por “una educación y legislación que transmitan una profunda convicción moral sobre el valor de cada vida humana, desde la concepción hasta la muerte”.

Advierten en EEUU de que los Objetivos del Milenio supondrán la promoción mundial del aborto

septiembre 23, 2010

El 5º objetivo del milenio supone la impsición universal del aborto

En un artículo publicado por The Washington Post, el congresista Christopher Smith advirtió que la reunión de las Naciones Unidas sobre las Metas de Desarrollo del Milenio podría terminar con un documento a favor de la promoción del aborto en el mundo.
Smith sostiene que la noble finalidad de las metas «es la reducción de la pobreza global» con una significativa reducción de la mortalidad maternal e infantil en todo el mundo pero esto seria socavado «si la administración del Presidente Obama, ya sea abierta u ocultamente, logra incluir el aborto en el documento final».
«La Secretaria de Estado Hillary Clinton ha declarado públicamente que cree que el acceso al aborto es parte de la salud materna y reproductiva, idea que contraría la posición de más de 125 Estados miembros de la ONU que prohíben o, al menos, restringen el aborto en sus leyes y constituciones soberanas», recuerda Smith.
El congresista explica que «la Meta para el Desarrollo del Milenio número 4 sostiene la reducción de las tasas de mortalidad infantil en 2/3 a partir del nivel del año 1990. Resulta claro que una gran cantidad de costosas y efectivas intervenciones requieren ser expandidas a fin de salvar la vida de los niños».
«El aborto es, por definición, mortalidad infantil, y atenta contra el logro de la Meta para el Desarrollo del Milenio número 4. No hay nada bueno o compasivo en procedimientos que desmembran, envenenan, inducen el parto prematuro o dejan morir de hambre a un niño. De hecho, el confuso término ‘aborto seguro’ no tiene en cuenta el hecho de que ningún aborto –legal o ilegal– es seguro para el niño y de que todos están llenos de consecuencias negativas para la salud, incluyendo daños emocionales y psicológicos para la madre», aclara.
Asimismo, precisa que «hablar de ‘niños no deseados’ reduce a los niños a meros objetos, sin dignidad humana inherente y cuyo valor depende de su utilidad percibida o de cuánto han sido deseados. Uno sólo tiene que mirar al azote del tráfico humano y la explotación de los niños en trabajos forzosos o a los niños soldados, para ver adónde nos conduce este desprecio por el valor de la vida».
Smith recuerda que la Meta de Desarrollo del Milenio número 5 «desafía al mundo a disminuir las tasas de mortalidad materna en un 75% desde los niveles de 1990».
«Sabemos desde hace sesenta años qué es lo que realmente salva la vida de las mujeres: la atención experta a los nacimientos, el tratamiento para parar hemorragias, el acceso a bancos de sangre seguros, los cuidados obstétricos de emergencia, antibióticos, la reparación de fistulas, nutrición adecuada y cuidados pre y post natales. El objetivo de la próxima Cumbre debería ser un mundo libre de abortos, no el aborto libre en todo el mundo», sostiene.
Smith cita un estudio, financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y publicado en la revista científica inglesa «The Lancet» en abril que «subraya que muchas naciones que tienen prohibiciones legales al aborto, poseen incluso algunas de las más bajas tasas de mortalidad materna en el mundo –Irlanda, Chile y Polonia entre ellos».
«La inclusión del aborto en el documento final de este encuentro de la ONU o en sus implementaciones socavaría las Metas de Desarrollo del Milenio. Las acciones y los programas para alcanzar las mismas deben incluir a todos los ciudadanos del mundo, especialmente a los más débiles y vulnerables. Debemos afirmar, respetar y asistir tangiblemente las preciosas vidas de las mujeres y de todos los niños, incluyendo los que no han nacido», concluye Smith.

Más sobre los objetivos del milenio y las organizaciones de caridad católicas.

septiembre 23, 2010

Ayer se publicó en Hispanidad una interesantísima carta sobre este preocupante tema que reproducimos por su interés:

Sr. Director:
Respecto a su artículo “La estafa de los Objetivos del Milenio… en la que ha caído Manos Unidas”, desgraciadamente no es un asunto que afecta sólo a esta organización de la Iglesia, también afecta, y esto es más grave, a la organización oficial de la Iglesia que debe ser expresión de la caridad cristiana: Caritas, y esto en sus niveles más elevados.

Zenit trae recientemente esta noticia en la que el secretario general de la organización caritativa de la Iglesia en su nivel universal, Cáritas Internationalis, se lamenta de que muchos países pobres no llegarán a cumplir los ODM.

Ciertamente la fachada blanca que presentan estos ODM podría ser suscrita, quizá con alguna reserva, por una organización de la Iglesia. Pero el problema no es la “fachada blanca”, es decir, el enunciado de estos objetivos, sino la explicación de los mismos, tal como los propone la ONU. Y tras esta “fachada blanca” está claro que no hay más que cultura de la muerte e ideología de género. Y no hay que “rascar” mucho para darse cuenta.

Personas como Juan Claudio Sanahuja y sus Noticias Globales nos ayudan a abrir los ojos a esta realidad. Uno se pregunta entonces: ¿estamos infiltrados hasta el tuétano o somos unos ingenuos, rayando en la estupidez absoluta?

Durante una pequeña parte de mi ministerio sacerdotal tuve que ser Delegado Episcopal en la Cáritas de mi diócesis. Y he de confesar que esa participación a-crítica en plataformas y campañas como son las de los ODM, Pobreza Cero, etc. me hacían sentir incómodo (por decir algo suave). Espiritualmente: pelagianismo puro, la gracia de Dios parece que la dejemos en la puerta. Pero además la conciencia de que estamos trabajando para el enemigo me sacaba de quicio. Yo me preguntaba, y me pregunto: ¿Es que la Iglesia necesita una agenda ajena a su evangelio para actuar? ¿No es mucho más exigente el Señor en sus palabras que recoge Mt. 25 respecto al juicio sobre la caridad que todos los documentos que pueda sacar una organización como la ONU basada en equilibrio de fuerzas, en lucha por intereses y en presiones ocultas? Una cosa es el diálogo con el mundo, o mejor dicho, con las personas que están en el mundo, y otra es “meter el mundo en la Iglesia”.

Ya entonces mandé a Cáritas Internationalis una protesta por su participación entusiasta en los Foros Sociales Mundiales, que no es otra cosa que, bajo la apariencia ingenua de lucha por los pobres y lo alternativo, todo el elenco de ideologías disolventes y anticristianas. Recibí una respuesta educada: Ud. opina esto, lo respetamos, pero nosotros a lo nuestro.

En Cáritas tenía la sensación que se funciona muy parecido a como funcionan las organizaciones internacionales. Hay foros en los que se opina, se propone, pero luego tiene un peso excesivo el elemento burocrático de los que son como funcionarios liberados y que como son los que tienen tiempo para dedicar van imponiendo campañas (algunas infumables por lo insulsas) y orientaciones, como puede ser el participar en las iniciativas de los ODM. Los pastores han “delegado” esto en personas que, muchas veces, desconectadas de la realidad eclesial van marcando el paso de una organización, que no es una simple asociación de fieles, sino la organización oficial de la Iglesia para el ejercicio de la caridad cristiana.

Los fieles laicos y los sacerdotes que somos conscientes de esta deriva nos hemos de unir y no cansarnos de pedir a los obispos, con respeto e insistencia, que ejerzan su misión de “inspección” y de discernimiento y liberen estas organizaciones del peso de la burocracia y de las orientaciones que no proceden del Evangelio sino de agendas ajenas y muchas veces agendas envenenadas.

Carlos Mauricio Castelló Escrig

La asociaciónTorrent Si a la Vida realiza su primera conferencia contra el aborto

septiembre 22, 2010

Buena noticia que publica el diario La Opinión de Torrent:

La Asociación “SÍ A LA VIDA” comienza este miércoles 22 de septiembre una serie de actos en defensa de la vida y contra el aborto. El salón de actos de la Casa de la Cultura albergará una conferencia impartida por D. Javier Gómez-Ferrer Senent, Abogado del Estado y miembro de Jóvenes Provida Valencia
Durante este curso, esta plataforma quiere llevar a cabo diveresas actividades en colegios y parroquias para jóvenes y adolescentes. Esta presentación tendrá lugar de septiembre de 19:00 a 21:00 horas en la calle Sagra, 17.
La nueva asociación, recientemente constituida, tiene como objeto «llevar a cabo campañas de sensibilización y ayuda y apoyo a las mujeres embarazadas con problemas (laborales, económicos, psicológicos,…etc.). Según ha informado su presidenta, Amparo Baviera, la asociación es «apolítica y aconfesional, abierta a todas las personas que piensan que la vida es un bien y un derecho que hay que proteger».

Se puede contactar con la asociación en la siguiente dirección:
torrentvida@hotmail.com

¿Por qué el aborto debe ser penalizado?

septiembre 14, 2010

Reproducimos por su interés el siguiente artículo publicado en el portal Infocatólica

El proceso racional que lleva a concluir que el aborto debe ser penalizado por el Estado consta esencialmente de cuatro pasos, que desarrollaré a continuación.
El primer paso de nuestra reflexión se sitúa en el ámbito de la ciencia, concretamente de la biología.
Los enormes avances de la embriología y la genética durante el siglo XX ya no dejan lugar a ninguna duda: desde el punto de vista científico es una verdad perfectamente demostrada que el embrión humano es un ser humano desde su concepción. Carece de todo valor científico la tesis pro-abortista de que el embrión (y luego el feto) es parte del cuerpo de la mujer embarazada. En la concepción surge un nuevo individuo de la especie humana, un ser humano distinto del padre y de la madre, único e irrepetible, dotado de la capacidad de desarrollarse de un modo gradual, continuo y autónomo. El embrión humano no es un ser humano en potencia, sino un ser humano en acto: embrionario en acto y adulto en potencia.
Quienes se empeñan en negar esta evidencia científica y proponen como comienzo de la vida humana otros momentos del desarrollo embrionario, lo hacen movidos por intereses ideológicos. Así, por ejemplo, es totalmente arbitrario fijar el comienzo de la vida humana en la anidación –que ocurre aproximadamente dos semanas después de la fecundación– y llamar “pre-embrión” al embrión antes de la anidación. Esta falsa definición procura eludir toda barrera ética contra la manipulación de embriones humanos durante ese período crucial.
No debemos dejarnos confundir por la manipulación del lenguaje, instrumento capital de la actual estrategia pro-abortista. Por ejemplo, hoy se suele determinar arbitrariamente que el embarazo comienza en la anidación. Así se puede negar con toda frescura que las píldoras o los dispositivos que impiden la anidación interrumpen un “embarazo”. Sin embargo, es científicamente innegable que cuando se impide la anidación se destruye una vida humana; y esto debe ser llamado propiamente “aborto”.

El segundo paso de nuestra reflexión se sitúa en el ámbito de la filosofía, concretamente de la antropología filosófica.

En este punto corresponde establecer que todo ser humano es también una persona humana y tiene toda la dignidad propia de cualquier persona humana.

Los defensores del derecho a la vida debemos evitar el grave error de caer en la tentación anti-metafísica, que en este punto se manifiesta por la renuencia o la renuncia a afirmar que el ser humano no nacido es una persona humana. La ciencia biológica obliga sin lugar a dudas a reconocer en el ser humano no nacido a un individuo de la especie humana; pero a pesar de esto hay quienes ponen en duda o niegan que este individuo humano sea una persona humana. No obstante, la recta reflexión filosófica conduce a reconocer que es imposible que un ser humano no sea persona humana. Sin esta afirmación de índole metafísica no es posible fundar una correcta antropología y sin una correcta antropología no es posible descubrir el verdadero fundamento de las normas éticas.

Si bien es cierto que en la Edad Media muchos filósofos católicos (incluso Santo Tomás de Aquino) defendieron la tesis de la “animación retardada”, eso se explica por la pobreza del conocimiento científico sobre la generación humana en aquella época, cuando recién comenzaba a nacer la ciencia moderna, en las Universidades fundadas por la Iglesia Católica en toda Europa. Seguramente hoy día, después del descubrimiento del ADN y de tantos otros avances de la biología, aquellos mismos pensadores apoyarían la tesis de la “animación inmediata”. Por lo demás, la “animación inmediata” se compagina con el hilemorfismo aristotélico-tomista mucho más fácilmente que la “animación retardada”.

El tercer paso de nuestra reflexión se sitúa en el ámbito de la filosofía moral o ética.

La persona humana descubre su obligación moral mediante un proceso cognoscitivo que abarca varias etapas sucesivas, que pasaré a describir.

En primer lugar, la conciencia moral reconoce como verdad evidente la norma moral fundamental: debo hacer el bien y evitar el mal.

En segundo lugar, la razón humana es capaz de conocer con certeza el bien moral o el mal moral de determinadas clases de actos humanos (actos conscientes y libres del hombre), reconociendo así las normas morales particulares. Por ejemplo, se puede establecer de un modo indudable que existe el deber moral de respetar la vida de todo ser humano (es decir, de toda persona humana) inocente; del mismo modo se puede deducir que el aborto, por ser la eliminación deliberada de un ser humano inocente, es un crimen abominable.

En tercer lugar, la razón humana puede determinar si un acto humano concreto está de hecho comprendido o no dentro de la clase de actos humanos que una norma moral dada prescribe o proscribe. Por ejemplo, la persona puede reconocer claramente si lo que está haciendo es o no es un aborto voluntario y por tanto un homicidio.

Al cabo de este proceso intelectual, se llega a una conclusión: tengo la obligación moral de hacer esto o de no hacer aquello.

En este punto se debe evitar el grave error del subjetivismo o emotivismo moral, que asume la existencia de una separación absoluta entre el orden del ser (u orden ontológico) y el orden del deber (u orden moral). La ley moral no es una convención arbitraria impuesta al hombre extrínsecamente por medio de un consenso social o por cualquier otro medio. Se trata de una expresión de nuestra propia naturaleza humana. Es la ley intrínseca que rige nuestro desarrollo en cuanto personas. No corresponde entonces separar radicalmente el conocimiento objetivo de las cosas de su valoración, vista como algo puramente subjetivo, sentimental o emocional. Los valores están en las cosas mismas y por eso la razón humana, que puede conocer con certeza la verdad de lo real, también puede conocer con certeza los valores, incluso el bien moral y el mal moral.

El cuarto paso de nuestra reflexión se sitúa en el ámbito de la moral social, más concretamente de la filosofía política.

Habiendo establecido en el paso anterior que el aborto es inmoral, ahora debo determinar si también debe ser ilegal, o sea si el Estado debe prohibirlo y penalizarlo. Los derechos humanos son la contra-cara de los deberes humanos. Mis derechos son los deberes que los demás seres humanos tienen para conmigo. Dado que existe el deber moral de respetar la vida humana, existe también el derecho humano a la vida. El Estado existe para cuidar y promover el bien común de la sociedad y para ello, ante todo, debe defender los derechos humanos, en particular el derecho a la vida, necesario para poder ejercer todos los demás derechos humanos. De aquí se deduce que el Estado no puede permitir el aborto sin atentar gravemente contra su propia razón de ser. Por lo tanto el Estado debe prohibir el aborto; y, como una prohibición sin una pena correspondiente es ineficaz, también debe penalizarlo adecuadamente.

En este punto debemos evitar dos errores graves.

El primer error es el del liberalismo filosófico, que concibe al Estado como una entidad moralmente neutra. El Estado no es una abstracción, sino una estructura social formada en última instancia por personas humanas. Y la actividad humana (individual o grupal), considerada globalmente, nunca es ni puede ser moralmente neutra. El Estado tiene la obligación de promover el bien común y para ello debe respetar el orden moral objetivo.

El segundo error es el de la “dictadura del relativismo”, que consiste en considerar el relativismo como una condición necesaria para el ejercicio de la democracia. Así todo ciudadano con convicciones morales inamovibles es tachado falsamente de intolerante y fundamentalista y su actitud es considerada injustamente como un atentado contra la convivencia pacífica y democrática.

Llegados a este punto, sin embargo, los católicos debemos evitar un último escollo: el de minusvalorar o callar las motivaciones propiamente religiosas en contra del aborto. Nuestra fe sobrenatural nos impulsa a reconocer a los niños no nacidos no sólo como animales racionales, sino también como seres creados a imagen y semejanza de Dios, llamados a ser hijos de Dios. La Palabra de Dios no se opone a la razón humana. El argumento de fe que acabamos de exponer no suprime en modo alguno la racionalidad de los argumentos anti-abortistas que presentamos antes, sino que la complementa y perfecciona. Debemos evitar, pues, la tentación anti-dogmática, que procede en definitiva del liberalismo teológico (quinta-columna del racionalismo dentro de la teología) y le hace el juego al secularismo.

Dentro de la Tradición de la Iglesia, junto a una filosofía moral puramente racional hay también una teología moral, elaborada mediante la razón iluminada por la fe. La Divina Revelación no se refiere sólo a misterios estrictamente sobrenaturales sino que contiene también verdades de por sí accesibles a la sola razón. Dentro de esta última categoría se hallan las normas de la ley moral natural. Dios las ha revelado para que todos puedan conocerlas fácilmente, con certeza y sin mezcla de error. El ámbito de competencia del Magisterio de la Iglesia incluye la ley moral natural. Aunque es cierto que nunca ha sido definido solemnemente un dogma en materia moral, también es cierto que, según la doctrina católica, el Magisterio está perfectamente capacitado para realizar tales definiciones. Además hay verdades que todo católico debe creer firmemente, aunque no hayan sido definidas en forma solemne como dogmas, porque el Magisterio de la Iglesia, por medio de su enseñanza ordinaria, las propone como parte de la Divina Revelación y por ende como definitivas. Dentro de esta categoría está la condena moral del aborto. La Iglesia ha sostenido siempre esa doctrina y no la variará jamás en el futuro.

Daniel Iglesias Grézes

Abortar también es matar, artículo de Marisa Martinez Moreno.

agosto 12, 2010

Reproducimos por su interés el siguiente artículo publicado en La Tribuna de Toledo:

Se acaba de cumplir un mes desde la entrada en vigor, de la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, la denominada Ley del aborto, que permite atentar contra la vida del no nacido de una forma impune .
Una ley injusta que da un derecho sobre la vida del no nacido, una ley que desde su implantación según han denunciado la Federación Española de Asociaciones Próvida, ha originado que el número de abortos haya aumentado « significativamente « y que ha permitido a niñas de 16 años poder abortar sin el consentimiento de sus padres.
Desde hace tiempo se ha constatado suficientemente que gran parte de la sociedad es incapaz de reaccionar ante al atropello que supone esta ley del aborto, muestran su desacuerdo pero no actúan de forma firme, decidida y continuada.
Sin embargo hay personas y colectivos valientes que continúan luchando por esta ley injusta y amoral, a los que quiero hacerles llegar mi agradecimiento y apoyo, a ellos, a todas las Organizaciones Próvida de España y de forma especial a Red Madre de Toledo , por mi conocimiento directo de su labor y entusiasmo.
Gracias a todos por su trabajo voluntario y por su apoyo a la mujer embarazada, trabajan a diario, con muy pocos recursos pero con esperanza y dedicación, trabajan incansablemente y tienen ya en su haber la satisfacción de haber salvado muchas vidas.
Mi reconocimiento también a los médicos y personal sanitario que de forma decidida y valiente se han opuesto a que se limite su derecho a la objeción de conciencia a pesar de la enorme presión que desde algunas Administraciones públicas se les está tratando de imponer para que cometan un acto que no es médico y que es contrario a su conciencia y al miedo del uso que se pueda hacer del denominado « registro de objeción de conciencia»-
Pero la mayor paradoja se produce cuando acabamos de ver como una sociedad es capaz de permitir que se prohíban las corridas de toros (incluso con un respaldo social importante) y, a la vez, ve con indiferencia, sino aprobación, que se puedan matar niños no nacidos hasta con cinco meses de gestación. Comportamientos así en la sociedad presagian enfermedades futuras en ella.
La sociedad no debe olvidar que todo ser humano tiene derecho a la vida una vez concebido, la vida empieza en el momento que el esperma fecunda en el ovulo. Nadie tiene derecho a interrumpir una vida, pues no deja de ser un asesinato lo llamen como lo llamen.
El feto no tiene la posibilidad de defenderse, como el toro. Es un ser independiente, pero totalmente indefenso y dependiente. ¿Hay mayor sufrimiento que el que se infringe a un feto con veintidós semanas de gestación, al que se le extrae, se le saca del seno de su madre, donde está desarrollándose, donde siente, oye, come, se mueve …en definitiva: ¡vive!? Que fácil les resulta a algunos decir Toros no, Aborto sí.
Hay que ser valientes, no tenemos que mirar a otro lado, debemos defender el derecho a la vida del no nacido, recordando siempre que Abortar también es matar.

El diario la Verdad hace propaganda de la eutanasia.

agosto 12, 2010

El diario más conocido por los murcianos, La Verdad, ha prestado sus páginas esta semana para que desde ellas, el vitando abogado José Luis Mazón haga un alegato detestable en contra de la vida humana.
No podía faltar en este enemigo de la Religión una ofensa vertida a modo de inocente broma. Dice Mazón para atacar a la vida que

Tomás de Kempis, agustino autor de un manual de vida ascética decía que esta vida era miserable y a mayor longevidad más pecados y más difícil obtener la salvación eterna. Kempis recomendaba pensar siempre en la muerte.

Evidentemente nunca desde la Iglesia se renunciará a considerar al hombre a imagen y semejanza de Dios, y por tanto sagrado en sí mismo. Lo que recomendaba Tomás de Kempis era esto:

Capítulo 21: Del remordimiento del corazón
Si continuamente pensases más en tu muerte que en vivir largo tiempo, no hay duda que te enmendarías con mayor fervor. Si pensases también de todo corazón en las penas futuras del infierno, o del purgatorio, creo que de buena gana sufrirías cualquier trabajo y dolor, y no temerías ninguna austeridad
Capítulo 23 : De la meditación de la muerte.
Trata ahora de vivir de modo que en la hora de la muerte puedas más bien alegrarte que temer. Aprende ahora a morir al mundo, para que entonces comiences a vivir con Cristo. Aprende ahora a despreciarlo todo, para que entonces puedas libremente ir a Cristo.
Haz ahora, hermano, lo que pudieres; que no sabes cuándo morirás, ni lo que acaecerá después de la muerte. Ahora que tienes tiempo, atesora riquezas inmortales.
Nada pienses fuera de tu salvación, y cuida solamente de las cosas de Dios.

Luego el artículo deriva hacia filosofía pagana:

Sófocles decía que sólo los malos nacen, de modo que los aquí reunidos, lamentablemente somos la escoria celestial, los deshechos, las almas gentuza del cielo. Por ahí hay un discurso en los textos herméticos de la bronca que se forma entre las almas cuando Dios les dice que tienen que encarnarse, la protesta es gordísima, ninguna quiere nacer. Los griegos antiguos que eran sabios decían que a quienes los dioses aman mueren jóvenes.

Siguiendo con el paganismo, termina llamando ejecutar e personas enfermos «rehumanizar»:

La Diosa Razón que debió regir la convivencia humana en olvidados tiempos, fue desplazada de su lugar de poder en un tiempo muy antiguo. Pero ahora vuelve a la carga auxiliando a la humanidad en su proceso de rehumanización.

El artículo termina con la exaltación de quienes se han suicidado, en especial el parapléjico, Ramón Sampedro, de quién dice:

Este apóstol de la Diosa Razón que fue Ramón Sampedro es ya un santo laico de la humanidad, un hombre auténtico, un esforzado que entregó su vida para que otros tuvieran el derecho a una buena muerte. «Todo el mundo tiene derecho a una buena muerte», la próxima Constitución recogerá este enunciado u otro análogo

Desde Manifiesto por la Vida animamos a nuestros lectores a abstenerse de comprar esta publicación que se presta a la propaganda más ofensiva para quienes creen que la vida es sagrada, y defienden la dignidad humana.

Prepara El Vaticano documento sobre píldora del día después

julio 30, 2010

La Pontificia Academia para la Vida del Vaticano prepara un documento para advertir sobre los riesgos de la llamada píldora del día después, entre los cuales se incluirá el fenómeno del “acostumbramiento al aborto”.
En declaraciones al diario oficioso de la Sede Apostólica, “L’Osservatore Romano”, el presidente de ese organismo, Ignacio Carrasco de Paula, hizo el anuncio y calificó como “un aspecto muy peligroso y grave” el habituarse a los abortos.
«Se tratará», dijo, «de un escrito de profundización porque reconoció que, cuando se habla de aborto, se activa siempre un encendido debate, incluso dentro del mundo católico. »
Aclaró no obstante que el debate, interno y externo, no atemoriza sino que enriquece.
“Buscaremos informar a la gente sobre este riesgo con referencias muy precisas. Hemos buscado ir siempre más allá de las polémicas para reflexionar sobre cada uno de los aspectos de las situaciones, aunque sean incómodas de afrontar”, ponderó.
“No existen dudas, de hecho, que facilitar la práctica puede banalizar el aborto y, por lo tanto, transformar el embarazo indeseado casi como un fastidioso resfrado que se puede eliminar con una pastilla”, indicó.
Relató que hace más de 20 años, luego del terremoto que golpeó Armenia (en 1998), equipos médicos voluntarios partieron para socorrer a las poblaciones afectadas y, una vez allí, descubrieron que muchísimas mujeres habían abortado más de 20 veces.
“Para ellas abortar era como tomar un café. Un fenómeno dramático de completa cancelación de la sensibilidad moral cuando se trataba del aborto. Un drama al cual la reciente comercialización de la píldora (del día después) puede exponer a las poblaciones”, apuntó.