Posts Tagged ‘Alejandro Campoy’

AES se suma a majestadnofirme.com y convoca una concentración

enero 19, 2010

Según informa en un artículo en Religión en Libertad Alejandro Campoy (quién hasta hace poco hablaba de AES en términos poco amistosos), “la iniciativa puesta en marcha desde Religion en Libertad para pedir al Rey D. Juan Carlos que no ratifique con su firma la ley del aborto, majestadnofirme.com, sigue sumando apoyos y adhesiones desde los mas variados ambitos de la vida y la sociedad española. Alternativa Española (AES) es el primer partido politico que se suma en bloque de forma corporativa, y anuncia una concentracion el domingo 24 de enero. ”

El partido Alternativa Española (AES) ha sido la primera fuerza politica en sumarse en bloque a la peticion al Rey D. Juan Carlos para que no sancione la ley del aborto. Hasta este momento, las adhesiones recibidas del mundo de la politica se limitaban a cargos concretos de algunos partidos, como el PP, el CDS, Familia y Vida y Unidad Aragonesa.
Mediante tres comunicados, AES manifiesta en primer lugar la adhesion corporativa de dicho partido a la iniciativa. En segundo lugar, su secretario general, Rafael Lopez Dieguez, se une a la misma a titulo particular y en nombre de su propio partido, y por ultimo, contamos con la adhesion tambien a titulo personal de Francisco Torres Garcia, escritor, historiador y portavoz de Alternativa Española.
Por ultimo, hay que destacar que Alternativa Española ha convocado una concentracion el próximo domingo 24 de enero, a las doce de la mañana en la Plaza de Chamberí de Madrid, bajo el mismo lema de la campaña, “Majestad no firme”, para pedir al Jefe del Estado que no sancione la nueva ley del aborto.

Desde Manifiesto por la Vida queremos apoyar esta iniciativa de Religión en Libertad, invitando a todos nuestros lectores a apoyarla con su firma y a asistir el próximo domingo al acto de Madrid.

¿Por qué desde HO se ataca a AES?

septiembre 17, 2009

Alejandro Campoy, uno de los dirigentes de HO más virulentos contra AES, que ahora ataca a la Iglesia Católica.

Alejandro Campoy, uno de los dirigentes de HO más virulentos contra AES, que ahora ataca a la Iglesia Católica.

Los miembros de HO se han lanzado a hacer público su odio cainita contra el partido Social Cristiano Alternativa Española, en particular a raíz de las críticas que los primeros están recibiendo por su felicitación al abortista Rajoy por animar a los militantes de su partido a acudir a la manifestación del 17 de octubre a defender la posición del Partido Popular, esto es, mantener la ley abortista e Felipe González.
Desde AES no se ha hecho público ningún comunicado respecto a dicha maniferstación, ni a favor ni en contra. Tan sólo desde la CTC se ha pedido a los organizadores de la marcha una mención explícita pidiendo la derogación de la ley abortista actual.
Sin embargo, desde HO no han digerido bien estas críticas. Lejos de aceptar que se equivocaron, tal vez llevados por la euforia de haber conseguido influír en la agenda de Rajoy, al felicitarle por invitar a sus militantes a defender en la marcha la postura de su partido, y no la de los convocantes, han empazado a ver oscuras conspiraciones orquestadas por malvados de extrema derecha para torpedearles su marcha. En una entrada anterior ya hemos comentado este grave ataque contra los miembros de AES:
4 tipejos de un partido político marginal (llamado AES), a los que el aborto les trae al fresco, pero es un tema que aprovechan para prostituirlo en su beneficio partidista. Nada más, espúreos intereses partitocráticos se esconden -de verdad- detrás de aquellos que ponen en duda la intención de los organizadores del 17-O. A estos mamarrachos, que ni respetan el trabajo ajeno ni las buenas causas providas y les sirve todo para arremeter contra el PP, sólo reciben de HO (y el resto de asociaciones) el más absoluto de los desprecios. Por supuesto intentarán (y me remito al sábado 17) aprovechar el éxito de la convocatoria para ondear sus banderas y consignas. Pero la organización del acto lo evitará de inmediato.
http://hazteoir.org/node/23688?page=2

El autor de semejante párrafo es Álvaro Zulueta Velázquez-Duro, meimbro de la Junta Directiva de la organización. Semejante personaje reclama respeto para “el trabajo ajeno y las buenas causas provida”, pero desde su organización censuraron cualquier información sobre los casi 50 actos convocados ante abortorios de toda España las navidades pasadas, 2 actos en Madrid y Sevilla el pasado 25 de Marzo, y han prohibido formalmente la asistencia a su manifestación del 17 de octubre a la Coordinadora Navarra por la Vida. El motivo de las tres cosas es el mismo: AES tenía alguna relación con ello.
Por otro lado, otro destacamo miembro de Hazte Oír, Alejandro Campoy, ha publicado hoy mismo en su bitácora una serie de delirantes acusaciones contra la “campaña violentísima de mentiras y acusaciones contra los convocantes de la manifestación”, en la cual los maléficos críticos con los errores de los organizadores actúan “de la única forma que conocen: haciéndose pasar por católicos comprometidos, intentan confundir a los millones de ciudadanos de buena fe”. Como prueba irrefutable de semejante descubrimiento, aporta nada menos que una captura de pantalla de un mensaje sin identificar, de algún foro de internet, en que se pide a los convocantes de la manifestación que critiquen la actitud del PP de contra programar la manifestación.
Y para terminar, el dirigente de Hazte Oír, decide atacar a la Iglesia Católica:
Es necesario denunciar también que estos extremistas se han instalado en el seno de la Iglesia Católica, a la que utilizan como pantalla y tapadera para todos sus objetivos, confundiendo gravemente a miles de católicos que creen ver en ellos personas bienintencionadas que luchan por unos principios basados en el bien común y en la construcción de una sociedad mucho más humana.
Al contrario de otras ocasiones, el señor Campoy ha cerrado su entrada a posibles comentarios, lo que nos deja sin saber si los demás miembros de HO son también partidarios de depurar la Iglesia de extremistas.