Posts etiquetados ‘anticonceptivos y aborto’

Un informe de los mercaderes del aborto de ACAI demuestra el fracaso de 50 años de cultura anticonceptiva

mayo 13, 2010

Muchas mujeres abortan por creer que los métodos anticonceptivos impedirían su embarazo.

El informe presentado en Madrid este lunes, 10 de mayo, por el presidente de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), Santiago Barambio, muestra que casi el 70% de las mujeres que abortan en España utgilizaban métodos anticonceptivos.
Lo más significativo del informe de la ACAI es el hecho de que, dentro de este grupo que utilizó métodos anticonceptivos, alrededor de un 70 por ciento hicieron un ‘mal uso o aplicación’ del mismo. El 72% no supo emplear el preservativo y el 68% no tomó correctamente la píldora contraceptiva.
Por edades, las que más achacan este fallo a un ‘mal uso’ son las mayores: el 94% de las mujeres de 40 a 44 años; el 80% de las de 35 a 39; y el 76% de las de 30 a 34 años.
Las más jóvenes reconocen menos fallos por aplicación y hablan con más frecuencia de ‘fallos no atribuibles al mal uso’ de los métodos, lo que en el 29% de las jóvenes de 15 a 19 años fue el motivo que les llevó al aborto. Es decir que casi uno de cada tres abortos en adolescentes se debió a fallo de la anticoncepción.
Según este trabajo, realizado sobre 600 pacientes que se sometieron a un aborto en 10 clínicas entre 2008 y 2009 -antes de que se vendiera sin receta la píldora del día después en las farmacias-, el 84% de estas mujeres no tomó la píldora del día después.
Sin embargo, el 80 por ciento dijo estar informada sobre anticoncepción de emergencia, en su mayoría por amigos (20%), en planificación familiar (18%) o en el ginecólogo (11%).
Otros estudios lo advirtieron antes
Cabe recordar también que el fracaso de la anticoncepción ante el drama del aborto ha sido constatado por otros estudios anteriores. Por ejemplo, uno publicado por la clínica abortista Dator (Madrid) en 2003, realizado por la propia clínica y la Fundación Mujeres, señalaba que la mitad de las mujeres que abortan usaban preservativo.
El informe, basado en entrevistas a 600 mujeres que fueron a la clínica a interrumpir su embarazo entre diciembre de 2002 y enero de 2003, detallaba que el porcentaje era de un 49%. Además, mostraba que otro 10% de esas mujeres usaban la píldora anticonceptiva.
En definitiva, el resultado era que seis de cada diez mujeres que abortaron habían sido víctimas de fallos en la anticoncepción.
También la Sociedad Española de Contracepción reconocía en 2006 que la anticoncepción falla y sus usuarios padecen consecuencias emocionales. Tanto es así que el estudio advertía de que el 57% de las mujeres que toman la píldora en España temen quedarse embarazadas, mientras que el porcentaje crecía hasta el 80% en el caso de los hombres.
En esas mismas fechas, el 23 de junio, el diario El País informaba de que “la Organización Mundial de la Salud calcula que la efectividad de la píldora tiene una tasa de fallos del 8% y el preservativo del 14% y muchas de esas mujeres van a recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo”.

A pesar de conocer todos estos datos, el Grupo Daphne, un equipo de siete expertos financiados por la multinacional Schering para promocionar la cultura anticonceptiva en los medios de comunicación, entre otros lobbies abortistas, no han parado de trabajar en la prensa para fomentar píldoras, condones y contracepción.

El entonces jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, Iñaki Lete, recordaba en Europa Press que “la Organización Mundial de la Salud calcula que ocho de cada cien mujeres se van a quedar embarazadas mientras usan la píldora y muchas van a recurrir al aborto”. Lete era entonces miembro del Grupo Daphne.

La promoción de la promiscuidad y los anticonceptivos dispara el aborto, pero los responsables insisten en las mismas políticas fracasadas

febrero 3, 2010

Los fracasos en la promoción de la promiscuidad entre los jóvenes al amparo de la distribución masiva de anticonceptivos no desaniman a la misnistra gala de sanidad a insistir en la misma linea de actuación.

Esta vez ha sido Francia la que ha confirmado que más de la mitad de los 200.000 abortos que se practicaron en Francia en el último año fueron en mujeres que utilizaban métodos anticonceptivos, según un estudio presentado ayer por la ministra de Sanidad gala, Roselyne Bachelot.
El lugar de ver la relación directa que existe entre promoción de la promiscuidad y aborto en todos los países y todas y cada una de las campañas que se han realizado en este sentido en el mundo, el informe de la Inspección General de Asuntos Sociales (Igas, siglas en francés) echa la culpa a una supuesta carencia de información, que podría estar detrás del mal uso de los métodos anticonceptivos, lo que hace que, a pesar de los medios dispuestos por el Estado en materia de planificación familiar, el número de abortos no descienda.
Por tanto, en lugar de abandonar la multifracasadas campañas de promoción del empleo de preservativos y otros anticonceptivos o aboertivos de emergencia, que, una vez más, demuestran su completa ineficacia, la ministra de Sanidad, en declaraciones al diario “Le Parisien”, proclamó que su departamento va a modificar la línea de la campaña informativa en materia de anticoncepción:
“Lo que me impacta es la situación de las menores: ¡hay que informarlas mejor!”, dijo Roselyne Bachelot, quien destacó que dos tercios de las chicas de entre 14 y 15 años “siguen creyendo que no se pueden quedar embarazadas durante su primera relación sexual”.
No hizo ninguna mención, sin embargo, al hecho de la inconveniencia de que niñas de 14 años, con una inmadurez absoluta para afrontar tanto las relaciones sexuales, como las consecuencias de éstas, perciban el sexo como algo destinado a proporcionar placer e independiente del amor y de la procreación.
Como medidas destinadas a insistir en esta política y continuar con el estrepitoso fracaso de las mismas, el ministerio prevé que los servicios médicos de los centros escolares puedan proporcionar, dentro de unos meses, anticonceptivos orales, así como renovar las recetas de la píldora, para un colectivo que se salda con 30.000 abortos anuales.
La ministra anunció que, en su intención de “reducir” el número de abortos, va a mejorar la organización del acceso al aborto en los hospitales; los datos señalan que la intervención se practica en un plazo inferior a una semana desde que se solicita, salvo en las regiones de Ile-de-France (París y alrededores) y Provence-Alpes-Côtes-d’Azur (sureste), donde los tiempos son más largos.
Como conlusión de la estrecha relación entre promoción de la promiscuidad asociada a la educación sexual y distribución en generalizada de anticonceptivos, el ministerio de sanidad francés hubo de admitir que a pesar de ser uno de los países con medidas más amplias en cuestiones de anticoncepción, se prevé que un 40 por ciento de las mujeres francesas abortarán en algún momento de su vida.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.