Posts etiquetados ‘anticonceptivos’

El negocio del aborto comienza en con la corrupción de menores: Organizaciones abortistas, Bayer y MTV se unen para una campaña de «adiestramiento sexual» juvenil

noviembre 4, 2010

La transnacional abortista International Planned Parenthood Federation (IPPF) se asoció a la cadena de televisión MTV en una campaña para adiestrar a la población juvenil en materia de sexualidad con alegatos a favor de la masturbación, la bisexualidad y el inicio de las relaciones sexuales a edad temprana.
Según informan diversos medios de prensa, la IPPF se unió a MTV Latinoamérica y los laboratorios Bayer entre otros organismos en la campaña denominada “Se(x) tú mismo” con motivo del llamado “Día Mundial de la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes”, una campaña global liderada por una coalición de ONGs y patrocinada por Bayer para adiestrar a los jóvenes en el uso y consumo de anticonceptivos.
La campaña incluye la difusión en América Latina de un sitio web multimedia en el que se distorsiona la abstinencia sexual y se promueven conductas sexuales riesgosas alegando que la decisión de iniciar la actividad sexual a edad temprana es exclusiva de los jóvenes “aunque algunos adultos quieran imponer a los jóvenes cuándo y cómo tenerlas”.
El sitio web intenta convencer a los consumidores de MTV –en su mayoría adolescentes– que los “derechos sexuales” son derechos humanos, que una relación sexual es un “intercambio de placer” y que es válido experimentar la sexualidad con personas del mismo sexo.
“Lo que tiene que ver con la sexualidad es sumamente diverso y se vale experimentar. Si decides hacerlo con alguien del mismo sexo, ello puede o no representar una decisión permanente. Lo importante es que te sientas seguro/a de tus sentimientos y decisiones… ¡y que te cuides!”, recomienda el sitio web Sextumismo.com
Los organizadores relativizan la abstinencia sexual y sostienen que la única forma “correcta” de expresar la sexualidad “es aquélla con la que te sientes a gusto. Tú decides cómo, cuándo y con quién tener relaciones sexuales”.
En el sitio web acusan a quienes practican la abstinencia sexual de canalizar “el impulso sexual a través de los llamados sueños húmedos” y equiparan falazmente a la abstinencia con el mal llamado “sexo seguro” definiéndolo como “la utilización de métodos anticonceptivos para aquellas personas que deciden tener actividad sexual”.
Entre los grupos involucrados en la campaña figuran The Population Council, Marie Stopes International (MSI), la Sociedad Europea de Anticoncepción, el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM) y United States Agency for International Development (USAID).

Los anticonceptivos dañan a la mujer.

octubre 12, 2010

La revista médica Brain Research reveló que el uso de píldoras anticonceptivas puede alterar el cerebro de las mujeres y causar cambios conductuales notorios, mal humor, depresión, disminución de la líbido…
Se demostró que el cerebro de sus consumidoras (comparando con mujeres no consumidoras) presentaba más materia en algunas áreas, incluyendo la corteza prefrontal, asociada con actividades cognitivas como la toma de decisiones. Expertos como Craig H. Kinsley, de Scientific American, afirman que el cerebro funciona como una “colmena de nervios” y una parte de ésta puede quedar afectada si alguna región de éste crece, pudiendo provocar la pérdida del control cerebral.
Otro estudio de The American Physiological Society reveló que los anticonceptivos orales dificultan el desarrollo de la masa muscular en las mujeres que las consumen hasta en un 60%, al disminuir las hormonas anabólicas. También la Food and Drug Administration (FDA) da cuenta de 17 muertes de mujeres jóvenes al utilizar el parche anticonceptivo Ortho Evra y denuncia que el anticonceptivo Depo Provera de Pfizer debilita el sistema óseo irreversiblemente al propiciar la pérdida de masa ósea.
Frente a estos problemas asociados, además de los efectos abortivos que no permiten prosperar la anidación del óvulo fecundado, cabe sugerir a los ginecólogos el método Billings que ya se utiliza para el control de los días infértiles/fértiles de la mujer para propiciar un embarazo y que funcionaría con éxito para evitarlo, sin ninguna consecuencia para la salud.

Un informe de los mercaderes del aborto de ACAI demuestra el fracaso de 50 años de cultura anticonceptiva

mayo 13, 2010

Muchas mujeres abortan por creer que los métodos anticonceptivos impedirían su embarazo.

El informe presentado en Madrid este lunes, 10 de mayo, por el presidente de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), Santiago Barambio, muestra que casi el 70% de las mujeres que abortan en España utgilizaban métodos anticonceptivos.
Lo más significativo del informe de la ACAI es el hecho de que, dentro de este grupo que utilizó métodos anticonceptivos, alrededor de un 70 por ciento hicieron un ‘mal uso o aplicación’ del mismo. El 72% no supo emplear el preservativo y el 68% no tomó correctamente la píldora contraceptiva.
Por edades, las que más achacan este fallo a un ‘mal uso’ son las mayores: el 94% de las mujeres de 40 a 44 años; el 80% de las de 35 a 39; y el 76% de las de 30 a 34 años.
Las más jóvenes reconocen menos fallos por aplicación y hablan con más frecuencia de ‘fallos no atribuibles al mal uso’ de los métodos, lo que en el 29% de las jóvenes de 15 a 19 años fue el motivo que les llevó al aborto. Es decir que casi uno de cada tres abortos en adolescentes se debió a fallo de la anticoncepción.
Según este trabajo, realizado sobre 600 pacientes que se sometieron a un aborto en 10 clínicas entre 2008 y 2009 -antes de que se vendiera sin receta la píldora del día después en las farmacias-, el 84% de estas mujeres no tomó la píldora del día después.
Sin embargo, el 80 por ciento dijo estar informada sobre anticoncepción de emergencia, en su mayoría por amigos (20%), en planificación familiar (18%) o en el ginecólogo (11%).
Otros estudios lo advirtieron antes
Cabe recordar también que el fracaso de la anticoncepción ante el drama del aborto ha sido constatado por otros estudios anteriores. Por ejemplo, uno publicado por la clínica abortista Dator (Madrid) en 2003, realizado por la propia clínica y la Fundación Mujeres, señalaba que la mitad de las mujeres que abortan usaban preservativo.
El informe, basado en entrevistas a 600 mujeres que fueron a la clínica a interrumpir su embarazo entre diciembre de 2002 y enero de 2003, detallaba que el porcentaje era de un 49%. Además, mostraba que otro 10% de esas mujeres usaban la píldora anticonceptiva.
En definitiva, el resultado era que seis de cada diez mujeres que abortaron habían sido víctimas de fallos en la anticoncepción.
También la Sociedad Española de Contracepción reconocía en 2006 que la anticoncepción falla y sus usuarios padecen consecuencias emocionales. Tanto es así que el estudio advertía de que el 57% de las mujeres que toman la píldora en España temen quedarse embarazadas, mientras que el porcentaje crecía hasta el 80% en el caso de los hombres.
En esas mismas fechas, el 23 de junio, el diario El País informaba de que “la Organización Mundial de la Salud calcula que la efectividad de la píldora tiene una tasa de fallos del 8% y el preservativo del 14% y muchas de esas mujeres van a recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo”.

A pesar de conocer todos estos datos, el Grupo Daphne, un equipo de siete expertos financiados por la multinacional Schering para promocionar la cultura anticonceptiva en los medios de comunicación, entre otros lobbies abortistas, no han parado de trabajar en la prensa para fomentar píldoras, condones y contracepción.

El entonces jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, Iñaki Lete, recordaba en Europa Press que “la Organización Mundial de la Salud calcula que ocho de cada cien mujeres se van a quedar embarazadas mientras usan la píldora y muchas van a recurrir al aborto”. Lete era entonces miembro del Grupo Daphne.

La promoción de la promiscuidad y los anticonceptivos dispara el aborto, pero los responsables insisten en las mismas políticas fracasadas

febrero 3, 2010

Los fracasos en la promoción de la promiscuidad entre los jóvenes al amparo de la distribución masiva de anticonceptivos no desaniman a la misnistra gala de sanidad a insistir en la misma linea de actuación.

Esta vez ha sido Francia la que ha confirmado que más de la mitad de los 200.000 abortos que se practicaron en Francia en el último año fueron en mujeres que utilizaban métodos anticonceptivos, según un estudio presentado ayer por la ministra de Sanidad gala, Roselyne Bachelot.
El lugar de ver la relación directa que existe entre promoción de la promiscuidad y aborto en todos los países y todas y cada una de las campañas que se han realizado en este sentido en el mundo, el informe de la Inspección General de Asuntos Sociales (Igas, siglas en francés) echa la culpa a una supuesta carencia de información, que podría estar detrás del mal uso de los métodos anticonceptivos, lo que hace que, a pesar de los medios dispuestos por el Estado en materia de planificación familiar, el número de abortos no descienda.
Por tanto, en lugar de abandonar la multifracasadas campañas de promoción del empleo de preservativos y otros anticonceptivos o aboertivos de emergencia, que, una vez más, demuestran su completa ineficacia, la ministra de Sanidad, en declaraciones al diario “Le Parisien”, proclamó que su departamento va a modificar la línea de la campaña informativa en materia de anticoncepción:
“Lo que me impacta es la situación de las menores: ¡hay que informarlas mejor!”, dijo Roselyne Bachelot, quien destacó que dos tercios de las chicas de entre 14 y 15 años “siguen creyendo que no se pueden quedar embarazadas durante su primera relación sexual”.
No hizo ninguna mención, sin embargo, al hecho de la inconveniencia de que niñas de 14 años, con una inmadurez absoluta para afrontar tanto las relaciones sexuales, como las consecuencias de éstas, perciban el sexo como algo destinado a proporcionar placer e independiente del amor y de la procreación.
Como medidas destinadas a insistir en esta política y continuar con el estrepitoso fracaso de las mismas, el ministerio prevé que los servicios médicos de los centros escolares puedan proporcionar, dentro de unos meses, anticonceptivos orales, así como renovar las recetas de la píldora, para un colectivo que se salda con 30.000 abortos anuales.
La ministra anunció que, en su intención de “reducir” el número de abortos, va a mejorar la organización del acceso al aborto en los hospitales; los datos señalan que la intervención se practica en un plazo inferior a una semana desde que se solicita, salvo en las regiones de Ile-de-France (París y alrededores) y Provence-Alpes-Côtes-d’Azur (sureste), donde los tiempos son más largos.
Como conlusión de la estrecha relación entre promoción de la promiscuidad asociada a la educación sexual y distribución en generalizada de anticonceptivos, el ministerio de sanidad francés hubo de admitir que a pesar de ser uno de los países con medidas más amplias en cuestiones de anticoncepción, se prevé que un 40 por ciento de las mujeres francesas abortarán en algún momento de su vida.

El 11 por ciento acabará en aborto: Dos millones de mujeres, en riesgo de embarazo no deseado

abril 28, 2009

Los abortistas, pese ha realizar ellos mismos las encuestas, siguen siendo incapaces de aceptar el rotundo fracaso de las políticas de promoción de la promiscuidad sexual, y la anticoncepción con preservativos.
Según informa Información Católica los datos de la VI Encuesta de Anticoncepción en España 2009, realizada por la abortista Federación de Planificación Familiar, cerca de 2,1 millones de mujeres con edades entre los 15 y los 49 años, el 18 por ciento de este sector de la población en España, está en una situación de riesgo para tener un embarazo no deseado. Esta circunstancia podría acabar en embarazo real en el 11 por ciento de los casos –es decir, en unas 240.000 mujeres–, convirtiéndose la mitad (120.000) en nuevos abortos, .
Este sondeo, realizado a finales de 2008 en una muestra de más de 2.000 mujeres de España en edad fértil, señala que que el 78 por ciento de las encuestadas (1.661) utilizan métodos anticonceptivos –sobre todo el preservativo (37,3%) y la píldora anticonceptiva (18%)–, pero que no usa ningún método el 21 por ciento (443).
De este 21 por ciento de mujeres que no emplea ningún método anticonceptivo, el 74,5 por ciento (306) busca un bebé, pero el 25,5 por ciento los rechaza porque aseguran no mantener relaciones sexuales (47%), por temor a los posibles efectos secundarios o porque les sientan mal (18%) y un 25 por ciento por otros motivos, entre ellos la negativa de sus parejas a emplearlos (2%).
El método anticonceptivo más popular en España es el preservativo, ya que es el país donde más se usa de toda Europa y el más empleado entre las jóvenes de 15 a 24 años (casi el 50%), seguido de la píldora, empleada por el 11,3 por ciento de las jóvenes entre los 15 y los 19 años y por el 27 por ciento de las de entre 20 y 24.
Estos datos chocan con la propaganda oficial sobre que con más preservativos habrá menos embarazos no deseados y menos aborto. En España el empleo de preservativos corre paralelo al de abortos.
Los resultados de esta encuesta, presentada simultáneamente hoy en ciudades como Valencia, Barcelona o Sevilla, fueron expuestos en Madrid por la presidenta de la Federación de Planificación Familiar, la ginecóloga Isabel Serrano, y el jefe de servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), el doctor Javier Martínez Salmeán, miembro del Comité de Expertos del Ministerio de Igualdad sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo(aborto).
En ningún momento se plantean el error de sus planteamientos y el sustituir las actuales políticas fracasadas por otras basadas en la abstinencia sexual entre adolescentes, y en promocionar el amor y no el sexo, como forma principal relación entre las parejas.

El Banco Mundial promueve los anticonceptivos como solución final

agosto 1, 2008

El Banco mundial obsesionado con disminuir la población mundial

El Banco mundial obsesionado con disminuir la población mundial

El Banco Mundial (BM) es una organización de la que forman parte 185 países y su presidente es nombrado por el de Estados Unidos, que es su principal contribuyente. George Bush pagó con ese cargo los servicios de Paul Wolfowitz, y cuando éste dimitió el 30 de junio de 2007 a causa de un escándalo, lo sustituyó por el actual presidente, Robert B. Zoellick. Al revés, el que no paga no recibe dinero. En mayo, los responsables del BM aclararon que Birmania no recibiría ayuda para paliar los efectos del ciclón Nargis, porque desde 1998 no paga las cuotas.

El 10 de julio, víspera del Día Mundial de la Población, Joy Phumaphi, vicepresidente del BM para Desarrollo Humano, se lamentó de que haya 35 países cuyas mujeres tienen cinco o más hijos de promedio, y subrayó la necesidad de hacer llegar anticonceptivos a 137 millones de mujeres que no disponen de ellos. Tarea a la que dedican sus 90 programas de “salud sexual y reproductiva”. En ellos, el BM invierte 965 millones de dólares (608 de euros). A  esas mujeres (4% de los 3.300 millones de féminas) les dedica el BM el 5% de sus 1.800 programas. Y eso que nadie ha preguntado a esas mujeres si no poder comprar anticonceptivos es su principal problema económico.

 

 

 

Historia de una obsesión

El BM se estrenó con un crédito para la reconstrucción de Francia tras la Segunda Guerra Mundial. Se propuso como objetivo eliminar la pobreza, lo que, desde la perspectiva de los países ricos, cada vez más se traduce en evitar el crecimiento de la población en los países en desarrollo.

Aunque el BM disimula esta ideología con las referencias a la salud sexual e igualdad de géneros típicas de la ONU desde la Conferencia de El Cairo de 1994, en el documento al que Joy Phumaphi se refirió el día 10, se presentan los anticonceptivos como la panacea, y no enfrentados al aborto, sino como “método” asociado a él para evitar nacimientos.

Las conclusiones del informe de diciembre de 2007 sobre Conductas de regulación de la fertilidad y sus costes, pretenden resaltar la importancia de los anticonceptivos al asegurar que son “3,2 veces más baratos” que los “servicios de aborto” que representaron “al menos un 1% de los gastos públicos totales en sanidad en 2004”.

Esta afirmación del informe se  basa en los datos de un único país, Kazajstán, donde el aborto es barato (26 dólares) y además presupone un uso conjunto de aborto y anticonceptivos, ya que un 18% de las mujeres que los usan, aun así se quedan embarazadas. Por tanto resulta curioso que se amplíe este dato como presunta solución para el “mal” de los países que tienen más de cinco hijos por mujer (no es el caso de Kazajstán), en la mayoría de los cuales está prohibido el aborto.

La actual inversión del BM en programas de “salud sexual y reproductiva” supone un notable incremento desde que en 1997 estableció su primera “Estrategia de Salud, Nutrición y Población” (HNP por sus siglas inglesas). Al abordar el 30 de mayo de 2006 sus resultados, sólo un indicador aparecía claramente expresado en el informe del BM que se refería a “los objetivos del milenio, las mejoras y los índices de fertilidad”. La nueva estrategia de HNP, publicada en 2007 bajo el título Desarrollo Saludable, pone al mismo nivel (página 160) entre los elementos para evaluar el progreso el aumento de las carreteras de alta calidad (punto 15) con la tasa de uso de anticonceptivos (punto 19) y el grado de acceso a estos productos (20).

Por si no estuviera clara la importancia de estas materias, el 19 de abril de 2007, ocho directores ejecutivos europeos del BM (los jefes en Bélgica, Suiza, Francia, Alemania y Noruega) escribieron a Joy Phumaphi un memorándum en el que consideraban inaceptable la nueva Estrategia HNP, porque “sugería que la salud sexual y reproductiva servía sólo para bajar las tasas de fertilidad”.

Recordando que en los últimos diez años el BM había invertido “casi 2.000 millones de dólares en salud sexual y reproductiva”, exigían una expresión más “clara” sobre hasta qué punto el BM “se compromete” en estas materias. Las declaraciones de Phumaphi el día 10 seguramente les habrán parecido más “claras”.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.