Posts Tagged ‘cultura de la muerte’

Rolling Stone publica, y después corrige una entrevista de Justin Bieveen en que llamaba al aborto asesinato.

febrero 21, 2011

Justin Bieber, el ídolo de millones de niños y niñas y adolescentes, y la estrella musical que todas las discográficas quieren tener en su católogo, ofreció una entrevista a la revista Rolling Stone, en la que opinaba sobre temas serios como el aborto, la guerra y la política.
Bieber, que tiene 16 años, y ya se ha convertido en el personaje más mencionado en Twitter en 2010, dice cosas como esta: «No creo en el aborto, un embrión es un ser humano, es como matar a un niño. En el caso de violación, creo que es muy triste, pero todo sucede por una razón». Sobre el sexo, Bieber dice hay que «esperar a la persona a las que amas». Bieber se muestra contrario al uso de drogas, que compara con «sentir curiosidad por cortarse los dedos», y se declara fan absoluto de Michael Jackson, «quiero emular su carrera todo lo que pueda». Tampoco le gustan los paparazzi y se muestra poco codicioso: » No amo el dinero, una vez que comienzas a amar el dinero, tienes una casa grande, bonitos coches, y un corazón vacío».
Todavía no se siente seguro para emitir una opinión política, pero tiene claro que lo que sucede en Korea, «es malo» y siente que debe concluir sus espectáculos recordando a sus fans que «Dios os ama», para que el mensaje vaya calando.
Justin Bieber estrenará en abril en España la película Never say never, un filme biográfico que narra su carrera desde que empezó a tocar la batería con apenas cinco años hasta el multitudinario concierto que ofreció hace pocos meses en Nueva York.
Tal cantidad de afirmaciones contrarias a la cultura de la muerte y la mentalidad imperante, de las que la revista es fiel servidora, ha resultado demasiado polémica, por lo que, al día siguiente la revista procedió a «corregir algunas de las respuestas», siendo la respuesta final mucho mñás acorde con el gusto de la dictadua cultural promuerte:

“Bueno, creo que eso es muy triste, pero todo pasa por una razón. No sé cómo podría ser una razón. Creo que no he estado en esa situación, así que no puedo juzgarlo”

Nuevo caso de clínica de los horrores, ahora en EEUU.

enero 25, 2011

El asesino Kermit Gosnell

Como ha ocurrido en España con los negocos abortistas que se han investigado (El Bosque, Isadora, EMECE, GINETEC, TCB, etc), cada vez que sale a la luz la realidad de las prácticas de los negocios abortistas, se descubre que se trata de auténticas salas de los horrores.
Así en Filadelfia, EEUU, Un informe masivo y repleto de fotografías, sometido a un gran jurado el pasado 14 de enero, detalla las escalofriantes prácticas de Kermit Gosnell, médico abortista Gosnell, que ganaba al menos 1,8 millón de dólares al año, gracias a los abortos que practicaba en Women’s Medical Society, en la ciudad de Filadelfia en el Estado de Pennsylvania en los Estados Unidos de América. Los empleados de su clínica han dado testimonio de que ellos han asistido en el parto a “cientos” de niños recién nacidos vivos que respiraban, antes de que sus médulas espinales o sus cuellos fueran cortados para completar el aborto.
Kermit Gosnell fue arrestado el miércoles por ocho cargos de asesinato. Uno de los cargos fue un aborto mal realizado que causó la muerte de Karnamaya Mongar, una refugiada de Nepal de 41 años de edad. Los otros siete cargos son por el asesinato fuera del útero de los niños. Después de que sus restos fueron descubiertos y analizados por la policía, se pudo determinar que habían nacido vivos y posteriormente matados.
El fiscal de distrito, el señor R. Seth Williams, diseminó el informe de 281 páginas, que sirvió de base para los cargos de asesinato en contra de Gosnell y nueve de sus asociados. Como parte del informe, se incluyeron las fotografías de algunas de las víctimas del señor Gosnell.
En el informe, el gran jurado comentó que varias agencias y grupos supieron de lo que ahora se conoce como “la tienda de horrores” de Gosnell, pero no hicieron nada al respecto. También proveyeron descripciones extremadamente detalladas de abortos mal realizados, abortos tardíos, e infanticidios, raramente vistos en documentos oficiales de un tribunal en el pasado.
“La ley del Estado de Pennsylvania requiere que los médicos provean el cuidado acostumbrado para los bebés vivientes fuera del vientre materno. En su lugar, Gosnell optó por cortarles sus cuellos y almacenar sus cuerpos en varios envases del hogar, como si fuesen basura,” se señala en el informe.
En el informe, se encuentran los testimonios detallados de personal de la clínica quienes dijeron que “la matanza de bebés grandes y en su etapa avanzada, quienes habían sido observados respirando y moviéndose era un evento común”, en la clínica sucia. Un trabajador de la clínica afirmó que tales situaciones ocurrían “cientos” de veces. Otra empleada, Tina Baldwin, le dijo a los miembros del jurado que el señor Gosnell una vez bromeó sobre un bebé que se estaba moviendo mientras le cortaba su cuello: “A esto se le llama un pollo con su cabeza cortada.”
Según lKareema Cross, también trabajadora de la clínica, Gosnell a menudo inyectaba digoxin a los bebés después de nacer, porque no era suficientemente diestro para matarlos dentro del útero. La inyección con digoxin es un método usado a menudo para los abortos tardíos.
En el informe se señaló que un empleado sin licencia, que trabajaba en la clínica, intentó justificar la práctica de Gosnell de cortarle las médulas espinales a los recién nacidos como si fuese un “aborto por nacimiento parcial.” El gran jurado concluyó que los dos procedimientos son distintos. El aborto por nacimiento parcial ocurre cuando se succiona el cerebro de la cabeza del bebé en el momento en que la cabeza del bebé todavía se encuentra dentro de la madre, lo que facilita la extracción de la cabeza. Sin embargo, las víctimas de Gosnell eran matadas “cuando era claro que no había una necesidad o una justificación médica para colapsar el cráneo.”
El día después de la muerte de Karnamaya Mongar, Gosnell había solicitado ser miembro de la Federación Nacional para el Aborto (National Abortion Federation/NAF), pero no cumplía con los requisitos. Aún cuando un empleado de la NAF pasó varios días en la clínica de abortos de Gosnell, enumerando varias violaciones, la NAF no lo denunció ante las autoridades, se señala en el documento.
“A pesar de los esfuerzos de engañarla, el evaluador de la NAF tomó nota de que los expedientes no se mantenían en orden, que los riesgos no eran explicados, que los pacientes no eran monitoreados, que el equipo monitor no estaba disponible, que la anestesia era mal administrada,” se lee en el informe. “Claro, rechazó la solicitud de Gosnell. Pero nunca le dijo a otros con autoridad sobre todas las cosas horribles y peligrosas que había visto.”
A la vez que se afirmo que “la inercia burocrática no es exactamente una novedad”, los miembros del jurado dijeron que, “Nosotros entendemos que la razón por la que nadie actuó de antemano es porque la mujeres en cuestión eran pobres y de color, porque las víctimas eran infantes sin identidad, y porque el tema era el balompié político del aborto.”
El grupo también reprendió de modo fuerte a las organizaciones reguladoras que miran a otro lado, dando así su aprobación a las prácticas criminales del señor Gosnell.
El grupo vkermit_gosnell_2.jpgigilante pro-vida, Operación Rescate (Operation Rescue), ha lanzado un llamado para una reformas masivas del modo que los abortistas y las clínicas de aborto sean tratadas por las agencias reguladoras a nivel nacional. Según ellos dicen, la tienda de horrores de Kermit Gosnell ciertamente no es la única clínica de aborto de su clase operando en los Estados Unidos de América.
“Operación Rescate hace un llamado para que se realicen inspecciones de emergencia de inmediato en cada clínica de aborto en la nación. Nosotros hemos dicho a menudo que si esto se hiciera, ninguna clínica de aborto permanecería abierta, porque todavía no hemos visto una sola de éstas que se adhiera a todas las leyes con las que tienen que cumplir”, asegura Troy Newman, Presidente de Operación Rescate.
“A la vez que se acerca el aniversario número 38 de Roe v. Wade (la decisión judicial estadounidense que despenalizó el aborto), es hora de que los americanos consideren lo que son los horrores del aborto y le exijan al gobierno que ponga fin a esta práctica barbárica para siempre.”

El arzobispo de Valencia pide que se reaccione ante «la cultura de la muerte»

diciembre 29, 2010

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, invitó ayer, durante una misa convocada por la Asociación de Jóvenes Pro Vida en defensa de la vida naciente, al reconocimiento de la dignidad de persona para el embrión humano e instó a «reaccionar» ante la «cultura de la muerte que promueven quienes se creen dueños y señores de la vida».
En la eucaristía, que presidió en la Basílica de la Virgen de los Desamparados, llena de fieles, el prelado agradeció la labor de todas las instituciones, organizaciones y asociaciones que trabajan al servicio de la vida, «ante los planteamientos de que cualquiera puede decidir sobre la vida» y que calificó de «mentira, que se quiere instaurar y que rechazamos pero no con violencia sino, como hacemos los cristianos, con el amor mismo de Jesucristo».
Además, el titular de la archidiócesis recordó cómo, en el caso de embriones que son abortados, «hay que reconocerles en ellos su dignidad personal», como hace la propia Iglesia, pues «reconocemos esa dignidad de persona que tiene el embrión y que no se le reconoce en la vida pública».
Monseñor Osoro insistió en que «estamos en contra del aborto y de la cultura de la muerte». Tras la misa, los promotores de la iniciativa leyeron un manifiesto por la vida en la plaza de la Virgen de Valencia.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que las leyes provida de Irlanda violan los derechos de la mujer.

diciembre 22, 2010

Tribunal Europeo de los derechos humanos, nuevo centro promotor del aborto en Europa

Pese a que la mayoría de la prensa verdaderamente provida española, como el diario YA e Hispanidad han publicado titulares en que se centraban en que el tribunal no reconoce el aborto como un derecho humano, lo cierto es que lo más destacado de la sentencia es que lo que no reconoce como una derecho humano es el derecho a la vida del no nacido, que queda a expensas de determinadas circunstancias.
Así, el TEDH ha determinado que las protecciones legales constitucionales para el concebido violan el derecho a la privacidad de una de las tres peticionarias, según aparece en una decisión judicial mixta en el caso ABC, de gran expectación. El tribunal ordenó que el gobierno irlandés pague 15,000 euros a la tercera peticionaria dentro de tres meses.
El caso es el resultado de la demanda de una mujer lituana que vive en Irlanda, y por otras dos mujeres ciudadanas de Irlanda, quienes obtuvieron abortos en el Reino Unido y alegaron que la enmienda constitucional de 1983 de Irlanda, mediante la cual no se permite el aborto, violó sus derechos.
La tercera mujer se encontraba en remisión de un tipo raro de cáncer, al momento que solicitó el aborto. Ella alegaba que el embarazo podría tener el efecto que el cáncer surgiera nuevamente. Técnicamente, la ley irlandesa permite el aborto cuando la vida de la madre está en peligro. Sin embargo, ella alegó que el derecho jurídico irlandés tiene el efecto de impedir que se le informe sobre la opción del aborto.
El tribunal ha ordenado al gobierno irlandés que prepare un protocolo que le permita a los médicos informarle a las mujeres de las circunstancias en que el aborto es una opción legal. También señaló que la constitución irlandesa otorga a las mujeres un “derecho” al aborto, dentro de la protección de la igualdad de derecho a la vida de la madre y del bebé concebido.
La señora Bernadette Smyth del grupo pro-vida irlandés Una Vida Preciosa (Precious Life), dijo que “le damos la bienvenida” a la decisión judicial en cuanto a que no existe un “derecho humano” al aborto bajo la Convención Europea. Sin embargo, ella continuó diciendo, “el tribunal ha malinterpretado la constitución irlandesa en la decisión judicial emitida en el caso de la tercera mujer.”
El señor Liam Gibson, quien trabaja en Irlanda para la Sociedad para la Protección de los Niños No Nacidos (Society for the Protection of Unborn Children/SPUC), y habló con la agencia provida de noticias Lifesitenews/Notifam unos minutos después de que la decisión judicial fuese dada a conocer, estuvo de acuerdo en que el tribunal ha “totalmente malentendido” la ley irlandesa, bajo la cual no existe tal cosa como un “derecho” al aborto.
“El tribunal está fingiendo que existe una opción legal para el aborto,” dijo el señor Gibson. “Pero el aborto no constituye un servicio para el cuidado de la salud. Bajo la ley irlandesa, todos tienen el derecho de acceso a los adecuados servicios de salud para proteger la vida, pero esto nunca puede incluir un aborto directo, que sería el acto deliberado de matar a un niño concebido,” dijo.
La decisión judicial “le ha dado un giro a la enmienda pro-vida y la tranforma en una garantía del derecho al aborto. Eso es una subversión completa de lo que la constitución dice y el propósito de la misma.”
“El reconocimiento de la igualdad de derecho a la vida de la madre y el niño no le da a la madre un derecho al aborto.”
Las partes interventoras pro-vida sometieron comentarios extensos ante el tribunal, mostrando que el aborto nunca es parte de una definición de cuidado de la salud en Irlanda. “Ellos debieron de haber rechazado el caso por completo,” dijo el señor Gibson. “Pero la ideología del aborto se impone en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.”
El señor John Smeaton, quien dirige la SPUC en Londres, advirtió que la decisión judicial tendrá un efecto de gran alcance en los esfuerzos en Europa para garantizar el derecho a la vida de todas las personas.
“Esta retorcida decisión judicial carece de legitimidad,” dijo el señor Smeaton. “Este caso nunca se trataba de ayudar a las mujeres que se enfrentan ante un embarazo difícil. Este caso fue instigado por el movimiento internacional a favor del aborto, cuyo propósito, en última instancia, es obligar a los gobiernos en todo el mundo que reconozcan el acceso al aborto como un derecho legal.”
El señor Gibson dicho que el TEDH, debido a una mentalidad pro-aborto “dominante” que está presente en el mismo, ha asumido que el aborto está invariablemente incluido como parte de los servicios de salud. Él advirtió que la decisión judicial será usada como un pretexto para debilitar la ley irlandesa, alegándose que existe una mentalidad pro-aborto con fuerza dentro de la clase política de Irlanda. Aunque el TEDH no ha derribado ahora mismo la ley, es muy probable que la decisión judicial del TEDH sea problemática durante las próximas elecciones generales, él dijo.
El aborto está prohibido, no sólo bajo la constitución de Irlanda, sino también bajo la sección 58 del código penal, sobre la ley de ofensas en contra de la persona de 1861. Según la ley de responsabilidad civil, “la ley, en lo que conciernen actos ofensivos, serán aplicables al niño concebido para su protección de igual modo que si estuviera nacido, si subsiguientemente el niño nace vivo.”
El señor Gibson dijo que probablemente un nuevo gobierno introducirá el aborto a través de los protocolos para la práctica de la medicina, a la que los médicos están sujetos, y que no son objeto de un referéndum.
Dichos protocolos han sido repetidamente sometidos por los activistas pro-aborto del gobierno británico en Irlanda del Norte. Y éstos han sido rechazados como contrarios a la ley irlandés norteña, la cual también prohíbe el aborto.
El señor Gibson dijo que, “El problema surgirá cuando el gobierno entrante opte por hacer uso de esta decisión judicial para implementar un mayor acceso al aborto.”
“Ciertamente la postura será favorecedora para el bando pro-aborto,” ante cualquier nuevo gobierno. “Ellos han estado más que deseosos de someter alguna legislación o protocolo que no tenga que ser sometido al pueblo.”

Aborto tardío en Castellón: Unos cazadores hallan un bebé enterrado en un pinar de Viver

diciembre 22, 2010

Una mujer señala el lugar donde estaba sepultado el bebé

Un grupo de cazadores encontró el pasado domingo el cadáver de un recién nacido en el paraje de El Sargal, en Viver. El cuerpo, metido dentro de una bolsa, estaba enterrado en el suelo y aún conservaba el cordón umbilical, según testigos presenciales y de la Subdelegación del Gobierno. La Guardia Civil y el juzgado de Segorbe han abierto una investigación para intentar encontrar a la madre y esclarecer las circunstancias en que murió el niño. Fuentes policiales apuntan que podía llevar 15 días en este lugar.
Fue alrededor de las diez y media de la mañana del domingo cuando un grupo de tres jóvenes cazadores de Viver hallaron el caen un pinar próximo al río Palancia.
Mientras peinaban la zona con los perros, uno de los cazadores notó cómo uno de los animales se paraba ante un montículo. El perro, que no paraba de olisquear el lugar donde estaba enterrado el cadáver, alertó a su dueño, quien acudió hasta ese punto para ver qué había. En ese momento fue «cuando uno de los tres cazadores se dio cuenta de que había algo medio cubierto y lo movió para ver qué era», dijo una fuente conocedora de lo sucedido.
«Al principio se pensaba que era un animal muerto o algo así, porque tampoco se veía mucho al estar medio cubierto por la pinocha y la tierra, pero luego, al acercarse más, se dio cuenta de que era un feto», señalaron las mismas fuentes. El cuerpo tenía señales claras de haber sido mordisqueado por alguna alimaña.
El cazador llamó a sus compañeros, que acudieron a sus gritos. Acto seguido, llamaron a la Guardia Civil de Viver, que envió una patrulla al pinar, a la que después se sumaron agentes de la Comandancia de Castelló.
Los investigadores esperan que el forense determine si se trata de un bebé nacido a término o si, por el contrario, se trata de un aborto ilegal. De momento, están rastreando las consultas ginecológicas en busca de la madre de la criatura, cuyos rasgos físicos no han trascendido.
En cualquier caso, el asesinato de este bebé no difiere en mucho con los decenas de miles que se cometen en los negocios abortista, salvo, en la edad de la víctima.

El Papa pide a Costa Rica que no legalice la fecundación in vitro

diciembre 22, 2010

Fue en el año 2000 cuando un dictamen jurídico prohibió aplicar esa técnica de reproducción asistida en esta nación centroamericana. Entonces, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dictaminó que violaba el derecho a la vida de los embriones que no eran implantados en el útero materno. Un año después, 10 parejas costarricenses interpusieron un reclamo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por coartarse su acceso a ser padres. La comisión que integra el sistema de la Organización de Estados Americanos para la protección de los derechos humanos reprendió al país por la medida y en agosto de este año fue más allá, al exhortar al Estado costarricense que legalice la fecundación in vitro (FIV), porque su prohibición viola derechos fundamentales de las parejas del país.
La CIDH calificó la decisión del tribunal constitucional de “interferencia arbitraria y una restricción incompatible” con la Convención Americana sobre Derechos Humanos, conocida como Pacto de San José por haberse firmado en la capital costarricense. Específicamente, detalló, viola el artículo 17, que establece como fundamental el derecho de todo hombre o mujer a formar una familia. La Comisión dio de plazo hasta el 2 de febrero para que el gobierno de la conservadora Laura Chinchilla avance claramente en la eliminación de la excepcionalidad costarricense en cuanto a la FIV, para no pasar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que tiene sede en San José y cuyos fallos son inapelables.
La polémica en Costa Rica se produce cuando el padre de la técnica pionera de la FIV, Robert Edwards, acaba de recibir en Estocolmo el día 10 el Premio Nobel de Medicina 2010, y cuando se cumplen 42 años del nacimiento de la primera “bebe probeta”, la británica Louise Brown. Para evitar la demanda ante la Corte Interamericana, el gobierno remitió un proyecto de ley sobre la reproducción asistida a la unicameral Asamblea Legislativa, que salvo a sus promotores no convence a nadie. “Hemos sido cuidadosos con el texto y estamos optimistas de que encuentre el apoyo necesario entre los diputados”, ha indicado a IPS el ministro de la Presidencia, Marco Vargas.
“No hay un cambio de posición, es apenas una forma de ganar tiempo”, ha dicho a IPS Andrea Bianchi, una de las demandantes ante la CIDH. En su informe, la Comisión también pidió al Estado indemnizar a todos los demandantes. De hecho, el proyecto de ley establece que todo óvulo fecundado en el laboratorio debe ser implantado en el útero de la mujer “lo que entraña un grave riesgo para la mujer y el niño”, explicó a IPS Germán Trejos, abogado de los demandantes. La ciencia fija en tres el tope razonable para implantar en el cuerpo de la persona receptora.
Además de las críticas por lo inaplicable del proyecto gubernamental, si llegase a ser aprobado tal como fue presentado, la legalización de la FIV es frontalmente rechazada por Iglesia Católica, mayoritaria en el país, y por las confesiones evangélicas. Benedicto XVI dirigió un mensaje especial para el país el día 3 en que solicitó que “Costa Rica no viole los derechos del nasciturus (el ser concebido) con leyes que legitimen la fecundación in vitro y el aborto”.

Los políticos se preparan para imponer el aborto en Argentina

noviembre 30, 2010

La Cámara de Diputados de Argentina iniciará hoy un debate público sobre la despenalización del aborto en el país, a petición de de medio centenar de legisladores de diferentes partidos.
El proyecto impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, agrupa a un conglomerado de partidarios de la muerte, entre políticos, organizaciones feministas, sindicales de extrema izquierda y de derechos humanos.
Políticos de todos los partidos, salvo del PRO, promueven esta iniciativa para que el crimen del aborto quede amparado por la ley.
Cuatro universidades nacionales –Buenos Aires, Córdoba, La Plata y Comahue– se pronunciaron recientemente por “no castigar a las mujeres que aborten”, con un fuerte rechazo por parte de la mayoría de su profesorado y estudiantes. Como abanderada de la campaña contra la vida del niño concebido está la asociación no católica “Católicas por el Derecho a Decidir”.
El debate fue convocado por la Comisión de Legislación Penal con la presencia de la abortista Marianne Mollman de Human Rights Watch, como única invitada, sin que exista réplica de ningún defensor de la vida humana.
Mollman ya participó en México en la redacción de un informe sobre las dificultades para acceder a un aborto legal en casos de violación e incesto, a pedido de la agrupación feminista Las Libres de ese país.
La audiencia de hoy será la primera convocada para discutir un proyecto de despenalización del aborto y los debates se reanudarán en febrero, luego del receso estival. Agrupaciones promuerte marcharon la semana pasada al Congreso Nacional y reclamaron a los legisladores el rápido tratamiento de la iniciativa.

‘Eggsploitation’: tras el éxito de ‘Blood Money’, un documental sobre el negocio de la fecundación artificial

noviembre 29, 2010

La industria multimillonaria de la infertilidad explota a mujeres jóvenes para obtener sus óvulos a cambio de dinero sin advertirles de los peligros que supone ese ‘intercambio’ a corto y medio plazo para la ‘donante’
“Siempre más de 400 donantes de semen en depósito, libre de cuarentena, dispuestos para entrega. El semen es de alta calidad, testado y seleccionado”. Lo anterior es parte del portal de ingreso de la principal red de bancos de esperma a nivel mundial, Cryos Denmark.
De acuerdo a los datos de la revista italiana Si alla vita (cf. n. 11, noviembre de 2002, página 12), es esta misma multinacional la que en 2002 anunciaba costos en los productos como los siguientes: “Botella de medio litro de líquido espermático seguro y garantizado por € 229,73; un cuarto € 128,38; 50 mililitros € 39,86; botella de líquido espermático filtrado € 452,70; contenedor de líquido listo para usarse de 250 ml € 472,07”.
Ciertamente, no es la única empresa que se dedica a este tipo de actividades u otras parecidas, como la subrogación gestacional, la fecundación artificial de lesbianas y no lesbianas o la búsqueda de donantes de óvulos; están, por ejemplo, hellobaby.com, babycenter.com, concibe.com, insemina.com o creatingfamilies.com.
Después del éxito de Blood Money, el documental que evidenció el lucrativo negocio que supone la industria del aborto, llega Eggsploitation. Se trata de un largometraje preparado por The Center for Bioethics and Culture, de Estados Unidos, un proyecto que pretende iluminar cuestiones de bioética que afectan a la cultura actual, especialmente a los más débiles.
Un ‘intercambio’ peligroso
Eggsploitation evidencia lo que hay detrás de la industria multimillonaria de la infertilidad en Estados Unidos: la explotación de mujeres jóvenes a las que se llega a ‘ofrecer’ hasta 100 mil dólares por sus óvulos. Utilización que olvida los peligros que supone, a corto y largo plazo, para la salud de la ‘donante’ este tipo de ‘intercambios’. Sin olvidar –aunque el documental no lo trate– la consideración de la vida humana como un objeto de consumo.
Valiéndose de testimonios de protagonistas cuya existencia quedó marcada para siempre tras una donación, el largometraje, que apareció el pasado mes de agosto de 2010 en Estados Unidos, se centra también en quiénes son las chicas que buscan las clínicas de donantes de óvulos, cómo se les trata y otros interrogantes.
Sobre Eggsploitation ha dicho la presidente de una asociación feminista en Nueva York, Kelly Vincent-Brunacini, “es un documental revelador y atractivo que ofrece al espectador una mirada íntima a la raíz de la industria de la infertilidad. Se reunirán a las mujeres cuyas vidas fueron cambiadas para siempre después de someterse al procedimiento de donación de óvulos. Sus inquietantes y desgarradoras historias advierten a todas las mujeres que estén pensando en la donación de óvulos para el fin de la fecundación in vitro o la investigación de células madre embrionarias. Deben ver la película los investigadores, médicos, profesores, estudiantes universitarios y las feministas”.
En el tráiler (que se puede ver aquí) resaltan los testimonios sobre los que se apoya el documental, lo que le da un valor añadido. Conviene subrayar que este largometraje preparado para cine no se centra en el valor de la vida humana gestada o en la eticidad de los medios artificiales para lograrla, desligándola del acto marital; se enfoca en la utilización de mujeres jóvenes. Sin embargo, como aproximación moralizadora, la temática central lleva necesariamente a lo otro.

La ONU se asocia a promuertes para promover el aborto en África

noviembre 26, 2010

La ONU y los pro muertes otra vez intentando imponer el aborto, ahora en África

A comienzos de este mes, una oficina de la ONU se asoció a pesos pesados del aborto durante una conferencia en Ghana, África, para promover la imposición del aborto legal.
Los participantes insistieron en que el acceso al «aborto seguro y legal» es fundamental para reducir la mortalidad materna, y criticaron fuertemente a la religión organizada y a las leyes restrictivas calificándolas de obstáculos para prevenir las muertes maternas. Aissatou Gaye, de la Comisión Económica de la ONU para África (CEPA), pronunció el discurso inaugural. Enfatizó que las leyes y «políticas restrictivas» son las que más contribuyen al aborto riesgoso, ya que la mayoría de las prácticas abortivas inseguras se realizan en lugares donde el aborto es ilegal. Gaye lamentó que muchos países africanos aún cuenten con leyes de aborto restrictivas. «A pesar del hecho de que la Plataforma de Acción de Beijing solicitaba ya en 1995 a los países que revisaran las leyes que discriminan a las mujeres –lo cual hacen claramente las leyes de aborto restrictivas, puesto que los hombres no pueden quedar embarazados– ha habido muy pocos cambios en este ámbito».
Además de echar la culpa a la defensa de la vida en términos legales, algunos auspiciantes de la conferencia acusaron a la religión y a las Iglesia de poner un «collar de fuerza» a los diseñadores de políticas. La dra. Eunice Brookman-Amissah, vicepresidente de Ipas para África, llamó «arcaicas» a las leyes de aborto restrictivas y reclamó que los intentos de liberalizar leyes «heredadas de los administradores coloniales» han sido soslayados por las «iglesias anti-abortistas».
La interpretación de Gaye sobre la Plataforma de Acción de Beijing va en contra de la lectura convencional de la ONU, donde los delegados recalcaron en reiteradas oportunidades que la plataforma no crea ningún derecho al aborto y que las leyes de aborto deben ser determinadas por los estados.
Según una hoja informativa de la ONU, el estatus legal del aborto es un derecho soberano de cada nación, y las Naciones Unidas no brindan apoyo al aborto ni a actividades relacionadas con él en ningún lugar del mundo.
El mandato de la CEPA es promover el desarrollo económico-social en y entre los países de la región y fomentar la cooperación internacional para el desarrollo de África. A pesar de que se supone que la ONU no asume una posición respecto del aborto, en 2006 organismos de las Naciones Unidas, entre ellos UNICEF y el Fondo de Población, fueron duramente criticados por intervenir en la decisión de Nicaragua de prohibirlo.
Gaye manifestó su esperanza de que la oficina de la ONU pudiera asociarse a los organizadores de la conferencia y recibir los resultados de ésta como una guía para el trabajo de la CEPA sobre los «derechos de la mujer y la salud sexual y reproductiva».
Aunque los organizadores de la conferencia sostienen que la legalización del aborto disminuiría el índice de mortalidad materna, los críticos disienten del enfoque en el aborto e indican que los principales factores que contribuyen con los altos índices de mortalidad materna son la falta de medicina moderna y de una atención médica de calidad, y, no, la prohibición del aborto.
La conferencia, titulada “Keeping Our Promise: Addressing Unsafe Abortion in Africa” («Manteniendo nuestra promesa: encarando el aborto riesgoso en África»), fue patrocinada por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (CEPA) en colaboración con el Ministerio de Salud de África, Ipas, la oficina africana de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Marie Stopes International, la African Women’s Development and Communication Network, y la African Network for Medical Abortion.
Al término de la reunión, que se extendió durante cuatro días, los participantes afirmaron su compromiso de expandir el acceso al aborto en África e hicieron un llamado a los gobiernos para que modifiquen las leyes que lo penalizan.

Israel, aborto libre y abortismo provida

noviembre 24, 2010

Ante el interés que ha generado entre muchos de nuestros lectores la noticia sobre el aborto en Israel que publicamos hace 2 semanas desde Manifiesto por la Vida nos hemos propuesto dar una visión más amplia de la situación de desprecio absoluto hacia la vida humana que vive aquel estado radicado en Palestina.
Dada la finalidad de esta página, nos abstendremos de entrar en otros temas como los asesinatos selectivos y el terrorismo de estado, para centrarnos en el tema del aborto.

En 1977 la Knesset (parlamento irsaelí) despenalizó la práctica del aborto en muchos supuestos, entre los que se incluía la edad de la mujer (la ley, por ejemplo, amparaba a las mujeres menores de 16 años y mayores de 40 que deseaban acabar con la vida de su hijo en gestación). En la práctica esto suponía un aborto completamente despenalizado en todos los casos.
1977 fue el año de la primera derrota electoral del Mapai, el partido principal del socialismo israelí, la columna de los pioneros ateos y progresistas bajo cuyo dominio político (1948-1977) el aborto estuvo en el Código Penal de Israel. Lo cierto es que la despenalización del aborto fue casi simultánea al triunfo del partido Herut y de su coalición del Likud, el motor de la gran derecha israelí. El Likud no es oficialmente una formación religiosa, pero su electorado es eminentemente conservador y en él predomina una visión religiosa sobre la naturaleza del judaísmo y del Estado. Pese a ello y al crecimiento de la religión en los últimos años, hoy se practican unos 20.000 abortos al año en Israel. Con la oposición manifiesta del gran rabinato. Sin embargo, como ocurre en España, los fieles ignoran, a la hora de votar, los consejos en defensa de la vida de sus líderes religiosos y lo hacen a partidos políticos abortistas.
Pese a que la despenalización del aborto es una política legislativa perjudicial a los problemas demográficos de los judíos de Israel (la demografía es una cuestión vital para la supervivencia de un Estado creado y mantenido sobre los cimientos de una mayoría judía que, pese a su protección por todas las instituciones públicas, empezando por la llamada Ley del Retorno, está cada vez más en entredicho) ésta está firmemente establecida, como demuestra el reciente rechazo a limitar la edad gestacional en la que se puede matar a un niño concebido.
Las familias palestinas, tanto cristianos como árabes de Israel tienen una tasa de natalidad de 4,8 y la de las judeo-israelíes es del 2,6. La baza demográfica es el alfil o quizás la reina de una partida de ajedrez que enfrenta a los jugadores a largo plazo, un combate no predeterminado por las agujas del reloj, una partida sin tiempos reglamentarios.
El aborto es desconocido en entre cristianos y musulmanes de Palestina, pero es una realidad en Israel. Sin embargo, Israel antepone un desprecio ideológico a la vida humana a otras cuestiones como sería la misma existencia del estado.
Este desprecio queda patente en el propio movimiento «provida» judío, un paradigma del abortismo provida que empieza a despuntar en España.

Eli Schussheim, en su intervención en Madrid

Recientemente, en un hotel de Madrid tuvo lugar una reunión que presidió el médico argentino, nacionalizado israelita Eli Schussheim, presidente de la organización EFRAT, una organización con 50 años de existencia en Israel y ramificaciones en toda el, incluidos los judíos españoles.
EFRAT, en teoría una organización contraria al aborto, es partidaria del llamado «terreno común» definido por el mayor promotor del aborto de la historia, el presidente de los EEUU, Barack Hussein Obama. Este concepto, admitido por muchos providas en España es un arma de los abortistas para legitimizar el aborto.
Schussheim y EFRAT, a diferencia de los grupos pro-vida católicos y de la Iglesia, no pretenden modificar las leyes que permiten el aborto ni realizar movilizaciones en la calle para pedir su derogación. Schussheim sostiene, como nos dicen algunos grupos del abortismo provida español, que “el aborto no es un problema ideológico”. EFRAT es un grupo “pro-elección” que reconoce sin restricciones la libertad que las leyes ofrecen a las mujeres para abortar. Aunque EFRAT intenta convencerlas y animarlas a que no lo hagan, al menos si lo han decidido por su situación económica o psicológica en ese momento.
EFRAT inserta anuncios en los periódicos de Israel mostrando su ayuda a las mujeres que puedan interesarse por ella. EFRAT pone, sin truculencias graficas, su idea de que no debe perderse una futura vida sin atender las consecuencias de una decisión que, tomada en una situación muy difícil, puede volverse luego contra la conciencia y la personalidad de la mujer que decide abortar, suscitando el interrogante hipotético e imaginario de si, contemplada “desde” un futuro leído en el presente pero no indefectiblemente consumado, “ha sido” o no una resolución irreversible y acertada. EFRAT presta además asistencia económica a las mujeres en el embarazo y durante los doce meses siguientes al nacimiento del hijo en principio no deseado. Y durante los años de infancia y adolescencia del niño, su madre recibirá el apoyo y la compañía no sólo de asistentes sociales, sino de antiguas abortistas potenciales que cambiaron de opinión. Schussheim afirma que su organización ha procurado en su dilatada historia el nacimiento de unos 40.000 bebés no deseados, de los que más de 3.800 corresponden al año 2009. Desde que se despenalizó el aborto en Israel, a lo que no se opone EFRAT, más de un millón de niños han muerto antes de nacer.
Ahí radica la perversidad del abortismo provida, la maldad de un sistema que pone en igualdad moral el acto de matar o dejar nacer a un ser human. Mientras que se ayuda a unas pocas mujeres a tener a sus hijos, se permite un crimen espantoso, que queda legitimado, pues la mujer ya tiene la opción de matar a su hijo o recibir ayuda para tenerlo.