Posts Tagged ‘Diario Ya’

La manifestación de octubre tiene que ser contra el aborto, el del PSOE y el del PP

julio 23, 2009

En diferentes medios católicos independientes se empieza a cuestionar la convocatoria del 17 de octubre próximo. Como ya ocurrió en la del mes de mayo, mucho no quieren sentirse manipulados en un acto que en lugar de ser contra al aborto lo sea contra el gobierno. Reproducimos a continuación un artículo publicado en el Diario Ya sobre este tema, por su interés:

Dibujo

José de la Torre. El próximo 17 de octubre tendrá lugar en Madrid la manifestación contra el anteproyecto de ley del aborto del gobierno. Se trata de frenar la ley que, sin duda, sacará adelante el gobierno. La iniciativa partió del Foro de la Familia, y ha encontrado el apoyo de todas las organizaciones pro vida, como es lógico.

Sin embargo, algunas se quejan de que la convocatoria que defiende la vida, la mujer y la maternidad, debería ser más explícita. Hablando en plata, condenar el aborto que propugna el gobierno, pero también , y con la misma energía, la llamada interrupción voluntaria del embarazo, que es igual de asesina . Hay que eliminar el cinismo de muchos que tratan de amañar la manifestación de octubre en favor del partido popular.

Durante los ocho años de gobierno de Aznar, se registraron centenares de miles de abortos, sin importar el mes de embarazo. Ha de quedar claro que semejantes atrocidades tuvieron lugar en clínicas, muchas de ellas subvencionadas con los impuestos de los contribuyentes, incluso de la comunidad de Madrid.

En el pasado mes de junio, convocado por la Fundación García Morente y la Fundación CEU San Pablo, se celebró el congreso sobre Democracia y Estado de Derecho. Aznar, en su intervención, declaró qque el aborto ” no es ni puede ser nunca un derecho; lo que es un derecho es el derecho a la vida”. Pues muy bien don José María, tiene usted toda la razón, y la parroquia le aplaudió, pues se tragaron su cinismo y
tomadura de pelo. El aborto actual, se llama de otra manera, interrupción del embarazo. Es una despenalización, dicen los cínicos, porque el delito existe, faltaria más. Un dia sabrá Aznar con exactitud el número de asesinatos cometidos durante sus ocho años de gobierno. Un auténtico holocausto, y no movió ni un dedo, como no fuera hacia abajo, para consentir.

La manifestación de octubre tiene que ser contra el aborto, el de los socialistas y el del PP. Rajoy ha repetido hasta la saciedad, que es partidario de mantener la situación tal como está. Pues entonces habrá que decir también algo contra el jefe de la oposición, partidario de que continúen los crímenes como hasta ahora.

Si la convocatoria se va a convertir en un acto político, lo mejor es que no se celebre. En este asunto, todos los católicos tenemos que dejar bien claro el no al aborto, proceda de quien proceda, y la Conferencia Episcopal ser muy explícita. Es decir, clara y contundente, sin obviar nombres y apellidos.
El pasado año han sido asesinados en España, a través del aborto, más de ciento veinte mil niños. Al señor Rodriguez no le importa. Lo malo es que al señor Rajoy, tampoco. Este holocausto no puede continuar. Por eso hay que dar un no rotundo a este crimen abominable, como lo llamó el Papa Juan Pablo II.

Anuncios

España frente a la Europa por la vida

abril 1, 2009

José Luis Orella

Interesante artículo de Jose Luis Orella ayer en el Diario Ya que reproducimos por su interés.

Desde que la Unión Soviética legalizó el aborto en 1920, para liberar a la mujer de su maternidad y disponer de ella como instrumento laboral, el aborto se ha ido expandiendo por la geografía democrática como un derecho de la mujer. La Europa por la vida mantiene un par de islotes que no sucumben a los intentos legalistas proabortistas de la Unión Europea, son Malta e Irlanda. Ambos países mostrados como una pequeña rareza en el continente, pero sin relevancia para provocar un cambio moral. El Papa Juan Pablo II quiso provocarlo recuperando para ello a las naciones marianas (Polonia, España, Italia y Portugal), las únicas naciones europeas asentadas sobre una cultura y una sociedad uniformemente católica, aunque la práctica se vea reducida al tercio o la mitad. Portugal se perdió con la despenalización del aborto en el 2007 y la complicidad del Partido Socialdemócrata (centroderecha) con la izquierda. En Italia el catolicismo social ha recuperado posiciones y muestra una lucha transversal por eliminar la ley impuesta en 1978, que sería el modelo a seguir después en España. En Polonia, el anterior gobierno de coalición consiguió reducir el aborto de cien mil asesinatos a doscientos cincuenta. El aborto en Polonia se inicio en 1943, bajo la ocupación alemana, y a partir de 1956, con el gobierno comunista. Con la llegada de las libertades, el gobierno de coalición consiguió reducir el aborto, instruir a más de dieciséis mil maestros para ayudar a las adolescentes y apoyar a las familias. En la actualidad, el gobierno liberal, presionado por la Unión Europea se ve obligado a difundirlo, como fue el apoyo dado al aborto de una adolescente menor de edad, que se oponía a su “derecho” en contra del parecer de su familia y novio.

El papel de Polonia, donde el 52 % de la población es provida, debía servir para movilizar la conciencia de países como España. La importancia de nuestro país procede por ser el modelo ideal para experimentar, por similitud de cultura, para Hispanoamérica. Cuba, Puerto Rico y Belice son los únicos países proabortistas, a los que se ha sumado el caso de México Distrito federal y la Colombia de Álvaro Uribe. Los demás países se enfrentan a una dura lucha cultural, donde la defensa de la vida es primera línea de combate. En este punto los movimientos sociales provida españoles tienen un talón de Aquiles, se han mostrado muy beligerantes frente a la ley del aborto socialista, pero fueron mudos frente a la legislación del gobierno de Aznar, que abrió la sociedad española a la píldora RU-486 y a la investigación embrionaria. La vía no abolicionista del aborto, pretende encauzar al movimiento contestatario a aguas más tibias. La Iglesia Católica tendrá que volver hacer tronar su voz, para que sus ovejas no sean secuestradas por intereses electoralistas, y puedan defender con entera independencia la dignidad humana en su plenitud.

Editorial del Ya sobre la marcha de ayer en Madrid: Dictadorzuelos de la calle

marzo 30, 2009

Reproducimos a continuación por su interés, y por coincidir plenamente con la opinión de cuantos formamos Manifiesto por la Vida, la editorial del diario Ya de hoy, 30 de marzo, referente al comportamiento de los organizadores de la Marcha por la Vida de ayer en Madrid:

Pocas veces, muy pocas, se comporta el mundo católico como debe. Quizá sea esa la cuña que usan los enemigos de nuestra fe para hacernos daño, burlarse de nuestras lamentables contradicciones y festejar nuestra debilidad por todo lo alto. Allí donde debe haber humildad, acostumbra a haber prepotencia; donde tendría que brillar la sencillez, abunda el engreimiento; donde es obligado el amor al prójimo casi siempre observamos un indisimulado egoísmo. Será porque, como nos decía hace poco Miguel Ángel Velasco, “el Diablo hace horas extras” entre los cristianos, porque sabe que es ahí donde más puede conseguir.
Traemos a colación este comentario para relacionarlo con las manifestaciones provida de ayer, y especialmente con la que recorrió las calles de Madrid. La última ley abortista del gobierno de ZP, la bochornosa y esperpéntica comisión parlamentaria de expertos (que nunca fueron tales) y la nueva sensibilidad que, gracias a Dios, está empezando a renacer entre muchos miles de jóvenes a favor de la vida del nasciturus, eran circunstancias que hacían pensar en un rotundo éxito de la convocatoria, como así fue. Y desde un diario católico como es Diario YA no podemos hacer otra cosa que festejar ese éxito en lo que pueda servir para frenar el genocidio silencioso del aborto.
Pero hay circunstancias ciertamente penosas, incluso en una iniciativa tan bienintencionada como, seguro, fue ésta. La primera y principal es que los organizadores se crean con derecho a permitir o prohibir la presencia junto a los manifestantes de otros grupos que, quizá sin estar de acuerdo con algunos detalles de la convocatoria, sí compartan el motivo primordial del acto, esto es, el rechazo frontal al aborto. Llama mucho la atención esa vocación policial que les entra enseguida a algunos ciudadanos, dispuestos siempre a dar carnés de “buenos” o “malos” dependiendo de lo cerca o lo lejos que se esté de cierto partido político afín a ellos.
Empezamos a estar ligeramente hartos de estos petimetres de medio pelo, a los que no sabemos bien quién les ha dado autoridad para erigirse en confesores de la moral pública. Alguno cree que el hecho de llevar una camiseta de la organización de un acto cívico, una gorra o un delantal le da derecho a prohibir el paso de la gente, afear públicamente conductas ajenas, etc. Eso es muy español, por cierto, el complejo de Guardia Civil que tenemos todos (unos más que otros, bien es cierto) cuando alguien nos encomienda una pequeña tarea sin importancia en la que, al final, nos empeñamos en demostrar lo válidos que somos controlando a la chusma.
Lo dicho: a ver si se acaban ya los grupitos de privilegiados convocantes de marchas ciudadanas con derecho a ser dictadorzuelos de vía estrecha por unas horas. La calle es de todos y para todos, a las manifestaciones va todo el mundo al que le da la real gana ir (siempre que se comporte como es debido, por supuesto) y además se va como a uno le apetece, no uniformado con la ropa y las pancartas que deciden cuatro gatos. Ya está bien. Que luego somos los primeros en darnos golpes en el pecho para demostrar lo cristianos que somos…Ya está bien.

Entrevista en exclusiva para diarioya.es al productor y protagonista de “Bella”

diciembre 3, 2008
Por su interés copiamos la entrevista que le hizo el diario Ya a Edsuardo Verástegui el mes pasado:
Susana Ariza Rossy. 10 de noviembre. Dice Eduardo Verástegui que “la amistad es como un elevador: tus amigos te suben o te bajan”. Con él pasa algo parecido, lo que pasa con las personas que están cerca de Dios: sin quererlo, o queriendo, tira hacia arriba de la gente que tiene a su alrededor, sólo con su ejemplo hace que quieras ser mejor persona.

Ese espíritu, el mismo que le hizo decir a Juan Pablo II que la verdad se propone, no se impone, es el que ha conducido la producción de la película Bella. Igual que la productora que crearon él, Alejandro Monteverde y Leo Severino, Metanoia Films, su primera película, BELLA, pretende ser “una vela en el corazón de la gente, un punto de luz en medio de la oscuridad”:

“Es una historia basada en hechos verídicos. Una historia que no le dice a la gente qué hacer o qué no hacer. Es una historia real, una historia de amor que va más allá del romance.

Bella habla de muchísimas cosas: habla del perdón, habla de la reconciliación, habla de la amistad verdadera. Dos almas rotas que se juntan en Nueva York y se pasan 24 horas juntas, ayudándose la una a la otra para salir adelante y sanarse la una a la otra. Es una película muy abstracta, muy impresionista, con un lenguaje simbólico muy importante y que, además, le canta a la vida. Es una película que celebra la vida”.
Pero, ¿cómo se hace para, a través del arte, mostrar un valor, por ejemplo el dolor, como algo bueno sencillamente contando una historia?

Como lo hicimos en Bella. Este personaje que estaba en la cima de la montaña, lo tenía todo en la vida. Al menos, lo que él pensaba que era todo: dinero, fama y éxito. Algo le pasa en su vida muy doloroso, muy trágico, y José se convierte en un muchacho trabajador, callado, prudente, honesto, siempre buscando cómo ayudar a los demás, haciendo sacrificios para enfocarse en los demás siempre. Tú vas a ver una persona centrada, que no la puedes ni siquiera atacar, porque es una persona buena. Y esa bondad que nace de él fue producto de ese dolor.

Ahora, esto es una historia: Bella. Hay miles de historias que podemos contar de cómo el dolor, una tragedia junto a una familia, transformó a una sociedad. ¿Y cómo lo hacemos? Contando las historias. Todos tienen corazón, todos tienen sentimientos. En el momento en que tú empiezas a predicar en una película, a decirle a la gente: “esto es lo que tienes que hacer”, pierdes a la audiencia. Pero si cuentas una historia y cuentas los frutos de la historia, y cuentas las consecuencias de una cosa y las consecuencias de otra, de una manera muy artística, muy visual, todo el mundo entiende.

Insistes mucho en la idea de que es una historia de amor más allá del romance. ¿Qué diferencia supone con respecto a otras películas que a lo mejor sólo muestran el romance y no van más allá?

Es diferente. Yo creo que hoy en día la mayoría de las películas se enfocan mucho en el amor eros. Bueno, ni siquiera en el eros, porque es el eros pero completamente desordenado. En cambio, aquí estamos hablando de un amor ágape, el amor verdadero: cuando alguien está dispuesto a sacrificarlo todo, a morir por alguien sin esperar nada a cambio. Es el amor del sacrificio. No es la típica historia de amor dónde vas a ver unas personas que de pronto se enamoran y se casan y son muy felices… Acá vamos a ver una historia diferente, no hay un amor romántico sino un amor que tiene un ser humano a otro ser humano, de quererse ayudar el uno al otro. El amor que todo el mundo tiene que tener, el amar a tu prójimo como a ti mismo. Básicamente ésa es la historia de Bella.

También has hablado en muchas ocasiones de otro de los fines de Bella:

Elevar la dignidad de los latinos en Estados Unidos y en el mundo entero, dignidad que ha sido bastante atropellada por Hollywood y muchas veces por nosotros mismos: cuando nos involucramos en proyectos que ponen a los latinos como lo peor de lo peor: como bandidos, o delincuentes, como prostitutas o borrachos, o traficantes o asesinos, criminales, rateros, abusadores, o mujeriegos… pues, obviamente perjudicamos a nuestra comunidad. No somos parte de la solución, somos parte del problema. Terminamos envenenado, envenenándonos a nosotros mismos. Entonces, la idea de Metanoia Films es contar historias reales, artísticamente también que sean muy ricas, pero también películas que muestren el verdadero rostro de los latinos en Estados Unidos y en el mundo entero.

Y, ¿cómo llegasteis hasta aquí? ¿Cuándo decidisteis crear una productora con estos fines?

El cine, la televisión, la radio, Internet, las revistas, el periódico… los que trabajamos en esto tenemos una gran responsabilidad. Responsabilidad que, por ejemplo, yo no asumí por muchos años. Me tomó diez años de mi vida para abrir los ojos y darme cuenta, no solamente de que yo me sentía vacío, no solamente que me estaba sintiendo mal, no era feliz y estaba solo, sino que también estaba siendo parte de este problema, en lugar de la solución, y, en mi opinión, estaba tal vez envenenando a nuestra sociedad sin darme cuenta, por ignorancia.

Gracias a Dios, a través de personas que conocí y de reflexionar y cuestionarme muchas cosas, por la gracia de Dios me di cuenta de que ése no era el camino. Le prometí a Dios que jamás volvería a trabajar en un proyecto que ofendiera mi fe, mi familia o mi comunidad latina. Y también le pedí ayuda: “ésa es mi intención, solo no voy a poder”.

Es por eso que, como católico, tuve que poner mi fe en el centro de mi vida, cosa que no había hecho antes. He sido católico toda mi vida, desde que me bautizaron, pero mi fe no era el centro de mi vida. Y no porque no quisiera, sino por ignorancia, porque no conocía mi fe. Uno no puede amar y servir lo que uno no conoce.

Ahí es dónde empieza este estudio de conocer mi fe de una manera más profunda: estudiar filosofía, teología, apologética… y ahí es cuando yo pongo a Dios, mi fe, en el centro de mi vida. Todo lo que yo hago es inspirado por Él y para Él. Es por eso que voy a Misa todos los días, rezo el Rosario todos los días… para poder sobrevivir en ese ambiente. Y para poder caminar hacia adelante, con los pies bien puestos sobre la Tierra y con los ojos en Él, arriba en el Cielo.

Me quedó muy claro hace seis años que el propósito de mi vida no es el de ser una estrella de cine, o ser famoso como yo lo pensaba antes. El propósito de mi vida es conocer, amar y servir a Dios. Todos somos llamados a ser santos. La santidad es lo que tenemos que alcanzar y lograr con ayuda de Dios a través de los sacramentos y la oración, y trabajando, poniendo tus talentos al servicio de los demás: tratar de caminar con espíritu de gratitud, de servicio, de humildad, y pedirle que me ayude para poder trabajar utilizando un talento y sirviendo a nuestra sociedad y contribuyendo de una manera positiva para que este mundo sea un mundo mejor. Eso es lo que trato de hacer.

¿Por eso creasteis Metanoia Films, porque, como la Madre Teresa de Calcuta, preferís encender una vela que maldecir la oscuridad?

Claro, no estamos en Hollywood para maldecir la oscuridad, sino para ser una luz en la oscuridad. Y eso es lo que tratamos de hacer con Metanoia, prender una veladora en los corazones de la gente.

Metanoia es una palabra en griego que tiene dos significados: el significado científico es cuando el planeta Tierra gira hacia el sol para poder tener un día, tener la luz del sol para poder ver. Ésa luz en la oscuridad, ésa rotación de la Tierra hacia el sol, le llaman los científicos Metanoia.

El significado espiritual es conversión, arrepentimiento, cambio. Darte cuenta de que hiciste algo malo, y te arrepientes, eso es una luz en la oscuridad. Es como estar utilizando tus talentos de una manera egoísta y lastimando a la gente, y de pronto te das cuenta de que eso estaba mal, te arrepientes y, después de eso, retomas un nuevo camino con espíritu de servir.

¿Y cuál es la oscuridad que pretendéis combatir? Bueno, combatir no, porque vosotros lo planteáis en positivo…

¿Qué oscuridad? Bueno, hay mucha oscuridad hoy en día. ¿A qué me refiero con esto? Las guerras injustas, los celos, la ambición desmedida, la mentira, la manipulación, el egoísmo… ese tipo de oscuridad. El rencor, el odio, la falta de humildad…

Yo creo que la mejor manera de hacerlo es amando más y juzgando menos. Por eso es muy importante evitar palabras como ataque, en contra, eliminar… que ya de entrada te encasillan en algo negativo, y aquí es lo opuesto: crear un ambiente positivo, un ambiente de amor, de luz, de servicio; crear un apostolado de amistad. Todos somos hijos de Dios, por eso todos debemos ser amados y respetados, aunque en muchas ocasiones a lo mejor no estemos de acuerdo en algo, eso no me hace a mí faltarte al respeto o insultarte. Por eso, los diálogos en un ambiente sano y educado son muy importantes para llegar a la plenitud de la verdad. Finalmente, todo ser humano quiere ser feliz y todo ser humano quiere amar y ser amado. Entonces, ¿cómo ayudarnos para lograr nuestro objetivo y nuestro propósito en la vida? Es por eso que para mí el arte es muy importante, porque puedes aprovecharlo como una plataforma, como un medio para poder contar historias, y que las historias cada uno las platique y de alguna manera se pueda elevar el intelecto de la audiencia hacia lo que es bueno, bello y verdadero.

Los valores que tocamos son valores universales. Yo creo que es una película con un tema bastante universal, porque el dolor es un lenguaje universal, el amor es un lenguaje universal, todo lo que toca Bella son valores elementales que, hoy en día, tristemente, se están perdiendo en nuestra sociedad, esencialmente en la juventud. Entonces, de alguna manera, lo que también pretendemos es rescatar esos valores, reafirmar esos valores a través del cine, contando historias divertidas, historias que te hagan reír, te hagan llorar, te hagan reflexionar, te hagan pensar…

Ésa es la idea: películas que tengan un impacto positivo en la sociedad.

Eso es lo que han hecho con Bella: “una película que yo espero que cuando la gente la vea se vayan valorando la vida, se vayan reflexionando sobre cosas importantes, como una de ellas el perdón. Amar más y juzgar menos. Quejarse menos en la vida. Que se vayan valorando la vida. Claro, entretenidos, pero también movidos y tocados. Que se vayan con una vela prendida en el corazón, queriendo ser mejores seres humanos. El arte para mí tiene que sanar, y Bella es como un curita, es un curita que traspasa el pecho de la persona y lo coloca en el corazón, en alguna herida que el corazón pueda tener”.

Una nueva web provida: www.eligelavida.net

octubre 15, 2008

Reproducimos esta noticia aparecida en el Diario Ya:

Patricia Velo es una madrileña de 40 años, madre de familia y Licenciada en Derecho, que desde siempre ha tenido clara la importancia de defender la vida humana desde el momento de la concepción. Convencida de que el esfuerzo de muchos puede lograr un cambio en la actual legislación que permite prácticamente el aborto libre, Patricia ha impulsado una web, llamada www.eligelavida.net, con pocos medios pero mucha ilusión. Con la esperanza de conseguir un mañana donde todos seamos conscientes del valor genuino de la vida humana.

¿Cómo se le ocurrió sacar adelante esta web?

Hace algunos años el Papa Juan Pablo II, hablando de las extraordinarias posibilidades que ofrece Internet, nos exhortaba a los católicos a “cruzar intrépidamente este nuevo umbral y a entrar en lo más profundo de la red” para trabajar en el gran compromiso de transmitir el Evangelio. Para nosotros, este compromiso se centra ante todo en la defensa de la vida del ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural.

Estamos viviendo un verdadero “boom” de asociaciones en defensa de la vida, parece que algo está cambiando, ¿no?
Eso parece. Ojalá no se quede todo en un ataque político al gobierno por su amenaza de ampliar la ley del aborto. Lo importante es dar a conocer la tragedia que hay detrás de todos los ataques a la vida humana, ya sea mediante el aborto, la eutanasia, la selección embrionaria o el auxilio al suicidio. El que la gente esté más concienciada es importante, porque en estos temas no caben medias tintas.
¿Qué novedad aportan ustedes con su web en el panorama actual de estas asociaciones provida, en qué se diferencian?
Creo que las asociaciones provida realizan una misión muy importante, aportando soluciones prácticas a hechos concretos: asistencia a madres embarazadas o en situación de conflicto familiar, ayuda a quienes no pudiendo o no deseando quedarse con su hijo pretenden darlo en adopción, formación de jóvenes, etc. Sin embargo, pienso que existe otra labor por hacer, y es romper de una vez con esta “cultura de la muerte” que lleva, por ejemplo, a muchos padres a matar a su propio hijo cuando saben que va a nacer con un defecto congénito, como si ello lo privara de su dignidad humana. Y esto se realiza, no lo olvidemos, con el beneplácito del resto de esta sociedad utilitarista. Cambiar esta forma de pensar tan arraigada en el relativismo es difícil, y ese es nuestro objetivo. Defender la vida hasta sus últimas consecuencias. No aceptamos que se diga que en estos temas debe haber un consenso social.
¿Cree que la ley que prevé sacar el Gobierno de Zapatero aumentará aún más el número de asesinatos de niños no nacidos?
Es probable, ya que si se facilitan aún más las cosas, el número de muertes inocentes lógicamente aumentará. Pero no olvidemos que, a pesar de que en España el aborto es todavía un delito, despenalizado solo en ciertos supuestos, nos hemos convertido en el abortorio de Europa. Con ello quiero decir que no basta con impedir la ampliación que pretende el PSOE. Hay que luchar para que la actual ley sea derogada. La píldora abortiva, la selección embrionaria, y otros “logros sociales” son ataques directos a la persona, y debemos intentar despertar la conciencia social para que esto pare.
Mucha gente se pregunta qué puede hacer, en su ámbito particular, para ayudar a luchar contra el aborto…, ¿cuál sería su respuesta?
Cada día se multiplican más las amenazas contra la vida humana, sobre todo contra la vida de los ancianos, discapacitados e indefensos. Y la falta de solidaridad que la sociedad demuestra con los más débiles es una tragedia. Siempre ha habido ataques a la vida, pero ahora estos están “legalizados” y comúnmente aceptados. Antes, la conciencia colectiva nos decía que matar a un niño no nacido era un mal. Ahora, se exige que sea un “derecho”, ante la aceptación o el silencio culpable de la sociedad. Pienso que lo fundamental es cambiar esta mentalidad relativista que lleva a la gente a pensar que todo vale. Es preciso movilizar a todos los que comparten estos valores para promover activamente, cada uno en su entorno, la “cultura de la vida”. Practicar por ejemplo la objeción de conciencia en el tema del aborto, es esencial.
¿Cómo puede cualquier persona ponerse en contacto con ustedes, o ayudarles en su labor diaria a favor de la vida humana?
En “eligelavida” tenemos una sección de comentarios donde aquel que lo desee puede enviarnos sus críticas o sugerencias. Hemos recibido cartas conmovedoras de madres que han sabido superar la presión social y se encuentran felices criando a sus hijos. Además, vamos a abrir un foro en nuestra sección “Breves reflexiones de cada día”, para tener un contacto más estrecho con nuestros visitantes. Por último, pueden escribirnos a eligelavida.net@gmail.com.

Campaña para impedir que se declare el “derecho al aborto” en la ONU

octubre 9, 2008

El Diario YA, anuncia y se adhiere a la campaña del Catholic Familiy and Human Rights Institute para evitar que el aborto sea reconocido como un “derecho humano”.

La C-FAM (el único grupo pro-vida que trabaja exclusivamente en política social de la ONU) está recogiendo firmas para presentar ante la ONU,  e impedir que, por la presión de grandes grupos pro-abortistas , se declare en el 60º aniversario de la Declaración de Derechos Humanos, el 10 de Diciembre, el “derecho al aborto” como un derecho más.
Usted puede sumarse a esta campaña, si lo desea, dejando su firma en este enlace

Desde Manifiesto por la Vida nos adherimos a esta campaña y animamos a todos nuestros lectores a que también se sumen a ella

Las mentiras del aborto

septiembre 23, 2008

 

Copiamos a continuación un artículo de opinión aparecido recientemente en el diario digital “Ya”, por su claridad y su su interés:

En esta semana, en la que en el parlamento que se inventó para que los representantes del pueblo discerniesen la consecución del bien común de sus representados, se ha empezado a discernir como incrementar el holocausto del aborto, puede venir bien recordar algunas “mentiras del aborto”
Es mentira lo de la “interrupción libre del embarazo”, porque ni se interrumpe nada (técnicamente “se mata”  a un ser humano por asfixia, aplastamiento o envenenamiento), ni es libre, porque en la mayoría de los casos esta condicionado por la terrible presión de millonarios traficantes de la muerte, como el doctor Morín.
Es mentira que existe un derecho al aborto fundamentado en la “libre elección” (este es el lema), porque en el fondo todo acto moral, o inmoral, es consecuencia de una libre elección. También el terrorista podría recurrir a ese supuesto derecho, porque mata en virtud de una “libre elección”. Es mentira que en España el Estado no pague los abortos, incluso los ilegales, porque aunque estos se lleven a cabo en clínicas privadas, estas no sólo se aconsejan desde las clínicas públicas, sino que además se aconseja acudir a fundaciones públicas que, con el dinero de todos, subvencionan los costes de este crimen.
Es mentira que la actual ley proteja al nasciturus, aunque este formulada como tal, abriendo la puerta en la práctica a todos los posibles casos de aborto en virtud de unas supuestas excepciones que quedan despenalizadas.
Es mentira el supuesto debate filosófico sobre el momento en el que existe la vida humana, porque tanto como vitalmente, nadie duda en realidad de que el aún no nacido es un niño. ¿Han oído alguna vez a alguna madre que antes de dar a luz, durante toda la gestación, hable de él como de un trozo de carne?
Y por último, es mentira que el aborto sea la respuesta a un problema. A lo que responde es a una estrategia, la estrategia de la cultura de la muerte, que tiene al aborto como su buque insignia, y que no reconoce la dignidad del hombre por se hombre, y por tanto la del anciano, la del discapacitado, la del pobre, sino sólo de algunos, los útiles y dóciles al poder.