Posts Tagged ‘E-Cristians’

El criminal Morín se enfrenta a más de 300 años de cárcel

septiembre 22, 2011
El criminal Morín, detenido

El criminal Morín, detenido

La Audiencia de Barcelona juzgará al cri,inal abortista Carlos Morín y a 11 de sus colaboradores, entre ellos su esposa, por practicar más de cien abortos ilegales en sus clínicas de la capital catalana. La Fiscalía solicita para él una pena de 309 años de prisión, y entre 50 y 200 años para los acusados de colaborar con el abortista peruano, entre ellos psiquiatras, anestesistas y ginecólogos que practicaron abortos a pacientes en avanzado estado de gestación, superadas las 14 semanas que marca la ley. La Fiscalía les acusa de los delitos de aborto ilegal, falsedad documental y asociación ilícita.
Según las conclusiones del Ministerio Fiscal, Morín y su esposa crearon una “estructura estable y permanente” a través de varias clínicas que gestionaban en Barcelona, dedicada de forma casi exclusiva a realizar abortos provocados “sin sujeción a ningún requisito legal ni ningún plazo temporal” y con un “único afán desmedido de lucro”. El auto de la juez añade que este criminal obtuvo “ingentes ingresos en metálico con los que atendía las necesidades y gastos de material y personal de las expresadas clínicas y podía mantener así un elevado nivel de vida disponiendo como vivienda de una lujosa mansión en Sant Cugat del Vallès”.
El caso se destapó en 2006 a raíz de un reportaje emitido por la televisión pública danesa, que acusaba al negociante del aborto peruano de practicar abortos ilegales a mujeres embarazadas de hasta más de siete meses a cambio de 4.000 euros. Según la Fiscalía, el negocio alcanzó una “gran difusión” no sólo en Barcelona, sino también en el resto de España y Europa, de donde acudían muchas pacientes que no habían podido matar a sus bebés en sus países de origen.
Los negocios de abortos de Morín y su esposa, María Luisa Durán, alteraban las ecografías de las pacientes y hacían constar una edad del feto menor a la real para ocultar los abortos ilegales. Según el escrito de la Fiscalía, entre los 101 abortos ilícitos que se imputan a Morín y su esposa constan algunos casos de gestaciones muy avanzadas, como una paciente embarazada de 33 semanas a la que se detectaron anomalías en el feto, así como otras en la semana 29, 28 o 27.
Los negocios Ginemedex y TBC efectuaban los abortos acogiéndose al primer supuesto legal de la anterior ley del aborto: que el embarazo implicara un riesgo grave para la salud física y psíquica de la gestante. Las pacientes, sin embargo, no recibían la visita de un psiquiatra, y era el personal del propio centro el que rellenaba los tests para evaluar el estado mental de las mujeres. En otros casos, los abortos se practicaban acogiéndose al supuesto legal de que el feto nacería con graves deficiencias, pero, según añade la fiscal, a los expedientes no se incorporaba ningún dictamen médico que lo acreditara.
En las entradas y registros practicados en las clínicas de Morín se intervinieron un total de 2.780 expedientes de abortos, así como unos dispositivos para la evacuación de restos biológicos, entre ellos un desagüe de grandes proporciones, en el que se encontró ADN nuclear humano. De entre los expedientes, finalmente se investigaron 167 abortos, pero el Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, que dirigía la investigación, acordó el pasado febrero archivar medio centenar de casos que serían legales de acuerdo con la nueva ley de interrupción del embarazo que entró en vigor en julio de 2010.
Tras la fase de instrucción, la juez ha acordado la apertura del juicio oral. En el proceso ejercen como acusación particular la asociación católica E-Cristians, el partido social-cristiano Alternativa Española, el Colegio de Médicos de Barcelona y el Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro.

El criminal abortista Carlos Morín y su mujer, a la salida del juzgado, con militantes del partido Social Cristiano AES.

En un comunicado hecho público la semana pasada Alternativa Española dice no poder más que “felicitarse por la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción nº 33 de Barcelona de abrir juicio oral contra el doctor Morín y varios de sus colaboradores, hasta sumar una docena de imputados, por los delitos de aborto ilegal, intrusismo, falsedad documental y asociación ilícita”. Desde el partido social cristiano recuerdan que AES ha estado presente en el denominado “caso Morín” presentando denuncias contra el mismo en cuanto se conocieron los hechos y se ha personado en la causa como acusación y como tal figurará en el juicio.
AES quiere resaltar “que la elevada petición de pena presentada por la fiscalía, 309 años de prisión para el doctor Morín y entre 50 y 200 para sus colaboradores, viene a demostrar que teníamos razón al impulsar las acciones legales contra este individuo y su lucrativo negocio”.
Sin embargo, desde la organización política católica se lamentan “de que sólo se le procese por algo más de un centenar de casos de abortos ilegales y que algunos de los casos se hayan desechado por que, pese a que no lo eran cuando se cometieron, se considera que con la nueva ley ya no cabe la ilegalidad”.

Anuncios

Piden 345 años de prisión para el criminal abortista Morín

abril 30, 2011

La acusación particular de e-cristians en el caso contra el doctor Carlos Morín, acusado de realizar abortos ilegales en sus clínicas, ha pedido 345 años de cárcel por los 115 abortos que le imputa la juez. E-Cristians ha informado mediante una nota de prensa del contenido de las calificaciones de la acusación particular que ejerce en el caso del doctor Morín y los otros doce imputados por realizar presuntamente abortos ilegales. Esta entidad católica ejerce la acusación particular, junto con el partido social cristiano Alternativa Española, el Colegio de Médicos de Barcelona y el Centro Jurídico Tomás Moro.
El juicio dirimirá la culpabilidad del doctor Carlos Morin, su esposa María Luisa Duran Salmerón y otros 11 colaboradores, entre psiquiatras, anestesistas y profesionales que practicaron o permitieron los abortos.
Las penas que pide E-Cristians para Morin como principal imputado por esos abortos ilegales son de 345 años de prisión y 690 años de inhabilitación para ejercer la medicina como autor, coautor o cooperador necesario.
También le reclaman, por cooperación necesaria en dos delitos de intrusismo, 24 meses de multa; por delito continuado de falsedad documental, cuatro años y seis meses de prisión y multa de dieciocho meses.
Además, por su calidad de fundador y director de una asociación ilícita, se enfrenta a cuatro años de prisión y una multa de veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por doce años.
El pasado mes de febrero la titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona dio por finalizada la investigación de abortos en las tres clínicas barcelonesas del doctor Morín y le imputó a él, a su esposa y a 11 colaboradores un total de 115 abortos ilegales.
En esta causa judicial, destapada a raíz de un reportaje de la televisión danesa, se intervinieron 2.780 historias clínicas de pacientes sometidas a interrupciones voluntarias del embarazo en la clínica Morín, de las que finalmente acabaron investigándose 167.
Tras la entrada en vigor de la nueva ley del aborto, que ampara la eliminación de bebés hasta las 14 semanas de gestación y hasta las 22 en el caso de riesgos para la gestante o el feto, la juez acordó el sobreseimiento libre de una cincuentena de casos que ahora son legales, aplicando el principio de retroactividad de las leyes.

20110430-191913.jpg

La juez imputa a Morín y a su equipo por 115 abortos ilegales

febrero 23, 2011

El criminal Morín a la salida de los juzgados, ante activistas provida de Alternativa Española

La titular del Juzgado de Instrucción número 33, Elisabet Castelló, ha imputado al médico peruano Carlos Morín y a una docena de sus colaboradores un total de 115 abortos ilegales más allá de las 14 semanas de gestación, presuntamente practicados en sus dos clínicas –TBC y Ginemedex– en 2007, tras finalizar la investigación del caso.
En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la juez ve indicios de que los acusados pudieron cometer delitos de aborto ilegal, falsedad documental, intrusismo y asociación ilícita.
Morin, directa y personalmente o por medio de los médicos que empleaba en sus clínicas, “practicó intervenciones para la interrupción del embarazo a una pluralidad de pacientes, siendo ilegal en todos los casos”, ya que, según el auto de la juez, no se cumplían los requisitos exigidos en la antigua ley –peligro alguno para la vida y salud de la embarazada, violación o graves taras físicas o psíquicas del feto–.
En ninguno de los 115 casos que recoge el auto se cumplen tampoco las condiciones de la nueva ley, que entró en vigor en julio de 2010, ya que sigue manteniendo la penalidad de los abortos practicados después de las 14 semanas, salvo que se den las circunstancias anteriores.
Por ello, se ha excluido de la imputación los abortos que se practicaron en embarazadas de hasta 14 semanas.
Durante el 2007, en que se produjeron los abortos ilegales, Morin explotaba las dos clínicas junto a su mujer, también imputada, y tenían como colaboradores al resto de acusados, que ejercían funciones de ginecólogos, anestesistas y psiquiatras.
Además, la juez apunta a que Morín disponía de la colaboración de otra de las imputadas, Virudes S.V., que trabajaba como administrativa en una clínica de una antigua socia del médico –autorizada para la práctica de abortos a embarazadas de primer trimestre–, que le derivaba a todas las pacientes que excedían del límite, cobrando una comisión.
De esta forma, los psiquiatras imputados emitían dictámenes falsos sin visitar a las pacientes en los que certificaban que se encontraban en “una situación de grave peligro para su salud psíquica”, para evitar que el aborto fuera punible en relación al antiguo artículo del Código Penal, ahora derogado.
La juez considera que existía una asociación entre todos los imputados de manera permanente y estable para la práctica de abortos sin cumplir ninguno de los requisitos legales, todos ellos actuando bajo las órdenes de Morín, que controlaba la actividad económica de los centros y podía mantener un elevado nivel de vida.
Tras finalizar la instrucción, la juez ha instado a las acusaciones –el Ministerio Fiscal, y las acusaciones particulares Asociación E-Cristians, Alternativa Española, Colegio de Médicos de Barcelona y Centro Jurídico Tomás Moro– a que formulen escrito de acusación para abrir el jucio oral o pidan de forma excepcional la práctica de alguna otra diligencia.
La trama de abortos ilegales salió a la luz en octubre de 2006 tras la emisión de un reportaje de investigación de la televisión danesa DR, que alarmaba sobre presuntas interrupciones del embarazo más allá de las siete semanas. El caso generó revuelo en la opinión pública, tras conocerse que el médico peruano había practicado abortos a menores de 13 años; utilizaba máquinas trituradoras para deshacerse de los fetos; los ginecólogos que trabajaban para Morín cobraban hasta 8.000 euros al mes, y que el médico, aquejado de la infección del VIH, practicaba las operaciones con otro nombre.Tras el registro de las clínicas del médico a finales de 2007, la Guardia Civil detuvo a Morín, su esposa y otros cuatro colaboradores, y más adelante la juez ordenó la detención de otros siete médicos, todos los cuales quedaron en libertad provisional.

E-Cristians pide cese de Ministra por declarar que el feto no es humano

mayo 25, 2009

La asociación E-Cristians pidió al Presidente José Luis Rodríguez Zapatero cesar a la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quien esta semana declaró en una entrevista concedida a la Cadena SER que un feto de 13 semanas de gestación no es un ser humano.
Al ser cuestionada por un oyente sobre si un feto de trece semanas es un ser vivo, Aído respondió: “Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica”.
Ante la polémica suscitada en el país, E-Cristians recordó que “la ciencia actual a través del descubrimiento del ADN, y las tareas de investigación desarrolladas, ha dejado sentada la identificación de cada especie a través de su huella genética, de tal manera que puede deducirse la especie a la que pertenece un ser vivo y, por consiguiente, sus características generales, a través de un pequeño resto biológico”.
“Al margen de cualquier consideración de filosofía y de creencias, la evidencia científica incuestionable es la siguiente: el feto, y antes el embrión engendrado por una mujer, es un ser vivo que pertenece a la especie humana. De lo contrario se daría el absurdo que la especie humana engendraría seres vivos inicialmente indeterminados en cuanto a su especie. Si se practica un análisis de ADN sobre el feto, éste será el único resultado posible. Más todavía, si se repite el análisis transcurridos 50, 80 años después de su muerte, el resultado será idéntico”, agregó y precisó que “en este sentido en nada se diferencia un feto de la Ministra Aído, a ambos se les supone que pertenecen a la especie Sapiens”.
“Las declaraciones de la Ministra Bibiana Aído afirmando que se trata de un ser vivo no humano, que no es un ser humano, o bien expresan una falta tan extremada de conocimientos que la hace incompatible con el ejercicio de su alta responsabilidad, o bien es poseedora de una ideología reprobable por peligrosa, por las repercusiones sociales que posee tal forma de pensar. Precisamente, Europa ya experimentó desgraciadamente los males que ocasionaron aquellos que distinguieron distintas calificaciones para la vida humana”, indicó.

Gobierno terminaría protegiendo a criminales abortistas como Morín, advierte E-Cristians

marzo 13, 2009

El delincuente Carlos Morín a la salida de los juzgados de Madrid hace un año, tras declarar por evasiónb de impuestos y blanqueo de dinero

El delincuente Carlos Morín a la salida de los juzgados de Madrid hace un año, tras declarar por evasiónb de impuestos y blanqueo de dinero

La plataforma E-Cristians advirtió que tal como se configura la nueva ley del aborto, esta “representará una casi amnistía” para el siniestro criminal Carlos Morín “y los implicados en su caso”, de realizar abortos ilegales en Barcelona hasta el octavo mes de gestación.
En un comunicado, E-Cristians también denunció que la futura ley del aborto, que propone entre otras cosas el aborto libre hasta las 14 semanas, “tal y como han sido presentados por la Ministra de Igualdad (Bibiana Aído), son frontalmente anticonstitucionales porque ignoran la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre esta materia”.
La plataforma recordó que el ordenamiento español señala que “existe vida humana desde el momento de la concepción” e indica que es deber del Estado velar por su desarrollo. Además, “establece que los derechos de la mujer no pueden prevalecer sobre el nasciturus, excepto en casos concretos relacionados con su dignidad y el riesgo de enfermedad grave”, ello, indicó, “también hace imposible una ley de plazos”.
El comunicado también recordó que “en todo el mundo occidental el aborto está prohibido o penado en uno u otro momento de la gestación”, y que incluso en Holanda, “el país con una legislación más permisiva”, considera un homicidio por infanticidio el aborto que se produce más allá de la semana 25.
E-Cristians advirtió que “promulgar la despenalización total del aborto es garantizar su absoluta impunidad en cualquier momento de la gestación”, y que el Gobierno socialista “incurrirá en una grave responsabilidad sobre la legitimidad de los poderes del estado si aprueba un proyecto de ley como el anunciado por la Ministra (Aído) y lo envía al Congreso de Diputados”.

E-cristians exige al gobierno catalán informar a víctimas de abortista

octubre 10, 2008
El criminal Carlos Morin en una de las salas en las que cometia los delitos de aborto, y en las que pudo transmitir el SIDA a sus victimas.

El criminal Carlos Morín en una de las salas en las que cometía los delitos de aborto, y en las que pudo transmitir el SIDA a sus víctimas.

La asociación E-Cristians, con sede en Barcelona, ha exigido esta semana al Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña (España) que informe del riesgo potencial a las mujeres que abortaron en las clínicas del oscuro criminal Morín.

Carlos Morín, uno de los más conocidos y militantes médicos abortistas de España, fue arrestado y encausado judicialmente por realizar abortos en condiciones precarias y fuera del marco de la ley tras una denuncia del partido social cristiano Alternativa Española. El escándalo Morín, que puso en evidencia la falta de control de las autoridades sobre las clínicas abortivas en España, se complicó aún más cuando se hizo público que Morín había venido realizando abortos –entrando en contacto con la sangre y fluidos de las mujeres– ocho años después de haber contraído el SIDA.

En un comunicado, E-Cristians “exige al Departamento de Salud de la Generalitat explicaciones del por qué oculta el hecho de que el Dr. Morín está infectado por el virus de la Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) y exige que haga una alerta dirigida a los miles de mujeres que han pasado por sus clínicas, tal y como ha hecho el Ministerio de la Salud de Francia con las mujeres que vinieron de aquel país a abortar en las citadas clínicas”.

E-Cristians denuncia además que en contra de la afirmación del Departamento de Salud de la Generalitat en el sentido que “no se ha llegado a demostrar si Morín tiene el SIDA”, el Departamento que dirige la Sra. Marina Geli tiene conocimiento oficial de ello desde el 11 de junio del 2001.

Más información: secretaria@e-cristians.net