Posts Tagged ‘EEUU aborto’

Frenan aborto tras 20 semanas de embarazo

abril 16, 2010

El gobernador de Nebraska, David Heineman (en primer plano), revisa las leyes aprobadas sobre la protección de los fetos a las 20 semanas de gestación

Los defensores de la vida lograron una victoria en el estado norteamericano de Nebraska. El gobierno de ese estado del centro de la Unión Americana aprobó el martes dos leyes que impiden la interrupción del embarazo después de 20 semanas de gestación. Desde luego se trata de una medida completamente insuficiente para defender la vida de los seres humanos en gestación, pero al menos es un freno a la escalada del genocidio abortista.
“Nebraska tiene interés en proteger la vida de los niños por nacer. A las 20 semanas un bebé está bien formado…”, dijo el portavoz de la Legislatura de Nebraska, Mike Flood.
Nebraska es el primer estado en prohibir el aborto basado en el concepto controversial de que el feto ya puede experimentar dolor a las 20 semanas de gestación. La ley estatal, que entrará en vigor el 15 de octubre, ya tiene efecto aunque cada caso es diferente, según los legisladores.
La legislación llamó la atención a escala nacional de los grupos pro muerte, que lo consideran como un desafío directo al caso Roe vs. Wade, que legalizó el aborto en 1973 en todo el territorio estadounidense. La presidente del radical Centro de Derechos para la Reproducción (CRR, por sus siglas en inglés), uno de los más despiadados grupos de presión promuerte de los EEUU, Nancy Northup, expresó a la cadena de televisión ABC News que la decisión de Nebraska era contraria s los deseos de los activistas pro aborto, además de desafiar a la Corte Suprema estatal.
Por su parte, la abortisa radical y feminista rabiosa, Kathryn Kolbert, consejera en derechos civiles del Barnard College, argumentó que la legislación niega el acceso legal de las mujeres al aborto:
“Esa decisión, aunque permitirá el aborto, interfiere en las opciones constitucionales de las mujeres sobre la vida del bebé”. Es decir, que hasta los propios abortistas reconocen que el bebé tiene vida, pero su feminismo les exige reclamar el derecho de la madre a terminar con ésta.
Lamentablemente, la Corte Suprema de Nebraska reiteró que el aborto es legal antes de que el feto llegue, de acuerdo con los médicos, a entre 24 y 28 semanas de la etapa del embarazo, incluso que ya puede vivir fuera del útero.
Otra abortista despiadada, Jordan Goldberg, se expresaba así ante la posibilidad de que algunos bebés salven sus vidas por la defensa legal que tendrán a partir de la semana 20: “Lamentó mucho esa decisión. Las complicaciones en el embarazo pueden afectar la vida de la madre y con esa nueva ley ya no podría abortar después de cumplir las 20 semanas. Sólo un médico puede decidir si permite o no el aborto”.

Miembros del partido de Obama anti-aborto dispuestos a hundir reforma de la salud

marzo 5, 2010

El abortista Obama junto con el antiabortista Bart Stupak, ambos del partido demócrata. El segundo puede tumbar la reforma sanitaria del primero por incluir la financiación pública del aborto.

Un parlamentario estadounidense afirmó este jueves que ciertos representantes demócratas en el Congreso que se oponen a legalizar el aborto estaban dispuestos a hundir la reforma del sistema de salud del presidente Barack Obama si no incluía una cláusula que ellos exigen.
«Quiero una reforma del sistema de salud, pero no vamos a abandonar ciertos principios y ciertas convicciones que son importantísimos a nuestro juicio», advirtió el representante demócrata Bart Stupak en el canal de televisión ABC.
Stupak añadió que él y otra docena de congresistas demócratas estaban «dispuestos a tomar sus responsabilidades» y a impedir la adopción de la reforma, uno de los proyectos emblemáticos de la primera parte del mandato de Obama, si no incluye la prohibición de lo que consideran como financiamientos federales a favor del aborto.
Stupak dijo que no votaría a favor de la versión de la reforma adoptada el año pasado por la Cámara de Representantes hasta que se le agregara esa disposición y criticó fuertemente la versión del Senado que no incluía dicha restricción.
El presidente Obama, que se inspiró en la versión del Senado para elaborar su propio texto, declaró el miércoles que quería un voto final «en las próximas semanas» sobre esta reforma, y si fuera necesario, «con mayoría simple», pasando por alto la obstrucción de los republicanos.

Un anuncio provida en el momento de más audiencia de la Televisión en EEUU

febrero 8, 2010

El grupo cristiano «Focus on the Family» publicó este fin de semana, durante el descaso del evento deportivo más visto en EEUU, la «Superbowl» un anuncio de contenido provida.
Entre los partidarios de la cultura de la muerte, semejante hecho ha sido tenido por una provocación, y han vertido todo tipo de críticas contra la CBS, cadena que emitía el evento.
Aquí el video:

El Presidente del Tribunal Supremo de los EEUU abre la puerta a la revocación de la sentencia que permitió legalizar el aborto

enero 28, 2010

Jonh Robets, jurando su cargo ante el abortista Obama

John Roberts, presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, declaró la semana pasada que dicho tribunal no dudará en revocar sus propias sentencias, emitidas años atrás, si de esa manera se protegen mejor los cimientos constitucionales sobre los que está edificada la nación norteamericana. De esa manera, se abre la puerta a la revocación de leyes que, como la del caso Roe v. Wade, permitieron la legalización del aborto en dicho país.
Roberts ha explicado que aunque lo normal es que el Supremo no revise sus sentencias, no existe ninguna regla que indique que el tribunal que preside deba atenerse automáticamente a la última sentencia dada sobre cualquier tema.
Y puso como ejemplo que, en caso contrario, la segregación racial seguiría siendo legal, el salario mínimo sería inconstitucional y el gobierno podría realizar escuchas telefónicas a sospechosos sin obtener previamente autorización de un juez.
Roberts cree que no basta con constatar que sobre tal o cual tema hubo una sentencia y aboga porque, sobre todo en asuntos de vital importancia, el tribunal se asegure de que las sentencias pasadas fueron correctas.
Las declaraciones del presidente del Tribunal Supremo estadounidense han sido recibidas con agrado por los grupos pro-vida del país, que ven la posibilidad de que el aborto pueda volver a ser ilegalizado o, al menos, que se permita a algunos estados promulgar leyes contra el mismo.
Según recientes encuestas, son cada vez más los norteamericanos que se oponen radicalmente al aborto o al menos lo ven como un mal moral.

La Marcha por la Vida en Washington, retransismitida por EWTN

enero 22, 2010

El canal católico EWTN transmitirá en vivo este 22 de enero la tradicional Marcha por la Vida que se realizará en esta capital y que, dicen los organizadores, debido a la política abortiva de Barack Obama de financiar este crimen más allá de las fronteras americanas, «se ha convertido en la Marcha Mundial Por la Vida». Según señala la nota de prensa, el canal transmitirá la Misa por la Vida que se realizará a las 7:30 a.m., hora Washington (6 horas más en España peninsular) en la Basílica de la Inmaculada Concepción que será presidida por Monseñor Timothy Paul Andrew Broglio, Arzobispo Castrense de Estados Unidos.
Tras la Eucaristía, EWTN realizará al mediodía (hora Washington) una «cobertura completa, en vivo, del más importante evento del año: La Marcha por la Vida 2010» a través de entrevistas, paneles y mensajes de diferentes líderes de asociaciones pro-vida en EEUU.

Por otra parte, Vida Humana Internacional (VHI) dio a conocer que realizará en el Hotel Washington Court una conferencia con diferentes representantes de la entidad para «protestar por la radical expansión de las políticas anti-vida del gobierno del Presidente Barack Obama».

El director de coordinación Internacional de VHI, Joseph Meaney, indicó que «debido a la agresiva promoción del aborto y el control demográfico que se ha convertido en política oficial por parte del gobierno de Barack Obama», la tradicional Marcha por la Vida «se ha convertido ahora en la Marcha Mundial por la Vida».
De igual manera, Ligaya Acosta, coordinadora regional de HLI para el Asia y Oceanía subrayó que «ahora se trata del primer aniversario de la decisión que tomó el Presidente Obama de permitir que el dinero de los contribuyentes sea utilizado para financiar la promoción del aborto y otros ataques contra la vida en Las Filipinas, África, China y en todo el mundo».

El Senado de EEUU da un nuevo paso adelante para aprobar la reforma sanitaria abortista

diciembre 21, 2009

El Senado de EEUU dio hoy un nuevo paso adelante para aprobar el proyecto de ley de reforma sanitaria, al aprobar por 60 votos una moción de procedimiento que abre la vía para la votación definitiva el próximo miércoles.
El resultado de la votación fue de 60 a favor y 40 en contra, en una consulta comenzada a la 01.00 horas locales (06.00 GMT).
Al lograr una mayoría de 60 votos en la Cámara Alta, de un centenar de escaños, los demócratas evitan que la oposición republicana pueda bloquear el proceso hacia la aprobación.
Aún serán necesarias otras dos votaciones de procedimiento antes de que el Senado se pronuncie, previsiblemente el miércoles a las 19.00 horas locales (01.00 GMT del jueves), acerca de si aprueba el proyecto de ley, pero el resultado de hoy anticipa el «sí» en esa ronda.
Hasta el pasado sábado no estuvo claro si los demócratas podrían contar con los 60 votos, pues aunque sobre el papel su grupo en el Senado tiene esa cifra -58 legisladores demócratas y dos independientes que votan con ellos- uno de sus senadores, Ben Nelson, de Nebraska, había expresado sus dudas al considerar que la medida debía imponer más restricciones al aborto.
Finalmente, tras largas sesiones negociadoras, Nelson anunció el sábado que apoyaría la medida, tras lograr fondos adicionales para su estado y que el proyecto de ley especificara que no podrán usarse fondos federales para costear abortos.
La Casa Blanca, donde el presidente Barack Obama ha hecho de la reforma sanitaria su principal prioridad legislativa, lanzó este domingo un llamamiento a los senadores para que aprueben el proyecto de ley.
En declaraciones a la cadena de televisión NBC, el principal asesor político de la Casa Blanca, David Axelrod, declaró que la medida, tal y como está, representa un compromiso y como tal no es perfecta, pero sí representa un gran paso adelante y podrá mejorarse en el futuro.
«Está a años luz de como estábamos hasta ahora», declaró Axelrod, que indicó aunque la medida «no es perfecta pero con el tiempo podrá mejorarse».
En un sentido similar se pronunció el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, en un artículo de opinión que publica hoy en el diario «The New York Times».
A juicio de Biden, la propuesta «no es perfecta pero no es sólo una medida buena, es muy buena».
La versión definitiva de la medida que proponen los demócratas para dar cobertura médica a cerca de treinta millones de personas que carecen de ella en EEUU ha eliminado la creación de una opción pública, un seguro sanitario público que compitiera con el sector privado.
En su lugar, se permitirá a las aseguradoras privadas que puedan ofrecer planes de cobertura en todo el país, en lugar de estar sometidos a las regulaciones de cada estado diferente.
Una de las grandes innovaciones de la medida es la prohibición a las aseguradoras de rechazar dar cobertura a quienes padezcan ya enfermedades.
Esa prohibición tendría efecto inmediato para los niños, y se extendería a toda la población para 2014.
El proyecto de ley, cuyos beneficios excluyen a los inmigrantes ilegales, también impone más límites a los beneficios de estas compañías.
La medida ha recibido duras críticas de la oposición republicana, que considera la iniciativa «un desastre histórico», en boca de su líder en el Senado, Mitch McConnell.
Una vez que el Senado apruebe su versión de la reforma sanitaria tendrá que armonizarla con la versión que ya aprobó el mes pasado la Cámara de Representantes -algo que se espera que ocurra con relativa rapidez-, antes de poder enviar el proyecto de ley definitivo a la Casa Blanca para su promulgación.

El senado de los Estados Unidos rechaza una enmienda para impedir la financiación pública del aborto

diciembre 9, 2009

El Senado de EEUU ha rechazado este martes una enmienda para restringir aún más la financiación del aborto, en el marco del noveno día de debate sobre la reforma del sistema sanitario. La enmienda, rechazada en una votación 54-45, hubiese negado el uso de fondos públicos para la compra de un seguro de salud que cubra los servicios de aborto. También hubiese permitido que los administradores de un eventual plan público negasen la cobertura de esos servicios. La financiación del aborto es uno de los asuntos que más divisiones ha generado en el debate sobre la reforma de salud en el Senado, que pretende ampliar la cobertura médica a 31 millones de personas que carecen de un seguro, y reducir los costos de salud en EEUU.
La enmienda fue presentada por el senador demócrata Ben Nelson, y el republicano Orrin Hatch. La mayoría de los republicanos, y algunos demócratas, entre ellos Nelson, se oponen a la reforma de salud en su versión actual en el Senado, y han dicho que votarán en contra si los demócratas insisten en la «opción pública» y en la financiación del aborto en ciertas circunstancias.
La «opción pública» permitiría que el Gobierno compita con las aseguradoras privadas. La versión actual del proyecto de ley de reforma ante el Senado se apega a la ley federal en vigor, que prohíbe la financiación pública del aborto salvo en casos de incesto, violación, o cuando corre peligro la vida de la madre.
Los detractores de la reforma aseguran que la «opción pública» es otra costosa injerencia del Gobierno, y además exigen más restricciones a la financiación del aborto. Así, el rechazo de la enmienda enfrentó a grupos a favor y en contra del aborto.
El Consejo de Investigación sobre la Familia (Family Research Council), de corte conservador, criticó el rechazo de la enmienda y prometió continuar su campaña de movilización nacional en contra del aborto. Su meta es que la versión definitiva que salga del Senado incluya mayores restricciones sobre el uso de fondos públicos para el aborto.
Retrasos en la aprobación de la reforma
Pero Nancy Northup, presidenta del Centro para los Derechos Reproductivos dijo que la enmienda en cuestión hubiese minado seriamente la salud de las mujeres porque, para efectos prácticos, se trataba de una prohibición total a la cobertura del aborto para millones de mujeres en EEUU.
Northup consideró inaceptable que los líderes del Congreso permitan que se utilice el debate de la reforma de salud como pretexto para impulsar una política más dura contra el aborto.
El rechazo de la enmienda, sin embargo, pone en peligro los esfuerzos de la jerarquía demócrata del Senado de lograr la aprobación de la reforma de salud antes de fin de año.
Los demócratas no tienen los 60 votos necesarios, del total de 100, para bloquear cualquier táctica dilatoria de los detractores de la reforma. La versión que salga del Senado tendrá que ser armonizada con la que aprobó la Cámara de Representantes por estrecho margen el pasado 7 de noviembre.

Diario vaticano recuerda a Obama que EEUU es cada vez más pro-vida

diciembre 1, 2009

L’Osservatore Romano (LOR) publica un artículo en el que recuerda al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que son cada vez más quienes se oponen al aborto en ese país. Como muestra de eso ya son más de 107 mil las adhesiones a la «Declaración de Manhattan», un texto redactado por diversos líderes cristianos en defensa de la vida, el matrimonio y la familia, y la libertad religiosa.
Para LOR, «el peso político, además del espiritual, de la Declaración de Manhattan, resulta así evidente» cuando en Estados Unidos «la administración Obama está viviendo en estas semanas un momento crucial, en el que el presidente juega mucho de su credibilidad respecto a las promesas hechas en el curso de la campaña electoral y en consideración a los resultados no tan halagadores que se registran en las encuestas en mérito a la popularidad del inquilino de la Casa Blanca».
Seguidamente el artículo explica que en estos días «los reflectores apuntan a la reforma sanitaria» que actualmente se debate en el Senado, con un texto «sensiblemente distinto al aprobado solo unas semanas atrás en la Cámara de representantes» que había establecido no usar fondos públicos para financiar abortos y respetar el derecho a la objeción de conciencia, con la llamada enmienda Stupak, que había sido saludada por los Obispos de Estados Unidos.
Ahora, indica el texto de LOR, «el lenguaje del proyecto presentado en el Senado es diferente, menos imperativo que el aprobado en la cámara, y la circunstancia no puede ser considerada casual».
«Ha sido de hecho el mismo Obama, en una reciente entrevista, quien afirmó que la enmienda Stupak introdujo en el proyecto de reforma sanitaria palabras no equilibradas respecto a la necesidad de contemplar el respeto de las diversas sensibilidades religiosas y de los ‘derechos de las mujeres’», que en el lenguaje feminista suele incluir al aborto.
Así, continúa LOR, Obama se mueve entre dos posiciones contrarias: los que le exigen cumplir su promesa electoral de «no destinar fondos federales al aborto y que se respetará el derecho a la objeción de conciencia» junto a «los influyentes grupos pro-choice (abortistas) que piden una ulterior liberación de las prácticas abortivas».
Tras comentar luego que la Declaración de Manhattan defiende con claridad la vida y se opone al aborto, LOR señala que «las encuestas efectuadas en los últimos meses confirman que los pro-vida siguen aumentado y han superado ya al número de estadounidenses que consideran que el aborto debe ser permitido en un rango más amplio de circunstancias en el curso de un embarazo».
Seguidamente el texto recuerda que la mencionada declaración «explica el cambio de la opinión pública estadounidense pues se lee: ‘no nos dejaremos intimidar o reducir al silencio y la aquiescencia o a la violación de nuestras conciencias por ningún poder terreno, ya sea cultural o político, sin tener en cuentas las consecuencias que podrían recaer sobre nosotros».
Entre los firmantes de esta declaración, concluye LOR, están «Jonah Paffhausen, primado de la iglesia ortodoxa en America, y Robert Duncan, primado anglicano de Norte América; así como el reverendo William Owens, presidente de la Coalición de Pastores Afroamericanos. Firmas como éstas podrían hacer que los expertos electorales del staff de Obama vuelvan a echar mano de la calculadora».

Médico especialista en abortos tardíos admite en TV que está matando

noviembre 9, 2009

«¿Estoy matando? Sí, lo sé», afirmó con frialdad Curtis Boyd, un famoso médico abortista de Texas frente a las cámaras de televisión de un canal local. Boyd es especialista en abortos tardíos hasta los seis meses de gestación y se dedica al negocio del aborto desde hace 36 años, cuando inauguró la primera clínica abortista de Texas.
En un reportaje del canal WFAA-TV de Dallas a propósito de la apertura de su nueva clínica abortista, Boyd conmocionó a los televidentes cuando admitió que está matando cada vez que practica un aborto, pero lejos de mostrar algún reparo, justificó su «trabajo» alegando que piensa en los problemas de quienes buscan abortar.
Boyd, que fue ordenado ministro de la secta baptista y ahora profesa el unitarismo, causó asombro al agregar que reza con frecuencia pidiendo que «el espíritu de cada embarazo» que interrumpe con el aborto «vuelva a Dios con amor y comprensión».
La apertura de su nueva clínica para abortos tardíos tiene muchos detractores, entre ellos los miembros del Catholic Pro-Life Committee que realizan vigilias en las afueras del centro para tratar de salvar vidas que solo esperan nacer.
Boyd declaró en televisión que los abortos más difíciles son los que practica a niñas embarazadas y asegura haber «eliminado» el bebé a niñas de nueve años de edad.

Mayoría de estadounidenses no quiere aborto en reforma de salud.

octubre 8, 2009

Un nuevo estudio realizado a nivel nacional demuestra que la gran mayoría de ciudadanos de Estados Unidos, un 67 por ciento, está a favor de la reforma de salud pero se opone a que ésta, como la impulsa la administración Obama, incluya el aborto pagado con fondos federales. Un porcentaje similar apoya además el derecho a la objeción de conciencia.
El estudio realizado por International Communications Research (ICR) en septiembre de este año muestra además que un 68 por ciento de los encuestados tampoco desea que su póliza de seguro incluya el aborto, mientras que solo un 24 por ciento sí lo aceptaría.
Estos números, explica la Directora Asistente de Comunicaciones de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Deirdre Mc Quade confirman que «con cada semana todo se hace más claro: el público estadounidense en general no quiere pagar la cobertura del aborto y no quiere que la reforma de salud sea usada para promover el aborto».
El aborto, explicó, «no es un servicio de salud. Los obispos de Estados Unidos están trabajando duro para asegurar que la reforma de salud sirva a los más vulnerables entre nosotros: especialmente los pobres, los inmigrantes y los no nacidos».
Más información (en inglés) http://www.usccb.org/healthcare