Posts Tagged ‘El Salvador’

La ONU contra El Salvador y Honduras por defender la Vida.

noviembre 4, 2010

Tener una legislación en la que la vida humana es defendida en toda circunstancia parece que se ha convertido en motivo para que la ONU, y sus organizaciones de “derechos humanos” emprendan una campaña de descrçedito contra el país que se atreva a tal cosa.
Es el caso de Honduras, donde el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, equipara como violaciones de los derechos humanos los abusos de poder de la fuerza pública o las ejecuciones de niños de la calle, con la ley que proteje la vida de los concebidos.

También El Salvador ha sido víctima de estos ataques. Dos líderes pro-vida deploraron las recientes presiones del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra El Salvador para que se introduzcan reformas legales a favor del aborto.
La presidente de la Fundación Sí a la Vida, Regina Cardenal, recordó a ACI Prensa que las presiones no son una novedad y no extraña que la ONU y otros organismos internacionales quieran cambiar las leyes del país para dar luz verde al negocio del aborto.
El Comité difundió un texto en el que exige a El Salvador “tomar medidas para impedir que las mujeres que acuden a los hospitales públicos sean denunciadas por el personal médico o administrativo por el delito de aborto”.
Cardenal recordó que “hace algunos años en el New York Times aparecieron una serie de mentiras sobre las leyes” salvadoreñas y se dijo que incluso había mujeres presas por abortar.
“Decían que había mujeres que tenían una condena de 30 años. Sin embargo revisamos y no había ni una sola condenada. Ellos trabajan con mentiras porque el aborto es un negocio, por tanto las presiones no van acabar”, agregó.
Cardenal también cuestionó la conducta de la directora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, Julia Evelyn Martínez, quien se comprometió “con los organismos internacionales a revisar las leyes que protegen al no nacido”
“El Presidente de la República, Mauricio Funes la desautorizó porque en ningún momento él pretendía cambiar algo de la legislación”, agregó Cardenal en alusión al documento llamado “Consenso de Brasilia” que firmó Martínez.
A los abortistas les costaría mucho cambiar la actual legislación salvadoreña “porque para hacerlo se tendría que cambiar la Constitución, algo a estas alturas muy complicado”, agregó en alusión al artículo primero de la Carta Magna reconoce a toda persona humana desde el instante de la concepción.
Por su parte y también en declaraciones a ACI Prensa, la abogada y líder pro-vida Georgina Rivas lamentó que los organismos que nacieron para proteger a la humanidad ahora se manifiesten en su contra. “Si no se protege la vida del ser humano con el cuidado que corresponde, ¿cómo podemos decir que estamos protegiendo cualquier manifestación de la misma vida?”. “Evidencia de este error tan profundo es que se promueva dar libertad a la mujer para lastimar: su cuerpo, su psique, su espíritu y la de su más valioso don, esa vida que lleva en su vientre”, explicó.

Anuncios

Nuevo ataque abortista de la ONU a un país que defiende la Vida: El Salvador.

octubre 15, 2010

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que monitorea el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, calificó de “inaceptable”, la penalización absoluta del aborto en El Salvador, en la sesión realizada en Ginebra, Suiza.
El informe fue presentado en la centésima sesión del Comité, el cual está conformado por 18 especialistas, quienes pretenden imponer a EWl Salvador el aborto “en beneficio de los derechos de las mujeres”.
El informe fue presentado a la ONU por los grupos promuerte Agrupación Ciudadana por La Despenalización del Aborto Terapéutico, IPAS, MADRES y Woman’s Link World Wide.
El documento establece que en el país no hay excepciones sobre la defensa de la vida del niño por nacer, ni siquiera con mujeres que tienen complicaciones con su embarazo, mujeres o niñas víctimas de violación o incesto, por lo que al practicarse un aborto son condenadas por homicidio agravado con penas hasta de 30 años de cárcel. Esta manera de defender la vida humana, valiente y garantista, ha provocado la ira de los abortistas, quienes tratan por todos los medios de desacreditar a la nación provida con las mentiras habituales:
“La penalización absoluta del aborto viola los derechos a la vida, salud, integridad, equidad, privacidad y presunción de inocencia. Los Comités de vigilancia de los tratados internacionales han señalado que, una legislación restrictiva en materia de aborto viola los derechos humanos de la mujer y como Estado parte, El Salvador debería modificar su regulación”, reza un párrafo de la declaración que se presentó ante el Comité de los Derechos Humanos.
El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, CLADEM, también presentó otro informe sobre el tema
Según denuncian estas organizaciones el Estado Salvadoreño no ha realizado ninguna investigación o divulgado alguna información sobre el número de abortos anuales que se realizan en el país, ni sus condiciones, a pesar de las recomendaciones emitidas por el Comité de Derechos Humanos y otros como el Comité CEDAW.
“Tampoco ha emitido datos sobre el impacto de esta penalización en mujeres y niñas, como por ejemplo, el suicidio resultado de un embarazo no deseado o cifras de mortalidad materna”, expone la declaratoria.
El informe expone que, antes de 1997 El Salvador, como la mayoría de países en el mundo, contemplaba excepciones en la penalización del aborto específicamente en casos en los que estaba en riesgo la vida o la salud de la mujer, “así como situaciones de violación, incesto o inviabilidad del feto”.
Sin embargo, en ese año, “el cambio en la legislación penal restringió cualquier posibilidad de acceso a un aborto legal y dio origen a una reforma constitucional que estableció la protección del ser humano desde la concepción. Junto con éstas reformas, se generó toda una práctica de persecución estatal dirigida por el Ministerio de Justicia para judicializar mujeres con abortos inducidos o espontáneos”.
La imposición del aborto avanza con el apoyo de los organismos internacionales. Los países que se oponen a él son sistemáticamente atacados con las mismas mentiras por organizaciones multimillonarias y en muchos casos subvencionadas por los propios comités de la ONU que deciden sobre sus denuncias.

El Salvador da un rotundo “No” al aborto

septiembre 10, 2010

Los salvadoreños tienen bien clara su posición respecto al aborto. La reciente encuesta realizada para El Diario de Hoy por JBS Opinión Pública revela que una abrumadora mayoría de los ciudadanos entrevistados están convencidos de que el país debe conservar la norma constitucional que asegura la defensa de la vida desde el momento de la concepción.

¿Está usted de acuerdo con que se modifique la Constitución de la República y se permita el aborto?, fue la pregunta hecha a los salvadoreños. El 93% de ellos respondió no estar de acuerdo con que se permita el aborto y sólo un 7% dijo que sí estaba de acuerdo.

La reacción ciudadana surge luego de que el Gobierno, a través del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu) respaldara sin reservas el Consenso de Brasilia, un documento emitido a mediados de julio por la XI Reunión Regional de la Mujer Latinoamericana y del Caribe, promovido por las Naciones Unidas y el Gobierno de Brasil, mediante el cual los países adoptantes aceptan, entre otras cosas, revisar las legislaciones que castigan el aborto.

De igual forma se comprometen a “garantizar” que en los países que las leyes lo permitan se haga de manera segura.

El presidente Mauricio Funes dijo la semana pasada que el país modificaría su posición sobre el tema frente al foro regional, la Comisión Económica para América Latina (Cepal). En pocas palabras, se aseguraría de que El Salvador ponía reserva al literal f) del punto 6, que plantea la revisión de las leyes punibles sobre el tema.

Aunque un grupo de feministas respaldó al Isdemu frente al Consenso de Brasilia, los encuestados por JBS no lo apoyan.

Una tercera parte de ellos basó su desacuerdo en que “todos tenemos derecho a la vida” y un 20% da una explicación más espiritual, al decir que “es algo que sólo Dios puede decidir”; un no menos significativo 18.2% considera el aborto como un asesinato de “un ser indefenso”, mientras que un 12.1% lo tipifica como un crimen.

Otras razones que dan, aunque en menor porcentaje, es que abortar es “un acto inhumano”, “es inconstitucional”, “no es una buena solución”, mientras que algunos recordaron que existen métodos anticonceptivos y que es necesario concienciarse sobre su uso.

Sin importar la edad ni el género, los encuestados, mayoritariamente, rechazaron la idea. Los niveles de ingreso tampoco marcaron diferencias a la hora de decir “no” a la interrogante. Quienes ganan menos de $300 hasta los que reciben un salario mayor a los $1.000, consideraron que no se debe modificar la Constitución para permitir el aborto.

La legislación salvadoreña ya prohibe el aborto. En la Constitución de la República, en el Artículo 1, dice que el Estado reconoce la vida humana desde el momento de la concepción. En el Código Penal, en el artículo 133, se sanciona con cárcel a quienes lo cometan o lo induzcan.

desaprueban medidas del Isdemu

Los ciudadanos vieron con buenos ojos la decisión del Presidente Funes de corregirle la plana a la titular del Isdemu tanto en el tema del aborto como en la eliminación de las cachiporristas de los desfiles.

El 76% de los consultados dijo respaldar a Funes, quien la semana pasada desautorizó la decisión de la directora del Isdemu, Julia Evelyn Martínez, de avalar el Consenso de Brasilia, porque según dijo el mandatario, es ir en contra de la Constitución y en sus planes de Gobierno no están incluidas políticas encaminadas a ese punto.

El 32.7% de los que rechazan las medidas del Isdemu, argumentó que la titular de esa institución “está mal de la cabeza” al emprender tales proyectos, aun cuando la funcionaria ha sustentado que lo que busca con ellos es eliminar, en el caso de las cachiporristas, las “prácticas sexistas”, así como proteger la integridad de las adolescentes porque están expuestas a potenciales bandas de explotadores sexuales.

Un 14.8% considera que la directora del Isdemu “está tomando malas decisiones” al hacer ese tipo de acciones. En el caso del aborto, otro segmento (11.2%) dijo que promoverlo es violatorio del derecho a la vida, un 4.2% expresó que eso es “un pecado”.

Pero entre estos encuestados resalta un 9.6% que sugiere a la funcionaria que “busque algo constructivo” que hacer; otro 8%, por su parte, ve en este tipo de propuestas una buena intención de Martínez de proteger a las mujeres, pero también ve que “se contradice”.

Aunque en un porcentaje menor, hay otros salvadoreños entrevistados que son más exigentes, al decir que “la saquen del Isdemu, que pongan a una persona adecuada”, o que califican de “una estupidez lo que está pidiendo”.

La Iglesia salvadoreña reacciona contra la imposición del protocolo feminista “contra la discriminación de las mujeres”

mayo 10, 2010

José Luis Escobar Alas, arzobispo el San Salvador

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, indicó ayer en rueda de prensa que el 6 de mayo enviaron cartas al presidente salvadoreño, Mauricio Funes, a su esposa, Vanda Pignato y a cada uno de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa respecto a este instrumento de la ONU.
“Por supuesto que estamos muy de acuerdo e interesados en que desaparezca del mundo entero cualquier forma de discriminación contra la mujer; sin embargo, la ratificación del protocolo podría traer como consecuencia gravísima atentados contra la misma existencia y dignidad de la mujer”, consideró el prelado.
En las misivas, explicó el purpurado, “nuevamente reiteramos la preocupación y nuestra petición para que dicho protocolo facultativo no sea ratificado por la Asamblea”.
La Conferencia Episcopal de El Salvador envió cartas similares en septiembre de 2001 y en julio de 2003.
La Iglesia salvadoreña dijo que ratificar el protocolo de la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por su sigla en inglés), aprobado por la Asamblea General de la ONU en 1999, “conlleva reconocer competencias a un organismo supranacional”, en referencia a un comité que vigila su aplicación. Escobar Alas dijo que este comité “ha intervenido” en otras naciones “con sesgo ideológico, con planteamientos que desbaratan los principios básicos que sustentan la familia y la sociedad”.
Explicó que en el marco de la convención se “considera la maternidad como un estereotipo que hay que erradicar, recomienda dejar de celebrar el Día de la Madre”. Además, “bajo el lema de derechos reproductivos ha impulsado la legislación del aborto y ha reprendido a países que lo penalizan (…) recomienda reconceptualizar el lesbianismo”.
El jefe de comunicaciones de la Asamblea Legislativa, Guillermo Valencia, informó que actualmente no existen debates al interior de este órgano para ratificar el protocolo, que se mantiene pendiente de análisis en la Comisión de la Familia. Además, confirmó que a principios de este año los diputados del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) buscaron apoyo con otras facciones para tratar de ratificarlo, aunque la iniciativa no prosperó.